LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

03/12/2022. 08:59:00

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Andrés Monereo – Socio Director de MONEREO MEYER MARINEL-LO Abogados

“Lo que falta a los licenciados de Derecho es una formación práctica para ejercer la abogacía”

Legal Today

"Tenemos que ser más participativos, más sociales y mejores empresarios" "Supimos aprovechar la creciente inversión de capital alemán en España" "El sector de la abogacía tiene que mirarse desde la perspectiva empresarial" "mmmm busca excelentes juristas con vocación internacional y con capacidad de comprensión cultural y empresarial, y, si puede ser, con afán emprendedor" "Entre los extremos ‘boutique especializada' y ‘gran firma de expansión global' existen posibilidades innumerables para posicionarse como despacho de abogados" Andrés Monereo, socio Director de MONEREO MEYER MARINEL-LO, tras veinte años de vida profesional, apuesta por una abogacía con una "inmensa capacidad de imaginación", que implique asumir y ejercer valores empresariales que busquen nuevos mercados y reivindiquen una posición valorativa. Monereo, licenciado en Derecho y Administración de Empresas por la Universidad Pontificia de Comillas (ICADE) y Máster en Asesoría Fiscal por el Centro de Estudios Financieros de Madrid, es un firme defensor de una nueva gens de juristas con vocación internacional y con capacidad de comprensión cultural. Con afán emprendedor. Y de eso, de tesón e iniciativa, Monereo sabe mucho.

Lo que falta a los licenciados de derecho es una formación práctica para ejercer la abogacía

¿Cómo deciden, usted y sus socios, fundar el despacho?

La idea de crear el despacho mmmm en 1989 surge porque los socios fundadores éramos emprendedores y el mercado de entonces permitía, por la menor competencia, que una firma pequeña e independiente creciera. Supimos aprovechar la creciente inversión de capital alemán en España. Los entonces socios, dos abogados españoles y uno alemán, vimos la necesidad de los mercados alemán y español de obtener asesoramiento legal individualizado en las transacciones entre el inversor alemán y el partícipe español. Uno de los aspectos más destacados, aparte del evidente conocimiento de los sistemas jurídicos tanto en España como en Alemania, era nuestra capacidad de comprensión y de interlocución cultural "de y para las partes" y de sus objetivos, debida al trasfondo y conocimiento nuestros de ambas culturas. Hoy, podemos resumir que, después de casi 20 años de vida profesional, el valor añadido que supone la interacción cultural y comprensiva para nuestros clientes se ha manifestado en una cartera de clientes de los sectores de la banca, industria, distribución, inmobiliario etc. que ya va mas allá de los países de España y Alemania.

 

¿Cuáles considera usted que son los retos más importantes a los que tiene que enfrentarse el ejercicio de la profesión en España?

Más que enfrentarse, deberíamos hablar de acogerse o animarse. El sector de la abogacía forma parte del poder de la justicia, pero es el único sector dentro de ese segmento que tiene que mirarse desde la perspectiva empresarial. A partir de allí, el ejercicio de la profesión debe fundamentarse en los valores propios de una sociedad democrática, propia de un Estado Social y Democrático de Derecho: libertad, justicia y solidaridad y, ejerciendo, debemos luchar por ellos. Asimismo, la justicia tiene fama de ser reactiva, lo que a su vez requiere a los abogados una inmensa capacidad de imaginación para poder conseguir la renovación continua de la justicia y, por consiguiente, de la abogacía. Esta renovación conlleva intrínsecamente, desde la perspectiva empresarial, la capacidad de asumir y ejercer valores empresariales sin olvidar nuestra condición de profesionales del Derecho, abrir y atender a nuevos mercados, reconquistar valores en crisis, así como agilizar y ofertar nuevos contenidos profesionales con un valor añadido para el cliente y por un precio justo. Tenemos que ser más participativos, más sociales y mejores empresarios.

 

¿Qué tipo de candidatos busca su despacho para incorporarlos como abogados?

mmmm busca excelentes juristas con vocación internacional y con capacidad de comprensión cultural y empresarial, y, si puede ser, con afán emprendedor. Sabemos que el listón es muy alto, pero nuestro segmento del mercado requiere diferenciación, y sólo con estos requisitos nos mantendremos competitivos y fieles a nuestros objetivos. 

