LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

27/05/2024. 14:37:07

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

BLOG DE REVISTA ARANZADI DOCTRINAL

Nulidad del límite de 75 años para el turno de oficio en Madrid 

Ainhoa de Carlos Castillo

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo declara nulo el límite de 75 años establecido por el Colegio Abogados de Abogados de Madrid para pertenecer al turno de oficio porque considera que constituye una discriminación por razón de la edad. 

Voces 

Discriminación por razón de edad, colegios de abogados 

Supuesto de hecho 

El artículo 1.4.d. de las Normas Reguladoras del Turno de Oficio del Ilustre Colegio Abogados de Abogados de Madrid, aprobadas por acuerdo de su Junta de Gobierno de 10 de octubre de 2016, disponía literalmente que no podían pertenecer al turno de oficio: 

<<Los abogados mayores de 75 años, con excepción de los turnos especiales de casación y amparo. Cumplida esa edad se cursará su baja de forma automática, viniendo obligados a finalizar los asuntos designados hasta la fecha, siempre que mantengan su condición de letrados ejercientes>>. 

El límite de edad controvertido se justificaba en la exposición de motivos de las Normas Reguladoras del Turno de Oficio de 2013, que es cuando se estableció por vez primera, y allí se indicaba: 

<<Agradecemos públicamente la encomiable labor de los colegiados más veteranos que desearían seguir ejerciendo su labor en los diferentes turnos por encima de ese límite de edad, pero consideramos razonable establecer esa limitación temporal. Para ellos mantenemos la posibilidad de seguir dedicándose a los recursos de casación y amparo que no necesitan las condiciones que sí requieren, sin embargo, la asistencia a vistas y el desarrollo de las guardias>>. 

Criterio o ratio decidenci 

Los colegios de abogados, corporaciones de derecho público, ejercen una potestad pública delegada en materia de regulación y organización del turno de oficio que les habilita para fijar, entre otros, este límite máximo de edad siempre, claro está, que obedezca a un objetivo legítimo, resulte adecuado y proporcionado atendiendo a las circunstancias. 

Sin embargo, a juicio de la Sala, no concurren los requisitos de razonabilidad y proporcionalidad que deberían justificar tal limitación debido, entre otras, a las siguientes razones: 

  • Establecer límites máximos de edad de carácter general, como ocurre en el presente caso, implica presuponer, de forma automática y sin excepción, la ineptitud laboral, aún parcial para determinadas actuaciones, por el cumplimiento de una determinada edad. 
  • La inexistencia de límite de edad para el ejercicio profesional, fuera de los casos de prestación del turno de oficio, con un contenido de la actividad similar, invalida el razonamiento en el que se basa la medida, dado que no se justifica la diferencia de trato para realizar determinados actos procesales en función de la edad, dependiendo de la modalidad en la que se presta el servicio. 
  • Si lo que se persigue es dotar a los ciudadanos de un servicio de calidad, se contradice la norma, al presuponer en los mayores de 75 años, un mayor rendimiento en términos de «rendimiento forense» 

El Alto Tribunal considera que el Colegio de Madrid no ha justificado las razones que le llevan a establecer ese límite máximo de edad, ni la verdadera finalidad que persigue, que podrá ser legítima, pero que no ha sido evidenciada, por lo que considera discriminatorio ese límite máximo de edad que se establece, con carácter general, para el Turno de oficio cuando tal límite de edad no existe para el ejercicio privado de la profesión.  

Documentos relacionados 

•Normativa considerada 

– Artículos 1, 2 y 6 de la Directiva 2000/78/CE, de 27 de noviembre, de establecimiento de un marco general para la igualdad de trato en el empleo y la ocupación 

•Sentencias relacionadas 

– STJUE de 13 de septiembre (TJCE 2011, 261) 

– STJCE de 16 de octubre de 2007 (TJCE 2007, 272) 

– STSJ Madrid, de 23 de marzo (RJCA 2018, 592) 

– ATS de 3 de diciembre (JUR 2018, 325423) 

– STC 75/1983, de 3 de agosto (RTC 1983, 75) 

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.

Blog

Blog RAD

Te recomiendo

«Yo sólo sé que no sé nada», dijo Sócrates.

Cada vez me ronda más esta idea. ¿No nos  ocurre que cuanto más estudiamos y más al día intentamos estar, mayor es la inseguridad sobre nuestros  propios conocimientos jurídicos?

La relación es directamente proporcional, cuando lo lógico es que fuera inversa.

En un intento de mitigar esta desazón, surge el blog Revista Aranzadi Doctrinal. De manera concisa, divertida y con gran rigor jurídico, casi diariamente ofreceremos pequeñas dosis de la más relevante y novedosa doctrina de los distintos tribunales  de los diversos órdenes jurisdiccionales. Se enriquece  con información sobre su grado de seguimiento en la propia plaza o en otras sedes.

Este blog es hijo de la revista mensual de la que toma su nombre: Revista Aranzadi Doctrinal.

La ágil pluma de nuestra decena de colaboradores, donde conviven experimentados analistas de jurisprudencia,  abogados en ejercicio, magistrados y en definitiva, profesionales del derecho en sus más diversas vertientes, habrá cumplido su objetivo si logramos que queden grabadas en la retina y en la mente ideas claves y claras sobre la tendencia de la práctica judicial.

Por supuesto, será muy bienvenida toda colaboración u opinión. Pretendemos ser un foro de comunicación y sano debate jurídico.

El equipo del Blog Revista Aranzadi Doctrinal está compuesto por:

  • Raquel Jiménez (coordinación)
  • Yolanda Ansó Munárriz
  • Carlos Polite Fanjul
  • Juan Iribarren Oscáriz
  • Germán Elizalde Redín
  • Carlos González González
  • Asun Sola Pascual
  • Vanessa Ferrer Silva
  • Inmaculada César Sarasola
  • Pilar Ollo Luri
  • Patricia E. Durá Purroy
  • Isabel Burusco Elizondo
  • Emilia Zozaya Miguéliz