22 de septiembre de 2018 | 02:38

LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS

 

Herramientas para el texto

Blog Fiscalidad Internacional

5 de Julio de 2018

Miguel Muga Rodríguez

Tax Manager (EMEA) en PerkinElmer
Linkedin

Hola Pedro, hola María Jesús, hola Gobierno


Recién llegados estamos al ecuador del año. Podríamos decir que el primer semestre no va a tener nada que ver con el segundo. En la esfera nacional, el gobierno saliente acababa de aprobar los presupuestos que ha heredado el entrante y es éste el que tiene prisa por impulsar su programa de gobierno o presupuestos alternativos con una batería de impuestos hiperactiva. Un TDH parlamentario y/o ejecutivo de manual. En la esfera internacional, las numerosas novedades y el gran hermano tributario avanzan con paso firme.

Esfera nacional

A parte de la polémica de Juan/Cabify, Pablo e Irene y sus residencias personales y/o corporativas, el nuevo gobierno se apresura a anunciar medidas tributarias y demostrar su diagnóstico clínico. La aprobación de alguna de estas medidas podría ver la luz en el segundo semestre, urnas mediante:

  • Impuesto sobre Sociedades: Aumento del tipo medio del Impuesto sobre Sociedades. Pedro Sánchez afirma la necesidad de incrementar el tipo medio efectivo que pagan las grandes multinacionales para igualar el tipo medio que afrontan las pymes. Para ello, pretende revisar el actual sistema de bonificaciones del impuesto.
    Otra de las medidas en este impuesto es la fijación de un tipo mínimo de tributación del 15% y un recargo del 8% en el impuesto que recaería sobre la banca. Este recargo es idéntico al que existe actualmente en el Reino Unido.
  • PSOE
  • Impuesto sobre Transacciones Financieras: El otro tributo que propone el Gobierno sería un impuesto sobre transacciones financieras que se aplicaría a la compraventa de activos de empresas con una capitalización superior a los 1.000 millones de euros.
  • Tasa Google o un Diverted Profit Tax: con la vista puesta en los recientes casos de Apple, Amazon y Google en distintos países europeos, los actores que operan en la economía digital podrían verse afectos por nuevas figuras tributarias. 
  • IRPF: una pretensión histórica y tradicional de planteamientos socialistas es el incremento de impuestos a las rentas más altas. En su momento, Pedro Sánchez habló de crear un tipo impositivo nuevo en el este impuesto a partir de los 150.000 euros de ingresos anuales. Todo el dinero que exceda de esta cantidad tributará al 26,5 por ciento en el tramo estatal, cuatro puntos más que ahora. Con ello, el tipo máximo del IRPF volvería a alcanzar el 52% algunas comunidades autónomas como en Asturias, Andalucía y Cataluña. Igualmente, el tipo del impuesto al ahorro se vería incrementado para determinados niveles de rendimientos y rentas.
  • Impuestos ecológicos: España es el tercer país de la UE que menos recauda por los impuestos verdes. Por ello, sobre la base de que por cada furgoneta o camión que consume gasolina hay ocho que usan diésel, desde el Ministerio para la transición ecológica se proponen el aumento y/o creación de figuras impositivas 1) sobre el diesel. En este punto, el Gobierno cuenta con el respaldo del informe de la Comisión Europea que argumenta que “el diferencial diésel-gasolina no está justificado desde una perspectiva medioambiental” 2) sobre el dióxido de carbono 3) sobre los óxidos nitrosos 4) sobre los residuos industriales tóxicos y 5) sobre bolsas y embalajes.

Esfera internacional

Europa se ha puesto las pilas con BEPS. Otra TDH de manual. Las más importantes, en mi opinión, son la economía digital, DAC6 y el nuevo marco de reglas comunitarias para el IVA. Pero existen otras medidas para aumentar la transparencia en la información fiscal como la publicación de los “beneficial owners”, protección a los “whistler blowers”, etc.

  • Economía digital: la Unión Europea propuso en Marzo una primera iniciativa para modificar ciertas reglas tributarias por las cuales los beneficios derivados de estas actividades se gravarían donde residan los usuarios/consumidores de estas tecnologías. De forma temporal, también se propone una segunda iniciativa que es la creación de impuestos a estos beneficios hasta que la Unión alcance un consenso final.
  • DAC6: nada que pueda añadir a lo que ya se ha comentado en este blog. No tengo una opinión muy definida más allá que la misma que tuve para desglosar las razones por las que todavía existen los paraísos fiscales, que se puede resumir en que los grandes patrimonios siempre van a tener los recursos para ocultarlo.
  • IVA: una primera fase en la que se modificarían las reglas para la compraventa de bienes entre países miembros, seguida de una segunda fase que afectaría a los servicios intracomunitarios. Las reglas de localización no cambiarían, pero sí que lo haría el sistema para cobrar el IVA repercutido que ahora estaría en manos del país de origen del vendedor que más adelante transferiría este importe al país del comprador. 
  • SINGLE EU VAT AREA

     

  • Whistler blower protection: esta regulación no solo aplicaría al campo de la elusión fiscal sino a cualquier incumplimiento de las normas existentes como el #DieselGate. A nivel español, existe un artículo analiza desde todas las perspectivas del derecho el impacto que la aplicación de esta norma supone. Como resumen habría que subrayar que su implementación no es fácil.
  • Beneficial owners: el derecho a acceder a información sobre los propietarios beneficiarios de firmas que operan en la UE podría ayudar a acabar con el uso abusivo de las letterbox companies creadas principalmente para ocultar bienes y eludir impuestos.
  • CCCTB: el pasado 19 de junio, Alemania y Francia se reunieron para relanzar una serie de medidas para una Europa más unida. En el campo tributario, el CCCTB tuvo un especial protagonismo. Ambos países apoyan esta armonización fiscal y pretenden convencer al resto de socios europeos para su aprobación.
  • Paraísos fiscales: A finales de año, el 5 de diciembre de 2017, el ECOFIN publicó una lista de jurisdicciones no cooperativas que comprendía 17 jurisdicciones. Estas 17 se redujeron a 9 a finales de enero de 2018 con Bahrein, las Islas Marshall y Santa Lucía fuera de la lista, pero luego se expandió el 12 en marzo de 2018 con Bahamas, Saint Kitts y Nevis y las Islas Virgenes  de Estados Unidos.

En otro orden de cosas, algunos parlamentos nacionales adelantan sus tareas normalmente propias de finales de año. Es el caso de Suecia que a mediados de mes aprobó una reducción del Impuesto sobre Sociedades del 22% al 20,6% en 2020 en dos tramos (21,4% en 2019).

Conclusiones

El TDH español me parece a mí mucho impuesto para muy poco tiempo de legislatura y mínimo músculo parlamentario para implementar alguno sin soliviantar votos. ¿Quién se atreve a subir impuestos con las urnas a la vuelta de la esquina?

El TDH europeo se corresponde a un momento en donde la fiscalidad se ha convertido en un asunto que cada vez tiene más protagonismo mediático y la Unión Europea no quiere perder esta inercia que avanza hacia una unión integral de los socios europeos, si es que las políticas migratorias no la rompen antes. 

Disclaimer: La opinión expresada en este artículo es exclusiva de su autor y no imputable a Perkinelmer ni a ninguno de sus empleados.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
7 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Blog


Datos personales

Actualmente, los estados son cada vez menos soberanos para implementar medidas fiscales de calado internacional. Los sistemas fiscales son muy similares y ...ver perfil

Archivo del blog

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar