LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

20/05/2024. 23:17:11

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

BLOG DE REVISTA ARANZADI DOCTRINAL

La piscina de la discordia

Irune Agorreta Martínez. Editora

STS 590/2020, de 11 noviembre (JUR 2020, 334900)

En una comunidad de propietarios, los disidentes están exentos de pagar los gastos de construcción y mantenimiento de la piscina, pero no podrán hacer uso de ella

Voces 

Propiedad Horizontal; Acuerdos; Impugnación; Unanimidad; Junta de propietarios; Piscina; Gastos generales

Supuesto de hecho 

Una comunidad de propietarios, en junta extraordinaria adoptó el acuerdo la construcción de una piscina comunitaria con el voto a favor de los 3/5 de los asistentes, quedando pendiente que el resto de propietarios no presentes en la junta pudieran prestar su conformidad en el plazo de 30 días. Un vecino, a pesar de no estar conforme con la construcción, no manifestó su voto en contra al pensar que, al no haber votado a favor, no tendría que contribuir a los gastos. Sin embargo, posteriormente se adoptó en otra junta el acuerdo de cobrar una cuota mensual de 50 euros a los vecinos que habían votado a favor de la construcción, incluidos aquellos a los que se les había imputado un voto favorable. El vecino mencionado interpuso una demanda de juicio ordinario que se estimó en primera instancia, declarando nulo el acuerdo para la construcción de la piscina y todos los posteriores que derivaban de él.

Contra dicha sentencia, la comunidad demandada interpuso recurso de apelación que la Audiencia Provincial estimó, revocando la sentencia apelada. En esta sentencia, se consideró que el vecino carecía de legitimación activa para impugnar el acuerdo y que la contribución a los gastos de construcción derivaban de la adopción de un acuerdo previo válido. Contra esta sentencia interpuso el vecino recurso de casación que se estima parcialmente por las razones que se exponen a continuación

Criterio o ratio decidendi 

El Alto Tribunal entiende, aplicando la doctrina jurisprudencial precedente, que, aun no mostrando su disconformidad en los treinta días siguientes, el comunero no queda privado de legitimación para impugnar el acuerdo, por lo que se reconoce a la parte disidente dicha legitimación.

En cuanto a la consideración de la piscina como servicio común de interés general, hace alusión a la STS 586/2018, de 18 octubre (RJ 2018, 5862) [RJ\2018\5862] en la que se dice que nada obsta a que la construcción de una piscina, dentro de una comunidad de propietarios, pueda entenderse como un servicio común de interés general, aprobable por mayoría de 3/5.

Sobre la no contribución por parte del disidente a los gastos de construcción, afirma el Alto Tribunal que la no demostración de la discrepancia en el término de 30 días, sólo supone que su voto puede favorecer la mayoría exigible, al computarse como voto a favor, pero nunca supone que haya dejado de ser disidente, por lo que puede disfrutar de la exoneración del pago de dichos gastos.

Por tanto, la acción principal para la impugnación del acuerdo de la comunidad por no aprobarse por unanimidad se desestima y se estima la petición subsidiaria en el sentido de que el vecino disidente no deberá hacer frente a los gastos de construcción ni mantenimiento de la piscina, aunque tampoco podrán hacer uso de ella.

Normativa considerada

Art. 17.3, 17.4 y 17.8 de la Ley de Propiedad Horizontal (RCL 1960, 1042)

Jurisprudencia relacionada 

 STS 586/2018, de 18 octubre (RJ 2018, 5862)

 STS 930/2008, de 16 diciembre (RJ 2009, 395)

¿Quiere leer otros post?

 

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.

Blog

Blog RAD

Te recomiendo

«Yo sólo sé que no sé nada», dijo Sócrates.

Cada vez me ronda más esta idea. ¿No nos  ocurre que cuanto más estudiamos y más al día intentamos estar, mayor es la inseguridad sobre nuestros  propios conocimientos jurídicos?

La relación es directamente proporcional, cuando lo lógico es que fuera inversa.

En un intento de mitigar esta desazón, surge el blog Revista Aranzadi Doctrinal. De manera concisa, divertida y con gran rigor jurídico, casi diariamente ofreceremos pequeñas dosis de la más relevante y novedosa doctrina de los distintos tribunales  de los diversos órdenes jurisdiccionales. Se enriquece  con información sobre su grado de seguimiento en la propia plaza o en otras sedes.

Este blog es hijo de la revista mensual de la que toma su nombre: Revista Aranzadi Doctrinal.

La ágil pluma de nuestra decena de colaboradores, donde conviven experimentados analistas de jurisprudencia,  abogados en ejercicio, magistrados y en definitiva, profesionales del derecho en sus más diversas vertientes, habrá cumplido su objetivo si logramos que queden grabadas en la retina y en la mente ideas claves y claras sobre la tendencia de la práctica judicial.

Por supuesto, será muy bienvenida toda colaboración u opinión. Pretendemos ser un foro de comunicación y sano debate jurídico.

El equipo del Blog Revista Aranzadi Doctrinal está compuesto por:

  • Raquel Jiménez (coordinación)
  • Yolanda Ansó Munárriz
  • Carlos Polite Fanjul
  • Juan Iribarren Oscáriz
  • Germán Elizalde Redín
  • Carlos González González
  • Asun Sola Pascual
  • Vanessa Ferrer Silva
  • Inmaculada César Sarasola
  • Pilar Ollo Luri
  • Patricia E. Durá Purroy
  • Isabel Burusco Elizondo
  • Emilia Zozaya Miguéliz