07 de Diciembre de 2019 | 08:10
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

RRHH

18 de Marzo de 2009

Contenido de Buenas prácticas:

Reingenieria del capital humano

En el pasado industrial los puestos de trabajo eran similares; en caso que no lo fueran, las técnicas y las habilidades para aprender determinada función en una fábrica se aprendían en unas horas. Los empleados eran intercambiables, cualquier empleado podía hacer cualquier tarea ya que los puestos de trabajo no requerían conocimientos específicos.

Pablo L. Belly,
presidente y fundador de Belly Knowledge Management International


El conocimiento para llevar a cabo cualquier tarea en el mundo laboral de hoy hace que los puestos de trabajo sean específicos y no se puedan intercambiar; por ello puede haber muchos postulantes, pero los que tengan verdaderas aspiraciones a cubrir ese puesto serán unos pocos, aun, entre esos pocos, habrá una minoría que tendrá los conocimientos necesarios para cubrir el puesto y, en el peor de los casos, si hay un puesto repetitivo que no requiere conocimientos sofisticados, seguramente en un futuro cercano se pondrá una máquina que realice esa tarea para no tener un gasto innecesario en empleados. En muchos ámbitos se sostiene que el desempleo es una cuestión de cantidad, cuando en realidad es una cuestión de calidad.

Según una encuesta realizada a 300 ejecutivos de pequeñas y medianas empresas, más de la mitad de ellos indicó que la carencia de personas especializadas será el mayor reto que deberán enfrentar sus organizaciones durante los próximos cuatro años.

Hace poco tiempo me llegó un newsletter donde trataban el tema de la importancia de los conocimientos para el empleado de hoy y ponían como ejemplo el poner a dos personas capacitadas frente a dos computadoras gemelas, con los mismos programas, la misma capacidad, el mismo modelo, y lo más probable es que cada una obtenga resultados distintos por la sencilla razón de que cada una posee conocimientos específicos y distintos aunque las dos sepan lo mismo.

La era del conocimiento es bastante cruel si se la ve desde el punto de vista social, ya que abre una brecha que va de la inclusión a la exclusión laboral. O se está dentro, o se está fuera del círculo laboral. Los que opten por estar dentro gozarán de buenos momentos para destacarse y lucirse por lo que saben y conocen. Hoy día el talento mueve el capital y son los profesionales talentosos los que imponen las reglas y eligen para quién trabajar.

En el libro "The Knowledge Dividend", los autores muestran un reciente análisis de datos gubernamentales del Employee Benefit Research Institute, EBRI, ha descubierto que la permanencia en un puesto de trabajo en los Estados Unidos, que ya es menor a cualquier país industrializado está cayendo aún más. Entre 1991 y 1996, la permanencia en un empleo para hombres de 25 a 64 años disminuyó un 19%. Aunque parte de esto puede atribuirse a la reingeniería, los despidos o motivos parecidos, todos los datos indican que el salto de un trabajo a otro está aumentando. Los trabajadores cualificados especialmente solicitados se han visto beneficiados al cambiar de trabajo tras unos años, en lugar de pasar largos periodos de tiempo con el mismo patrón.

Según Robert Reich: "En la vieja economía, las empresas tenían el poder de contratación. Ahora, la gente talentosa puede darse el lujo de elegir el lugar de trabajo. En consecuencia, el mayor desafío de los líderes organizacionales es encontrar, atraer y conservar las personas talentosas". En relación a esto se predice que en los próximos años en Europa se crearán millones de trabajos extra para personas de gran talento.

El empleado en la era del conocimiento sabe que su principal capital es el conocimiento, es por ello que a la hora de elegir para quién trabajar se inclinarán hacia la organización que mayor inversión haga en su medio de producción más valioso para incrementar su valor en mercado.

  • Comparte esta noticia en linkedin

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar