LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

04/03/2024. 05:38:45

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Blog Revista Aranzadi Doctrinal

El desconocimiento de la empresa de la condición de TRADE

Roberto Alonso Gómez
Área Laboral. Departamento de Contenidos

STSJ de Galicia, núm. 5411/2015 de 8 de octubre 2015 (AS 2015, 1977) Trabajador autónomo económicamente dependiente, Contrato de transporte, Transportista autónomo con vehículo propio

Son habituales las controversias para dictaminar el encuadramiento de un trabajador en la condición de trabajador autónomo, de trabajador económicamente dependiente o como un falso TRADE. ¿Qué ocurre cuando concurren las circunstancias de ser TRADE pero no se ha formalizado el correspondiente contrato?¿tendría derecho a la indemnización por extinción contractual prevista en el artículo 15 de la Ley 20/2007, del Estatuto del Trabajador Autónomo?

Sobre una carretera están cinco neumáticos
  • Supuesto de hecho

    Un transportista dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos trabajaba para una empresa de la que facturaba más del 75% de sus ingresos. El trabajador reunía las condiciones establecidas en el apartado 2 del artículo 10 de la Ley del Estatuto del Trabajador Autónomo necesarias para ser considerado un trabajador económicamente dependiente, pues no tenía trabajadores a su cargo y el vehículo era de su propiedad, pero nunca llegó a formalizar el contrato laboral exigido por el artículo 12 del Estatuto. Once años después de su relación cliente-TRADE, la empresa le comunica verbalmente que prescinden de sus servicios.

  • Criterio o ratio decidendi

    No resulta discutible que el supuesto TRADE cumplía con los requisitos previstos en el párrafo 2 del artículo 10 de la LETA para celebrar un contrato de trabajador económicamente dependiente con su cliente, ya que no tenía trabajadores a su cargo, ni tenía subcontratada parte de la actividad y disponía de su propia infraestructura para el ejercicio de la actividad de transporte, con criterios organizativos propios, y a cambio de una contraprestación económica, pero el trabajador no había formalizado por escrito el contrato con el cliente.

    Recuerda el tribunal el consolidado criterio fundamentado en el Libro IV de las obligaciones y contratos del Código civil, que la forma escrita de los contratos no se requiere ad solemnitatem, sino tan solo ad probationem, por lo que, en el caso de que no se formalice o la ley no requiera la forma escrita ad solemnitatem no significa que condicione la validez del contrato. La clave radica en desvelar si la empresa tenía o no conocimiento, o le fue comunicado en algún momento, la condición de TRADE del trabajador. Por tanto, el conocimiento de las partes es un elemento constitutivo del contrato, de no ser así, el contrato sería nulo por vicio del consentimiento al ignorar la naturaleza del contrato (art. 1266 CC).

    Recuerda el tribunal el consolidado criterio fundamentado en el Libro IV de las obligaciones y contratos del Código civil, que la forma escrita de los contratos no se requiere ad solemnitatem, sino tan solo ad probationem, por lo que, en el caso de que no se formalice o la ley no requiera la forma escrita ad solemnitatem no significa que condicione la validez del contrato. La clave radica en desvelar si la empresa tenía o no conocimiento, o le fue comunicado en algún momento, la condición de TRADE del trabajador. Por tanto, el conocimiento de las partes es un elemento constitutivo del contrato, de no ser así, el contrato sería nulo por vicio del consentimiento al ignorar la naturaleza del contrato (art. 1266 CC).

  • Documentos relacionados

    • Estatuto del Trabajo Autónomo. Ley 20/2007, de 11 de julio (RCL20071354)
    • Código Civil, art. 1256 y 1266, (LEG188927)
    • STS de 6 octubre 2011. (RJ20117355)
    • STS de 27 noviembre 2012. (RJ2013363)
    • STS de 11 julio 2011. (RJ20116391)

¿Quiere leer otros post de ?

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.

Blog

Blog RAD

Te recomiendo

«Yo sólo sé que no sé nada», dijo Sócrates.

Cada vez me ronda más esta idea. ¿No nos  ocurre que cuanto más estudiamos y más al día intentamos estar, mayor es la inseguridad sobre nuestros  propios conocimientos jurídicos?

La relación es directamente proporcional, cuando lo lógico es que fuera inversa.

En un intento de mitigar esta desazón, surge el blog Revista Aranzadi Doctrinal. De manera concisa, divertida y con gran rigor jurídico, casi diariamente ofreceremos pequeñas dosis de la más relevante y novedosa doctrina de los distintos tribunales  de los diversos órdenes jurisdiccionales. Se enriquece  con información sobre su grado de seguimiento en la propia plaza o en otras sedes.

Este blog es hijo de la revista mensual de la que toma su nombre: Revista Aranzadi Doctrinal.

La ágil pluma de nuestra decena de colaboradores, donde conviven experimentados analistas de jurisprudencia,  abogados en ejercicio, magistrados y en definitiva, profesionales del derecho en sus más diversas vertientes, habrá cumplido su objetivo si logramos que queden grabadas en la retina y en la mente ideas claves y claras sobre la tendencia de la práctica judicial.

Por supuesto, será muy bienvenida toda colaboración u opinión. Pretendemos ser un foro de comunicación y sano debate jurídico.

El equipo del Blog Revista Aranzadi Doctrinal está compuesto por:

  • Raquel Jiménez (coordinación)
  • Yolanda Ansó Munárriz
  • Carlos Polite Fanjul
  • Juan Iribarren Oscáriz
  • Germán Elizalde Redín
  • Carlos González González
  • Asun Sola Pascual
  • Vanessa Ferrer Silva
  • Inmaculada César Sarasola
  • Pilar Ollo Luri
  • Patricia E. Durá Purroy
  • Isabel Burusco Elizondo
  • Emilia Zozaya Miguéliz