 

¿De qué manera afectará la crisis económica a los despachos en España?

Más que la crisis es el patente cambio de paradigma -como resultado de los efectos de la globalización y del avance tecnológico- lo que afectará a los despachos. Pero no creemos que las consecuencias serán las mismas para todos los diferentes tipos de despachos, sea por su tamaño, su presencia -local, regional, nacional o internacional- y su campo de actuación o gama de servicios. Mientras el pequeño despacho de abogados, puede -quizás- reaccionar con más inmediatez al citado cambio, también puede que se hunda por falta de agilidad y especialización. El gran y mediano despacho puede reaccionar por razones de interacción entre los profesionales y de sus conocimientos que lo componen, pero tendrá que adaptarse a las necesidades de sus clientes, y sobre todo, a la presión competitiva. Esta presión, sobre todo en el sector mercantil y empresarial, deriva directamente del cliente. Hace años, las empresas buscaban a sus abogados por el prestigio o buen nombre del bufete. Hoy los directores de las empresas se preguntan cada vez más, si el producto ofrecido por sus abogados corresponde al precio facturado, aumentan sus propios departamentos jurídicos y trabajan con diferentes despachos de abogados, para diversificar y crear más competencia, y por ello, conseguir honorarios mas competitivos.   

 

Tienen relaciones muy estrechas con Alemania. Ahora bien, ¿el derecho español sigue dependiendo tanto del derecho germano? ¿Qué otros países cobran relevancia?

No sólo tenemos relaciones muy estrechas con Alemania, sino que abrimos nuestro despacho mmmm en Berlín en el año 2006. Con nuestros socios en Berlín que provienen de despachos con renombre en Alemania y con mucha calificación y experiencia profesional, hemos conseguido excelentes resultados para nuestros clientes españoles y alemanes, lo que nos llena de satisfacción.

En cuanto a su pregunta el derecho español nunca ha dependido del derecho alemán. Tienen ambos raíces históricas comunes y había influencias en determinadas doctrinas jurídicas civiles, mercantiles, penales o administrativas, pero no más allá de lo que se pueda explicar desde el ángulo europeo-continental.  Y por la pertenencia a la U.E., sus sistemas jurídicos se acercan en las áreas de la competencia legisladora a nivel comunitario, aunque a nivel práctico queda mucho por hacer, que, por cierto, también es uno de los retos de la abogacía: La creación del mercado común real.

En este contexto, es evidente que los países que cobran más relevancia son, por un lado, los nuevos estados de la U.E., como por ejemplo Polonia, Hungría o Chequia,  y los "estados aspirantes", y, por otro los países emergentes Brasil, China e India.

 

¿Cree usted que las universidades españolas preparan adecuadamente a los abogados del siglo XXI?

No son sólo las universidades que deben preparar a los abogados. Antes de llegar a la universidad debe haber ya una formación básica. Las universidades forman licenciados en derecho. Y cumplen con su misión. Pero, como es sobradamente sabido, el recién licenciado en derecho no se ve capacitado para ejercer como abogado, por muchas razones. La principal es la diferencia entre teoría y práctica, entre los estudios de derecho y el ejercicio de la profesión. Lo que falta a los licenciados de derecho es una formación práctica para poder ejercer la abogacía. Y dicha formación práctica la tiene que proporcionar y gestionar la Administración de Justicia, o, al menos, el propio gremio de los abogados, a través de sus instituciones colegiales.

 

Ustedes nacen con una clara vocación internacional y tienen una oficina en Berlín ¿Planean expandirse a otros países?

Estamos realizando continuadamente conversaciones con despachos en otros países en Europa, estudiando posibilidades de cooperación. Nuestra estrategia consiste en prestar los servicios a nuestros clientes de la mejor manera posible aprovechando la amplia base de nuestros contactos profesionales, tanto en  España, Alemania u otros países del mundo. No siempre para ello se ha de seguir la fórmula de abrir oficinas propias.

 

¿Qué implica desde su punto de vista lograr la excelencia en los servicios de su despacho?

Nuestra profesionalidad y experiencia, la formación excelente de todos los profesionales de mmmm, la confianza mutua entre nosotros y nuestros clientes y nuestra competencia intercultural a la hora de plantear soluciones o resolver conflictos, son primordiales para conseguir nuestros objetivos de excelencia. 

