LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

20/04/2024. 02:50:41

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Entrevista a Luis Gaytán de Ayala

“El Ministerio pide a las Universidades un giro de 180 grados en la enseñanza del Derecho”

"En el caso de la profesión de abogado y procurador pasamos a un modelo de formación con una duración mínima de unos 6 años aproximadamente..." "Los actuales planes de estudio forman a los estudiantes de un modo demasiado teórico y genérico, no los prepara para ejercer la profesión en la vida real"

Luis Gaytán de Ayala Creixell es Licenciado en Derecho por la Universidad San Pablo CEU en el año 2002, ha ejercido la abogacía en su especialidad contenciosa hasta abril del año 2005, fecha desde la que se encuentra en la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra como Secretario Académico de la Junta Directiva. Ha realizado diversos cursos de formación y especialización en el área de la empresa impartidos por el IESE: In company (2005), Toma de Decisiones Directivas (2006).

Entrevista Luis Gaytán

¿Qué es el proceso de Bolonia?

El proceso de Bolonia es un movimiento de reforma universitaria cuyo objetivo es constituir un Espacio Europeo de educación Superior (EEES). El gran impulso para este proceso se produjo en 1999 con la firma de la Declaración de Bolonia por los ministros de Educación Superior de 29 países europeos, aunque hay acciones anteriores importantes como la firma en 1988 de la Magna Charta Universitatum.

El objetivo es tener constituido el llamado EEES para el curso 2010. En este espacio, no se trata de uniformar los sistemas de Educación Superior de los países participantes, sino de lograr una mayor compatibilidad entre los estudios universitarios y que sean más fácilmente comparables las titulaciones que en cada país se obtengan. Se trata en definitiva de facilitar la movilidad de estudiantes y profesionales dentro de Europa.

Para lograr esto, se han ido fijando algunos aspectos como:

  • Un sistema de créditos común para evaluar de igual modo los estudios realizados en las distintas instituciones universitarias. Se ha  adoptado el llamado crédito europeo o ECTS (European Credit Transfer System) en el que un crédito ECTS significa de 25 a 30 horas de trabajo del estudiante. Cada curso constará, normalmente, de 60 ECTS.
  • Una estructura de estudios universitarios basada en una titulación de grado que es seguida por la titulación de máster y por el doctorado. Esto ha significado, por ejemplo, que los másteres han pasado a ser títulos oficiales en España y
  • Se han impulsado otras medidas como programas de garantía de la calidad o el suplemento europeo al título que informará con detalle de los estudios realizados por el titulado.

El movimiento de reforma se ha extendido también, en la práctica, a una mayor atención a las metodologías docentes, buscando unas planificaciones que se centren más en los aprendizajes que deben lograr los estudiantes, y dando más importancia a las competencias que deben adquirir, no sólo a las de conocimientos sino también a las que incluyen procedimientos y actitudes que deben mejorar o desarrollar.

Esta reforma tendrá que ser plasmada en los estudios de Derecho (así como las demás enseñanzas universitarias) para el año 2010, coincidiendo con la reforma del acceso a las profesiones de abogado y procurador que entra en vigor un año más tarde (2011).

 

¿Cuáles son las líneas generales de la Ley de acceso a la abogacía?

Las líneas generales que marca la Ley del acceso a la abogacía y la procuraduría se podrían resumir en los siguientes puntos:

  • La necesidad de alcanzar una formación de nivel máster además de la posesión del grado o licenciatura en Derecho. Estos cursos de formación podrán ser impartidos tanto por Universidades como por Escuelas de Práctica Jurídica. El contenido de los cursos de formación es de carácter reglado, en concordancia con la normativa oficial de Posgrado Universitario y serán validados tanto por el Ministerio de Educación y Ciencia como el Ministerio de Justicia. Cabe resaltar que los cursos de formación tendrán una extensión de 60 créditos (un año), siendo obligatorias además la realización de unas prácticas de 30 créditos (medio año), lo que hará que el periodo de formación previo a la evaluación sea de año y medio como mínimo.
  • Una vez los candidatos hayan obtenido el nivel formativo requerido (grado + master), deberán superar una "evaluación de aptitud profesional", con la que se buscará acreditar de manera objetiva que los candidatos reúnen los conocimientos teóricos y prácticos suficientes para el ejercicio así como que conocen las normas deontológicas de la profesión. El examen tendrá un contenido único para todo el Estado, habrá como mínimo una convocatoria anual. Queda pendiente de desarrollo reglamentario el programa concreto de los exámenes de acceso a las profesiones de abogado y procurador (que tendrán temario distinto) en el cual se incluirá también el Derecho propio de las Comunidades Autónomas.
  • Por último resaltaría que el acceso a la abogacía será objetivo, en el sentido de que no hay un número determinado de plazas o cupo que cubrir sino que obtendrá la habilitación para el ejercicio todo aquél que acredite los conocimientos por la ley requeridos.

