LegalToday

Por y para abogados

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

01/07/2020. 18:04:57

LegalToday

Por y para abogados

Las «sociedades de inversion» no son clientes profesionales y pueden reclamar la nulidad de compra de acciones del Banco Popular

Corporate Content Thomson Reuters

Contrato compraventa; nulidad; acciones; Banco Popular; cliente profesional y cliente minorista. SJPI núm. 38 de Barcelona, de 11 febrero (JUR 2019, 52481).

La nulidad del contrato de compraventa de acciones del Banco Popular queda acreditada por la existencia de error en el consentimiento al ser la información aportada por la entidad financiera incorrecta y ser este error esencial e inexcusable por la sociedad de inversión demandante, pues no entra legalmente en la condición de cliente “profesional”.

Logo Banco Popular
  • Supuesto de hecho

    Se presenta escrito de demanda de juicio ordinario por la parte actora, una sociedad de inversión, solicitando la nulidad del contrato de adquisición de las acciones y condene a la demandada, Banco Popular, a la restitución del importe de 498.555,28€ aportado por la actora más los intereses legales devengadas desde la fecha de dicha adquisición, con expresa condena de todas las costas causadas en este procedimiento.

    Afirma la demandada que, si la información trasladada por Banco Popular se hubiera ajustado a la realidad, la actora jamás hubiera suscrito los títulos. El consentimiento prestado estuvo viciado por un error excusable y por dolo, pues por mucha diligencia que hubiera empleado, era imposible conocer la realidad, que Banco Popular se encargó de ocultar.

  • Criterio o ratio decidendi

    El Juzgado estudia las dos principales cuestiones a resolver: la primera, si verdaderamente, hubo error en la contratación y, la segunda, si este error podría haber sido evitado por la sociedad demandante por sus conocimientos al ser una sociedad de inversión.

    En cuanto al primer aspecto, con carácter previo, se repasa la jurisprudencia reciente sobre la nulidad de contratos por error en el consentimiento para posteriormente y bajo esas premisas estudiar el caso concreto. Así el Juzgado, una vez revisados los informes periciales, así como otros hechos públicos y notorios sobre esta operación de recapitalización del Banco Popular, estima que la información facilitada en aquel momento por la entidad bancaria resultó incorrecta en lo más esencial, al no reflejar la imagen fiel o económica de la entidad y consiguientemente captar con ello a los distintos accionistas, y debió ser la entidad demandada la que acreditase que esa información en aquel momento era real y ajustada a su tiempo. Prueba de ello es la incoación por parte de la CNMV del expediente sancionador el pasado octubre por este hecho.

    En cuanto a la posible excusabilidad por el perfil y experiencia profesional de la demandante, sociedad de inversión que tiene como objeto social “la dirección y gestión de valores representativos de fondos propios de entidades”, estima el juzgado que no se ha probado su conocimiento del sistema financiero o de los valores económicos e intrínsecos que comportaba la ampliación de capital de Banco Popular en mayo de 2016. Así, según el TRLMV la demandante no entra dentro de la categoría de “inversor cualificado” ni en la de cliente "profesionales", por lo que el error es inexcusable.

    Por todo ello resuelve estimar la demanda de la sociedad de inversión y accede a la petición de devolución por parte del Banco Popular (ahora Banco Santander) de la cantidad de 498.555,28€.

  • Documentos relacionados

    Aplica norma:

    • Art. 27, 28, 35, 203 y 205 del Real Decreto Legislativo 4/2015, de 23 de octubre (RCL 2015, 1659), por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Mercado de Valores.
    • art. 82.3 Real Decreto Legislativo núm. 1/2007 de 16 de noviembre (RCL 2007, 2164). Texto Refundido de la Ley de Consumidores y Usuarios

    Jurisprudencia relacionada:

    • STS, de 20 noviembre 2017 (RJ 2017, 4897)
    • STS, de 12 enero 2015 (RJ 2015, 608)

¿Quiere leer otros post de ?

Blog

Blog RAD

Te recomiendo

«Yo sólo sé que no sé nada», dijo Sócrates.

Cada vez me ronda más esta idea. ¿No nos  ocurre que cuanto más estudiamos y más al día intentamos estar, mayor es la inseguridad sobre nuestros  propios conocimientos jurídicos?

La relación es directamente proporcional, cuando lo lógico es que fuera inversa.

En un intento de mitigar esta desazón, surge el blog Revista Aranzadi Doctrinal. De manera concisa, divertida y con gran rigor jurídico, casi diariamente ofreceremos pequeñas dosis de la más relevante y novedosa doctrina de los distintos tribunales  de los diversos órdenes jurisdiccionales. Se enriquece  con información sobre su grado de seguimiento en la propia plaza o en otras sedes.

Este blog es hijo de la revista mensual de la que toma su nombre: Revista Aranzadi Doctrinal.

La ágil pluma de nuestra decena de colaboradores, donde conviven experimentados analistas de jurisprudencia,  abogados en ejercicio, magistrados y en definitiva, profesionales del derecho en sus más diversas vertientes, habrá cumplido su objetivo si logramos que queden grabadas en la retina y en la mente ideas claves y claras sobre la tendencia de la práctica judicial.

Por supuesto, será muy bienvenida toda colaboración u opinión. Pretendemos ser un foro de comunicación y sano debate jurídico.

El equipo del Blog Revista Aranzadi Doctrinal está compuesto por: