LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

05/12/2022. 09:14:31

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Cinco principales retos de la Abogada In-House

Diolimar García González. Directora Legal Corporativo Prosegur
Diolimar García González

Ser Abogado es una actividad retadora para quienes nos dedicamos al ejercicio de esta profesión. Los cambios normativos y la competitividad del sector nos empujan a estar en constante formación técnica y a adquirir madurez en muchas habilidades personales.

Desde hace unos años, el rol del Abogado para la empresa ha estado inmerso en un proceso de transformación, adaptándose, cada vez más, a las necesidades intrínsecas de la misma. Hemos pasado del modelo reactivo al modelo preventivo. Antes, la empresa acudía a un Abogado externo cuando afrontaba un conflicto legal, de forma que el papel de éste fuese meramente defensivo, para ganar el pleito o llegar a un mejor acuerdo.

En años recientes, los directivos de las empresas han tomado conciencia sobre la importancia de la función legal, incorporando al profesional Abogado al equipo directivo y, por ende, en la toma de decisiones. En este proceso, el conocimiento de la ley es esencial, pero el dominio de la empresa, de sus procesos y de su negocio medular, es un factor crítico.

A diario, la empresa requiere de asesoramiento en los aspectos legales del negocio para asegurar la legalidad y la responsabilidad jurídica de la misma y de sus administradores, mitigando los riesgos legales. El Abogado in-house conoce a fondo a la empresa, sus fortalezas y debilidades, es un aliado del negocio, asesora desde una perspectiva que contempla todos los escenarios de riesgo, busca alternativas jurídicas en entornos grises para hacer viables nuevos productos y servicios; además, consigue que sus procesos productivos sean más eficientes y apoya la innovación.

Según el último informe publicado por la Association of Corporate Counsel – ACC, el Chief Legal Officer continúa desempeñando un papel importante en la estrategia comercial general y en la toma de decisiones; y participa regularmente en las reuniones del Comité Directivo, Consejo de Administración y Junta de accionistas, brinda información sobre las decisiones comerciales y es buscado por otros líderes comerciales para discutir las áreas operativas y de riesgo.

Este proceso de transformación también ha venido acompañado de la incorporación de mujeres profesionales en Derecho, en donde ellas, como General Counsels o Abogadas in-house, cada vez consiguen más protagonismo. Un estudio de la consultora estadounidense BarkerGilmor revela que el porcentaje de mujeres como General Counsels en las empresas del Fortune 500, viene creciendo significativamente de un 26%, en 2017, a un 34% en 2020. Y me atrevo a decir que esta misma tendencia se está observando en el sector corporativo español, si bien, las Abogadas in-house debemos afrontar estos cinco principales retos:

Creatividad: A menudo se piensa que nosotras, las mujeres, arriesgamos menos y que por tanto proponemos soluciones menos creativas. La Abogada in-house tiene que vencer este estereotipo consiguiendo alternativas jurídicas que hagan viables los nuevos negocios de la empresa.

Liderazgo: La escasa presencia de la mujer en puestos de responsabilidad asocia a los hombres con una capacidad de liderazgo superior. A ellos normalmente les gusta el poder. Las mujeres parecen ser mejores en la comunicación y en las relaciones sociales. Tenemos el atributo de la empatía, lo que fortalece la confianza de nuestro cliente interno para mejorar nuestra capacidad de liderazgo. Además, hay que saber combinar la agenda profesional con la personal y familiar para el liderazgo efectivo de la Abogada in-house.

Conocer y entender la industria: Los hombres sobresalen en los campos técnico y estratégico; por lo tanto, es fundamental que la Abogada in-house conozca las implicaciones de la operativa de la industria y del negocio que asesora para, dar soluciones asertivas, alineadas con la estrategia de la empresa.

Servicio al cliente: Las mujeres debemos aprovechar nuestro sentido más demócrata y colaborativo para que nuestro rol como Abogadas in-house atienda las necesidades de todo el equipo directivo. Tomar como propios los problemas de nuestros clientes internos, lo que implica atender en tiempo y capacidad sus necesidades para la generación de valor.  

Visibilidad: A menudo se caracteriza a las mujeres en ser modestas y preferir estar en un segundo plano. Las empresas necesitan nutrirse de mujeres profesionales. Cuanto mayor sea la visibilidad de la Abogada in-house, más oportunidades tendrá de participar en la toma de decisiones estratégicas y en el ejercicio pleno y satisfactorio de su rol. Es importante que la Abogada in-house trabaje su marca personal y muestre su valía y destreza profesional y el aporte que su networking puede dar al negocio.  

La meritocracia e igualdad de oportunidades es merecida para todos los Abogados o Abogadas in-house que con esfuerzo, talento y pasión pretenden alcanzar sus objetivos profesionales. Hay que confiar en la constante formación, en saber afrontar las dificultades con esfuerzo y espíritu de lucha, en creer en uno mismo, en aprender a escuchar y considerar la opinión de los demás. Afrontando estos cinco principales retos, las Abogadas in-house conseguiremos fortalecer nuestra función legal y capacidad de liderazgo en la empresa.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.