 

¿De qué manera van a afectar el proceso de Bolonia y la nueva Ley a los estudios de Derecho?

El proceso de Bolonia y su adaptación en España se materializan con el Real Decreto 1393/2007 de 29 de octubre, en el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales. Todas aquellas universidades que quieran ofertar el grado en Derecho deben proponer un nuevo plan de estudios acorde a la nueva normativa, teniendo que impartir el grado en Derecho en 4 años. Otros aspectos destacables son la aparición de las materias básicas de la rama de conocimiento, la desaparición de las asignaturas de Libre Elección (sólo habrá Obligatorias u Optativas), el trabajo de fin de grado, los grupos pequeños para el trabajo y la discusión en grupo, la evaluación de las competencias de los alumnos… Es evidente que el Ministerio pide a las Universidades un giro de 180 grados respecto al modo tradicional de enseñanza, y a mi juicio está por ver si éstas dispondrán de los medios materiales y humanos para poder implantar los nuevos planes de estudio.

Ciertamente el cambio que viene en los estudios de Derecho es considerable, puesto que en el caso de la profesión de abogado y procurador pasamos a un modelo de formación con una duración mínima de unos 6 años aproximadamente. Queda por ver cómo afectará este nuevo panorama a las oposiciones… ¿Se resentirán éstas al no estar los alumnos acostumbrados a "memorizar"? A este respecto he escuchado opiniones para todos los gustos; al final, el tiempo dirá quien tiene la razón…

 

¿Cuáles son las cualidades que los despachos de abogados buscan en los nuevos licenciados?

Si tuviera que describir el perfil que los despachos están buscando en sus nuevas incorporaciones, diría que los licenciados deben ser:

  • Trabajadores, sabiendo gestionar adecuadamente su tiempo, con iniciativa propia y capacidad de integración en un equipo de trabajo.
  • Capaces de argumentar de manera correcta tanto oralmente como por escrito.
  • Dominando el inglés lo suficiente como para poder mantener conversaciones telefónicas, videoconferencias, responder correos electrónicos…
  • Hábiles para la negociación y persuasión.
  • Conocedores de las principales herramientas informáticas (word, excel, power point, bases de datos jurídicas).

 

¿Respondían los actuales planes de estudio a dichas necesidades de los despachos?

Desde mi punto de vista no, los actuales planes de estudio forman a los estudiantes de un modo demasiado teórico y genérico, no los prepara para ejercer la profesión en la vida real ya que los alumnos no adquieren en la carrera los conocimientos ni las herramientas necesarias, ni mucho menos son entrenados en habilidades muy demandadas en los abogados jóvenes. En resumen, es un salto demasiado grande (para el que a veces no está preparado) el que da un alumno que acaba la carrera en junio y en septiembre se incorpora a un firma de prestigio.

 

¿En qué medida va a mejorar la formación de los abogados con los nuevos planes de estudio?

Teniendo en cuenta que la formación de los abogados incluirá a partir de 2011 un máster, creo que será beneficioso para la profesión ya que los futuros abogados serán mayores en edad, más maduros por tanto, con una formación más especializada gracias al máster en la que con mayor o menor medida habrán sido entrenados en competencias al ser obligatorias entre otras cosas las prácticas.

La evaluación de la aptitud profesional, si es implantada de manera adecuada, servirá como "garantía de calidad" confirmando que el individuo está correctamente preparado para el ejercicio. Sobre el papel, la mejora es en mi opinión indiscutible. Habrá que ver si efectivamente es así tras su implantación.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.