 

¿Por qué cree que sus clientes acuden a su firma cuando requieren un servicio legal?

Nosotros vivimos en nuestro trabajo diario los valores que componen la calidad de nuestros servicios que podemos ofrecer a todos los sectores del mundo de los negocios. Aparte de la calidad de los servicios jurídicos prestados con las garantías que suponen los requisitos de la excelencia que buscan nuestros clientes, juegan un papel importante el control de calidad y el seguimiento de las relaciones con nuestros clientes, entendidas como las necesidades de los mismos. Con este objetivo hemos implementado sistemas vinculados con la calidad de los servicios -el ISO 9001- y con la relación con nuestra clientela – el CRM -, válidos para todos los componentes del despacho, que incluye desde los abogados y secretarias hasta todo el personal administrativo y los pasantes.

 

¿Es partidario de la especialización o de la conformación de una gran firma con planes de expansión global?

Entre los extremos "boutique especializada" y "gran firma de expansión global" existen posibilidades innumerables para posicionarse como despacho de abogados. Somos partidarios de que el servicio del abogado tiene que ajustarse como un guante a las necesidades de sus clientes. Los clientes del sector empresarial internacional precisan asesoramiento en muchos ámbitos del derecho y, últimamente, y parece que vuelven a preferir despachos del tipo "one-stop-shop", por lo que nos inclinamos mas al concepto de la "gran firma". No obstante, el término "expansión global" implica un crecimiento no sólo en relación de los servicios ofertados sino también a las localizaciones del despacho. En este sentido, preferimos un crecimiento sostenible que nos permita prestar un excelente servicio, lo que no necesariamente ha de equivaler a "expansión global".   

 

¿Cómo afecta la globalización al derecho?

Tal y como la sociedad en general afecta al Derecho. El Derecho debe partir de una realidad social, y – hoy por hoy – el Derecho global es impensable, a pesar de que existan normativas a nivel supranacional en la U.E. o las posibilidades de establecer las reglas a través de Convenios o Tratados reconocidos por el Derecho Internacional Privado o Público.

Ahora bien, la globalización es fruto de la tecnología que proporciona medios para superar las limitaciones de nuestro entorno, para utilizar con más eficacia los recursos y para acceder a otras tecnologías, cambiando a las relaciones a nivel de los poderes públicos y a los instrumentos jurídicos. Ello conlleva la necesidad de una re-orientación a las nuevas exigencias de la realidad de la globalización del Derecho y de los instrumentos para su efectividad al servicio de la sociedad.

El efecto de la globalización precisa en este sentido aportaciones desde múltiples ángulos del Derecho. Pensemos en la vertiente extranacional y con vistas al Derecho Penal, como es la aplicación extrajurisdiccional respecto de determinados delitos. O en la protección jurisdiccional de los Derechos Humanos o Fundamentales. O el arbitraje internacional.

Por otro lado, recordemos que la globalización no es sólo un fenómeno económico, sino que tiene aspectos y efectos sociales, políticos, culturales, militares y medioambientales. La tecnología facilita la creación y el desarrollo de relaciones jurídicas. Los sujetos, objetos y efectos de las obligaciones pueden proyectarse en soberanías distintas y en distintos derechos. Y la respuesta legal depende de las reglas de cada materia y su conexión para deducir el Derecho aplicable, según las reglas que proporciona el Derecho internacional.

La selección de la norma, igual que su interpretación y su aplicación, requieren protagonismo en el proceso de la globalización en los ámbitos civil y mercantil, y tienen que ser acordes con la realidad global, por no decir universal. Cualquier relación contractual obligacional trata de seguir hoy, en este orden,  la voluntad de las partes, la interpretación de las normas a nivel global, y la asunción de un cierto compromiso social y universal.

Otro ejemplo de los efectos de la globalización sobre el Derecho encontraremos  en el Derecho laboral. Los efectos de la globalización sobre el mundo del trabajador y las condiciones laborales demuestran el incremento del capitalismo, la mundialización ya no esta dirigida por los poderes públicos sino por las empresas transnacionales, incontrolables para cualquier Gobierno. Las acciones necesarias desde el Derecho quedan patentes: Los poderes públicos están llamados a nivel supranacional para que establezcan medios y reglas, o para que respondan a una reacción global de los trabajadores.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.