25 de junio de 2018 | 05:33
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Fiscalidad Internacional

15 de Marzo de 2018

Miguel Muga Rodríguez

Tax Manager (EMEA) en PerkinElmer
Linkedin

¿Cuánto sabes de la UE? Cinco peleas apasionantes en 2018


Solo 10 personas de cada 1.000 aciertan el 100% de las preguntas de este test. Imagínate como estamos. A la Unión Europea (UE) se le abre un frente nuevo cada mes. Y cuando no se lo abren a ella, se lo causa internamente. El origen de estas peleas es importante, pero es casi lo de menos. Lo importante es ganar. Y ganar como sea. Las armas que la UE lleva a estos enfrentamientos pasan desde un código tributario, unas tazas de té y unos guantes de seda hasta cuchillos, piedras y bates.  

Primera pelea: todos contra Trump

Poco hay que no sepamos ya sobre las consecuencias fiscales negativas en la recaudación de la reforma fiscal de Trump sobre el resto del mundo.

Todos han reaccionado de forma similar: race to the bottom. Los últimos en llegar a esta pelea son Israel (reducción propuesta de tipo al 21% desde el 23%), Australia (reducción propuesta al 25% desde el 30%) y Rusia (eliminación del impuesto a la repatriación de capitales) y las ya comentadas de China.

La UE llega a esta pelea con demandas antes la WTO, el CCCTB y el digital tax sobre la mesa. De primeras, la Unión ha sacado el cuchillo para empezar a recaudar de las empresas tecnológicas estadounidenses que operan en territorio europeo. Se espera una propuesta de entre el 1% y el 5% sobre los beneficios generados online por los usuarios localizados en Europa. Esta medida sería transitoria hasta que se alcance un acuerdo global en la materia.

No estaría de más tirar alguna piedra a algún vecino comunitario para impulsar un acuerdo CCCTB. Todo tiene que ver con el sentido de unión de la siguiente pelea. Round 2.

Segunda pelea: la UE contra UK

No es probable que un win-win vaya a ser la solución. La UE se ha visto frente al espejo y hay de todo menos una unión fiscal/monetaria/bancaria/territorial/política/militar/diplomática. Y va a ser UK la que va a pagar los platos rotos, tazas de té incluidas.

La factura asciende ahora a 63.000 millones de EUR. Tal parece el disgusto británico que las encuestas afirman que más de la mitad de su población quiere quedarse ahora en la UE. A cambio de estos 63.000 millones, nada de pasaporte europeo para las entidades bancarias inglesas, nada de libre comercio y, por si acaso, previsión y/o amenaza de aranceles. Pasamos a la siguiente pelea. Round 3.

Tercera pelea: la UE contra el proteccionismo

Los aranceles son el principal mecanismo de un territorio que siente amenazada su economía por los productos importados de menor precio de otra. Económicamente, los aranceles solo tendrían sentido en economías subdesarrolladas que necesitan de esta protección hasta que son lo suficientemente avanzadas como para competir en igualdad.

En economías modernas, los aranceles son un mecanismo de presión frente a algo que no quiero que hagas o, en el caso de Trump, los aranceles son propaganda populista frente las elecciones al senado en Noviembre de este año. Si los aprueba y el partido republicano gana en escaños, Trump parte con ventaja para su re-elección en 2021. La UE ha anunciado medidas similares contra productos simbólicos americanos. Ojo por ojo. Piedra por piedra. Round 4.

Cuarta pelea: la UE contra el populismo

Las elecciones generales en Italia y Alemania versus las aclamaciones generales en Rusia (zar), China (emperador) y Corea del Norte (dictador). Mientras que las segundas ofrecen una única voz en una sola dirección, las primeras han sido un reflejo del resto de países de la Unión: no van a existir mayorías en sociedades cada vez más polarizadas. Y no van a existir gobiernos estables mientras existan corrientes con postulados cercanos al aislacionismo. Y esto ocurrirá hasta que no exista una Unión Europea sólida y cercana a sus ciudadanos. Hasta ahora, ni lo uno ni lo otro y mucho de lo anterior. Lluvia de piedras.

En una encuesta reciente, solo el 10% de los ciudadanos europeos conocen las funciones de los órganos de la Unión y quién ocupa la dirección de los mismos. Solo el 30% sabe cuestiones básicas sobre la UE (miembros, Suiza y elecciones al parlamento). Depende de los propios estados miembros involucrar a sus ciudadanos en los temas comunitarios y salvar el chiringuito. Europa, de momento, solo sirve al 70% restante para las noches de los martes y los miércoles a las 20,45. España es el país con más Champions Leagues de Europa. Round 5.

Quinta pelea: el enemigo en casa 

La Comisión Europea publicó la semana pasada el informe Aggressive Tax Planning (ATP) indicators. Era un secreto a voces. No salen muy bien parados sistemas fiscales europeos como Luxemburgo, Malta, Holanda e Irlanda a través de los cuales se implementan estructuras internacionales que persiguen ventajas fiscales más que motivos económicos válidos, if any.  

La UE ha decidido lanzar al TJUE sobre estos países para reclamar impuestos indebidos dejados de ingresar. No sé cómo llamar a esto: algo así como unas tazas de té llenas de piedras o un bate envuelto en seda. El objetivo es claro: nadie se sale del tiesto y todos a remar en la misma ¿dirección?

Conclusiones

La clave está en que la UE lucha contra economías unidas. Y la propia UE lucha en una suma de países con distintas voces e idiosincrasias. Visto lo anterior, para la UE hay dos tipos de luchas: 1) las que vienen de fuera de la UE. Estas se ganan o se luchan (UK y US) y 2) las que necesitan una decisión colegiada que aprueben medidas que requieran menos soberanía fiscal, un único código tributaria con un único tipo europeo, más controles fiscales, una inspección fiscal unificada, menos burocracia, más relación con el contribuyente...  A ver si Trump va a ser bueno para Europa y va a conseguir unirnos (fiscalmente) a todos.

La opinión expresada en este artículo es exclusiva de su autor y no imputable a Perkinelmer ni a ninguno de sus empleados.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
22 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ONESOURCE Indirect Tax Software

    ONESOURCE Indirect Tax Software

    Tax departments need to focus on achieving maximum compliance and determine, calculate and record taxes with the highest levels of accuracy. ONESOURCE Indirect Tax empowers companies of all sizes with both U.S. and global tax expertise so they can better manage the complexity of tax.

Blog


Datos personales

Actualmente, los estados son cada vez menos soberanos para implementar medidas fiscales de calado internacional. Los sistemas fiscales son muy similares y ...ver perfil

Archivo del blog

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar