LegalToday

Por y para abogados

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

15/07/2020. 05:07:41

LegalToday

Por y para abogados

Blog Revista Aranzadi Doctrinal

El TJUE confirma la responsabilidad de un vendedor al por menor de carne de ave contaminada con salmonella

María Cruz Urcelay Lecue
Licenciada en Derecho

Sentencia del TJUE de 13 de noviembre de 2014 (Sala Cuarta) (PROV2014, 271531) Política de protección del consumidor, Consumidores y usuarios, Derecho alimentario. Estados miembros.

Se plantearon al TJUE varias cuestiones prejudiciales por el Tribunal nacional, ya que tuvo dudas sobre el alcance de la responsabilidad de los explotadores de empresas alimentarias que únicamente ejercen actividades en la fase de distribución.

Bandera de la UE y monedas de euros
  • Supuesto de hecho

    El 29 de marzo de 2012, un órgano de la inspección alimentaria, tomó una muestra de pechuga de pavo fresca al vacío, en el marco de un control de empresa efectuado en una sucursal de MPREIS (sociedad dedicada al comercio minorista de alimentos) producida y envasada por una tercera empresa, MPREIS tan sólo intervino en la fase de distribución. La referida muestra fue objeto de un análisis microbiológico, cuyo resultado fue que la carne estaba contaminada por Salmonella. La Sra. Reindl, gerente de dicha sucursal, era responsable del cumplimiento, de todas las normas que le resultaran aplicables en materia alimentaria. Se inició un procedimiento sancionador contra ella y fue condenada y sancionada con una multa por incumplir la Ley federal austriaca sobre la protección de los consumidores, y los límites relativos a la Salmonella Typhimurium establecidos en el anexo I, capítulo 1, entrada 1.28, del Reglamento (CE) Núm. 2073/2005 relativo a los criterios microbiológicos aplicables a los productos alimenticios.

  • Criterio o «ratio decidendi»

    El TJUE constata, por un lado, que el Reglamento citado prevé expresamente que el criterio microbiológico aplicable a la carne fresca de aves de corral se aplica a los «productos comercializados durante su período de conservación» es decir puestos a la venta a título oneroso o gratuito y cualquier otra forma de transferencia de ese producto durante toda su «vida útil», es decir el período anterior a la fecha de duración mínima o a la fecha de caducidad. Por lo tanto, es aplicable en todas las fases de la distribución, incluida la fase de venta al por menor. Por otro lado, respecto a la segunda cuestión, el TJUE señala que es el Reglamento (CE) Núm. 178/2002 el que establece que los explotadores de empresas alimentarias se asegurarán, en todas las etapas de la producción, la transformación y la distribución que tienen lugar en las empresas bajo su control, de que los alimentos cumplen los requisitos de la legislación alimentaria pertinentes a los efectos de sus actividades y serán los Estados miembros los que regularán las medidas y las sanciones aplicables a las infracciones de la legislación alimentaria. Por tanto, es conforme a dicha disposición una normativa nacional que sanciona a un operador de empresa alimentaria que interviene únicamente en la fase de comercialización al por menor, siempre que respete el principio de proporcionalidad.

  • Documentos relacionados

      Aplica norma:
    • Reglamento (CE) Núm. 2160/2003 (LCEur 2003, 4120): Anexo II, parte E, apartado 1, versión modificada por el Reglamento (UE) Núm. 1086/2011 (LCEur 2011, 1744).
    • Reglamento (CE) Núm. 2073/2005 (LCEur 2005, 2952): Anexo I, capítulo 1, entrada 1.28, versión modificada por el Reglamento (UE) Núm. 1086/2011 (LCEur 2011, 1744).
    • Reglamento (CE) no 178/2002 (LCEur 2002, 153)
      Confronta en el mismo sentido:
    • Sentencia Lidl Italia (TJCE 2006, 340) APD 58.
    • Sentencia Berlusconi y otros (TJCE 2005, 122) APD 65.
    • Sentencia Urbán (TJCE 2012, 17) APD 24.
    • Sentencia Equoland (TJCE 2014, 275) APD 35

    ¿Quiere leer otros post de ?

Blog

Blog RAD

Te recomiendo

«Yo sólo sé que no sé nada», dijo Sócrates.

Cada vez me ronda más esta idea. ¿No nos  ocurre que cuanto más estudiamos y más al día intentamos estar, mayor es la inseguridad sobre nuestros  propios conocimientos jurídicos?

La relación es directamente proporcional, cuando lo lógico es que fuera inversa.

En un intento de mitigar esta desazón, surge el blog Revista Aranzadi Doctrinal. De manera concisa, divertida y con gran rigor jurídico, casi diariamente ofreceremos pequeñas dosis de la más relevante y novedosa doctrina de los distintos tribunales  de los diversos órdenes jurisdiccionales. Se enriquece  con información sobre su grado de seguimiento en la propia plaza o en otras sedes.

Este blog es hijo de la revista mensual de la que toma su nombre: Revista Aranzadi Doctrinal.

La ágil pluma de nuestra decena de colaboradores, donde conviven experimentados analistas de jurisprudencia,  abogados en ejercicio, magistrados y en definitiva, profesionales del derecho en sus más diversas vertientes, habrá cumplido su objetivo si logramos que queden grabadas en la retina y en la mente ideas claves y claras sobre la tendencia de la práctica judicial.

Por supuesto, será muy bienvenida toda colaboración u opinión. Pretendemos ser un foro de comunicación y sano debate jurídico.

El equipo del Blog Revista Aranzadi Doctrinal está compuesto por: