24 de mayo de 2017 | 12:34
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Manual Interno de Gestión

7 de Julio de 2016

Óscar Fernández León

Abogado. Experto en habilidades profesionales
@oscarleon_abog

¿Cómo realizar un contrainterrogatorio eficaz a un testigo hostil?... Diez claves

Contrainterrogatorio es el interrogatorio que realiza el abogado o el fiscal al testigo que sostiene una versión de los hechos contraria a los intereses de quien interroga. Esta modalidad es la típica que se emplea frente a un testigo hostil, o, aquel que realiza la acusación al acusado o la defensa a la víctima.


A continuación, y partiendo de dicha conceptuación, vamos a exponer diez claves para la preparación y ejecución de un contrainterrogatorio eficaz:

    1.- Conocimiento del caso: Todo interrogatorio va precedido de un exquisito conocimiento de los antecedentes del caso y del papel que juega el testigo y su testimonio en la historia de aquel. De lo contrario, el interrogatorio estará condenado al fracaso. En el supuesto del contrainterrogatorio, con más motivo, puesto que el riesgo de encontrarnos ante un testimonio hostil es elevadísimo.

    2.- Preparación: Al igual que en el contrainterrogatorio, es esencial la adecuada planificación del contrainterrogatorio, excluyendo así la improvisación y ausencia de un plan trazado, pues de lo contrario el interrogatorio quedará condenado al fracaso. Por preparación se entiende la elaboración de una estrategia en la que se establezca el objetivo, preguntas, secuenciación, ritmo, lenguaje verbal y no verbal, etc., recursos que nos permitirán ejecutar el interrogatorio con solvencia y seguridad.

    3.- Objetivo: Los objetivos esenciales del contrainterrogatorio son la limitación de daños o limitación de los efectos negativos derivados del interrogatorio directo, el ataque a la credibilidad del testigo y desmontar relato para invalidar la declaración.

     4.- Uso de las preguntas: En el contrainterrogatorio se emplearán mayoritariamente preguntas cerradas neutras, entendiéndose por cerradas aquellas preguntas que esperan una respuesta que confirme o niegue el contenido ínsito en las mismas caracterizándose porque el interrogador suministra mucha información relevante al testigo a través de la pregunta, requiriendo su admisión o rechazo; neutras porque carecen de signo de de orientación, es decir, en las que "el emisor hace explícita su neu­tralidad con respecto a la formulación interrogativa y al contenido que esta contiene" La razón es obvia, si se realizaran preguntas abiertas, es decir, orientadas a recibir respuestas amplias, destinadas a conocer circunstancias generales, estados de ánimo, sensaciones y opiniones del testigo, se estaría facilitando al testigo reiterar la historia expuesta durante el interrogatorio directo y, literalmente, irse por las ramas.

    5.- Secuenciación: El contrainterrogatorio debe conseguir resaltar las manifestaciones realizadas durante el interrogatorio directo que favorezcan la pretensión del contrainterrogador o evidencien inconsistencias o incoherencias en la declaración del testigo. Por ello, alejado de una secuencia cronológica, el contrainterrogatorio deberá ser esencialmente temático a fin de analizar temas o materias anteriormente examinadas en el contrainterrogatorio o incluso omitidas.

    6.- Ritmo: Si bien existen muchas variables, ritmo lento equivale a sosiego y tranquilidad para el testigo; ritmo rápido supone mayor tensión y exigencia. Por ello, el contrainterrogatorio requiere un ritmo rápido y muy fluido que impida al testigo pensar demasiado para buscar una salida mientras que un ritmo lento y pausado permitirá que el testigo se explaye para ganar confianza. No obstante, podrá llevarse a cabo una combinación de ritmos, si bien, cuando se trate de atacar las contradicciones o falsedades, tendremos que emplear el ritmo rápido.

    7.- Preparación del testigo: Partiendo de la base de que toda preparación del testigo excluye cualquier intento de predeterminación del contenido de la declaración del testigo o el adoctrinamiento del mismo, será muy difícil que el abogado pueda preparar al testigo dada la naturaleza hostil del mismo. Ello no impide que se realice una profunda investigación de las circunstancias de todo tipo del testigo a fin de disponer de información sobre la razón de su conocimiento, circunstancias concurrentes, etc.

    8.- Comportamiento con el testigo: No todos los testigos son iguales. Existen testigos falsos (voluntarios e involuntarios), neutrales, expertos, investigadores, colaboradores con la justicia, sujetos débiles (ancianos, niños, incapacitados), etc. que requerirán una diferente aproximación a la hora de ser interrogados, es decir, el tratamiento será diferente a cada uno de ellos, debiendo dominarse las técnicas correspondientes según el caso. No obstante, como principio rector se requiere una conducta ética al interrogar, es decir, cortés, educada y respetuosa, evitándose cualquier confrontación con el mismo. No obstante, la una excepción a esta regla se produce cuando interrogamos a un testigo que sabemos que está mintiendo y disponemos de información para evidenciar dicha falsedad. En tales casos, estaría autorizada la confrontación.

    9.- Precisión: La precisión va asociada a la necesidad de que la persona interrogada y el juez entienda la pregunta. Por ello, éstas deberán efectuarse con una estructura semántica simple, es decir, preguntas claras, simples y directas. De este modo el interrogatorio será ágil y fluido y así será más fácil controlar adecuadamente al interrogado y trasladar nuestro mensaje persuasivo al juez de forma más eficaz. Finalmente, hay que ser concretos y excluir preguntas sobre cuestiones poco relevantes al caso.

    10.- Riesgos: El mayor riesgo al que puede enfrentarse un contrainterrogatorio es el de la falta de estudio, planificación y ejecución del interrogatorio, es decir, el pasar por alto las reglas expuestas, pues en un contrainterrogatorio sería un suicidio procesal.

En definitiva, es imprescindible no solo conocer la naturaleza y finalidad de esta modalidad compleja de interrogatorio, sino igualmente conocer y poner en práctica aquellas reglas que pueden ayudarnos a extraer el máximo provecho del mismo.

Encuentra este y otros artículos del autor en su página web y conoce sus obras en la página e-autor.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
257 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • El abogado y el juicio

    El abogado y el juicio

    Estudio práctico de la intervención del abogado en el juicio, partiendo del principio de que éste no limita su actividad a intervenir en sala, sino que su trabajo comienza mucho antes, cuando conoce la fecha del señalamiento del juicio y concluye tras el juicio, una vez ha realizado el cierre del caso.

  • El reto de ser Abogado

    El reto de ser Abogado

    Libro de 101 consejos o tips para el ejercicio de la profesión de abogado basado en una selección de los post publicados por el autor en la revista digital legaltoday desde 2011 hasta 2015 y que ofrecen al lector una visión completa del ejercicio profesional, desde la perspectiva del autor, abogado en ejercicio y socio director de un despacho de abogados.

Blog


Datos personales

UN MANUAL INTERNO DE GESTION CONVERTIDO EN BLOG. Verdaderamente ilusionados, Óscar Fernández León y Eduardo Olarte Soto, lanzamos este blog cuya finalidad es ...ver perfil

Archivo del blog

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.