LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

21/04/2024. 06:47:47

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Condena de 7 meses por matar a un ratón

Licenciada en Derecho - Jurista

Dentro de muy poco tiempo este podría ser el titular más visto en los periódicos nacionales. La modificación del código penal con motivo de la Ley de Protección y Bienestar Animal no ha pasado desapercibida en los sectores jurídicos, por las no pocas incongruencias que plantea, que si bien va a proteger a los animales cumpliendo con el fin ultimo de la norma, también va a provocar la consecuente desprotección del ciudadano de a pie.

Pues bien, ¿qué esta pasando en el panorama legislativo actual?

El día 9 de febrero de este año, se aprobó en el Congreso de los Diputados el proyecto de Ley sobre Protección y Bienestar Animal elaborado por el ejecutivo de nuestro país al mando del Ministerio de Asuntos Sociales, con 174 votos a favor y 167 votos en contra y 7 abstenciones. Esta ley surge como respuesta a una serie de necesidades que se están dando en la práctica relativas al cuidado y bienestar de los animales tanto domésticos como no domésticos.

Esta ley supone un antes y un después en el marco jurídico regulador de los animales. Esto ya se venía propiciando desde la aprobación de la Ley 17/2021, de 15 de diciembre que establece, por ejemplo, como punto de obligado pronunciamiento por parte del juez, la custodia de los animales en los casos de procedimientos contenciosos de divorcio.

Algunos de los puntos controvertidos que presenta la ley son:

  • Penas de prisión de dieciocho a veinticuatro meses o multa de 18 de 24 meses” para aquella persona que cause la muerte de un animal vertebrado no doméstico. Lo que resulta paradójico es que dentro de la categoría de animal vertebrado no doméstico podría entrar desde un ratón hasta un pez. Por lo que si tienes problemas en casa sobre plagas de ratones o ratas, deshacerte de ellas puede suponer pasar una temporada en la cárcel.
  • Penas de prisión de 3 a 12 meses para aquel que lesione a un animal vertebrado no doméstico. En los mismos términos que en el caso anterior, si no se da muerte al ratón, pero sí se lesiona podría ser condenado a penas de prisión e, incluso, imponérsele agravantes por utilización de métodos violentos como puede ser el uso de venenos, trampas…
  • La necesidad de la realización de un curso por parte de aquellas personas propietarios de animales, así como los mismos animales de más de 10 kg debiendo pasar una serie de pruebas de sociabilidad para no ser considerados peligrosos.
  • La definición que se da de “animal doméstico o de compañía”, en los siguientes términos: “todo aquel que no sea para consumo humano”. Y como contraposición, se impone sanciones muy graves para todo aquel que use a animales de compañía para consumo. Esto quedaría a la discreción del juez, pues si bien para unos podría ser un animal doméstico un pollo, pero para otros no.
  • La prohibición de la venta de perros y gatos en tiendas de animales, dejando a estos comercios un ámbito muy limitado de actuación, y provocando así la proliferación de venta ilegal de estos animales.
  • La prohibición de tenencia de ciertos animales como las tortugas o los conejos, que provocará el abandono masivo de todas estas mascotas al verse sus dueños sometidos a esta prohibición, optando o bien por su abandono o bien por su sacrificio.

CONCLUSIÓN

Con todo lo anterior, hay que tener presente que no solo las incongruencias se presentan en las diversas prohibiciones y requisitos que se impone a la tenencia de ciertos animales, sino que también se traduce en una desproporción de penas y una inseguridad jurídica. Todo ello con motivo de haber intentado la tipificación en el código penal de conductas que a efectos penalistas no deberían estar incluidos en este, en su caso, deberían preverse en todo caso como sanciones administrativas o cualquier otro tipo de sanción. Sin embargo, incluir estas conductas en la esfera penal supone la desnaturalización del propio derecho penal introduciendo actuaciones no delictivas en el mismo texto normativo y tipificándolas como cualquier otro delito de los reflejados en el Código Penal.

Noticia actualidad Congreso de los Diputados

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.