LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

09/12/2022. 04:12:16

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Óscar Fernández León, Socio Director y responsable del Departamento de Derecho Inmobiliario y Urbanístico de LEON & OLARTE FIRMA DE ABOGADOS

“No hay fuga de talentos, la gran mayoría acaban por volver a España a ejercer”

Legal Today

"Debido a la crisis, el cliente presiona por la baja de los honorarios profesionales" "Desde hace varios años existe una crisis judicial" "Los estudiantes de derecho no están preparados para enfrentarse a los retos de la abogacía del siglo XXI" "La actual coyuntura económica está afectando a todos los despachos españoles" "La gran mayoría de los talentos acaban por volver a España a ejercer" "El derecho inmobiliario ha evolucionado satisfactoriamente sabiendo adaptarse a las nuevas situaciones creadas por el mercado"

En 1998 concluye el proceso de fusión de los despachos profesionales Fernández León y Dunbavin & Olarte, avalados por una recíproca trayectoria profesional de más de doce años en el exclusivo ejercicio de la abogacía, resultando una alianza fruto de la confluencia de una visión común de lo que debe entenderse por un despacho jurídico moderno y competitivo. Óscar Fernández León, socio director y responsable del departamento de derecho inmobiliario y urbanístico del despacho considera que, aunque la actual coyuntura económica afecta a todos los despachos, la crisis será sorteada con éxito.

Óscar Fernández León, Leon Olarte Abogados

¿Por qué se funda León & Olarte?
El despacho León & Olarte nace tras un encuentro casual en 1998 entre los dos actuales socios, quienes habían sido amigos en la infancia y adolescencia y cuyos caminos se habían separado por razones profesionales. Eduardo Olarte marchó a Barcelona y después a Londres y yo permanecí en Sevilla. Tras 15 años de desarrollo profesional nos encontramos en Sevilla y decidimos afrontar el futuro profesional de forma conjunta aunando los conocimientos y experiencias adquiridas.


De todas las operaciones en las que ha participado, ¿cuál recuerda como un hito en su carrera?
Sin lugar a duda, el encargo que hizo a nuestro despacho en 2003 una importante empresa minera, participada por capital internacional, para llevar la dirección letrada del proceso concursal de las cuatro empresas que formaban parte del grupo empresarial. Fue una apuesta y un reto que cumplimos y que constituyó un antes y un después en la expansión de nuestra firma.

 

¿Cuál es el objetivo a largo plazo?
Tenemos marcado como objetivo a largo plazo continuar creciendo y alcanzar las dimensiones apropiadas para disponer de un equipo de profesionales altamente competitivo, que permita a nuestra firma prestar servicios de asesoramiento jurídico a la mediana y gran empresa en todas las especialidades jurídicas vinculadas al ciclo de su actividad.

 

¿Cuáles son los retos más importantes a los que tiene que enfrentarse el derecho inmobiliario y urbanístico en España?
En estos últimos años se ha producido un desarrollo importantísimo del derecho inmobiliario y urbanístico a resultas del crecimiento del sector. A nivel urbanístico entiendo que se necesita, de una vez por todas, una estabilidad temporal legislativa tanto en el derecho nacional como el autonómico, corrigiéndose las disfunciones existentes. El derecho inmobiliario ha evolucionado satisfactoriamente sabiendo adaptarse a las nuevas situaciones creadas por el mercado. La próxima, inevitable y deseada reactivación del sector permitirá una continua evolución del mismo. Quizás deberá adaptarse a la introducción de figuras negociales importadas de los países anglosajones (v.g. Project Management).

 

La crisis económica que se extiende por todo el orbe, ¿repercutirá en el volumen de negocio de los despachos españoles?
En mi opinión, la actual coyuntura económica está afectando a todos los despachos españoles, ya que los problemas que plantean los clientes y con ello las necesidades de asesoramiento y gestión son diferentes a los existentes en una época de prosperidad económica. Es obvio que se está produciendo un aumento de demanda de atención jurídica a resultas de las situaciones de insolvencia, destacando la intervención en procesos concursales, responsabilidad de administradores, reclamaciones de cantidad y procesos y expedientes laborales por modificaciones de plantillas.

Con estos antecedentes, los pequeños despachos se verán afectados a la baja tanto en volumen de negocio como lógicamente en volumen de facturación. Los medianos despachos podrán mantener, no sin dificultades, el volumen de negocio manteniendo o reduciendo la facturación y los grandes despachos, incrementarán el volumen de negocio y de facturación (aunque éste último en un ratio menor). Llegamos a esta conclusión ya que los grandes despachos están mejor posicionados para atender esta demanda, si bien no podemos olvidar que se está produciendo por el cliente una presión a la baja de los honorarios profesionales, y esa presión afecta sin duda a todos los despachos.

 

Internacionalización

 

Se habla del imperativo de la expansión internacional. Ahora bien, ¿planea su despacho lanzarse a la conquista de otros mercados?
Actualmente, la expansión internacional no consta entre nuestros objetivos a corto o medio plazo, máxime en la actual coyuntura nacional e internacional. Todavía nos queda mucho que crecer en el mercado nacional. No obstante, como proyecto de futuro, no podemos descartarlo y como objetivo a largo plazo, debe estar siempre visible.

 

Las firmas españolas, ¿son competitivas frente a sus pares de Inglaterra o Estados Unidos?
Es una cuestión difícil y compleja de responder aunque entiendo que en España existen firmas con reconocido prestigio internacional sobradamente preparadas para competir con las firmas anglosajonas. Es más, muchos de los profesionales que los despachos tienen hoy en día se han formado o completado su especialización estudiando masters y trabajando en despachos anglosajones en Reino Unido o USA.

 

¿Es posible hablar de auténticas firmas globales? ¿Tenemos despachos así en la península?
Yo diría que en España tan sólo se podría incluir en dicha categoría uno o dos despachos. Las demás firmas, si bien ofrecen servicios globales, no lo hacen utilizando su propia estructura sino alianzas y asociaciones.

 

¿Podemos hablar de una globalización del derecho? ¿Estados Unidos lleva la batuta en este proceso? ¿Hay una fuga de talento jurídico hacia los países anglosajones?
No, no lo creo. Sí que es cierto que las grandes firmas tienen, o bien corresponsales o bien sus propias oficinas en los principales países occidentales para poder atender las necesidades de sus clientes, pero ese servicio lo prestan también las boutiques legales a través de las asociaciones a las que pueda pertenecer, corresponsalías o a través de sus profesionales, los cuales, en muchos casos, se han formado o especializado en países anglosajones. Por ello entiendo que no existe tal fuga ya que, la gran mayoría de los talentos acaban por volver a España a ejercer.

 

Las facultades de derecho de España, ¿preparan a los abogados para enfrentarse a los retos de la abogacía del siglo XXI?
Si bien me consta que existe una mayor sensibilidad al respecto y que se están haciendo esfuerzos, considero que, al día de hoy, los estudiantes de derecho no están preparados para enfrentarse a los retos de la abogacía del siglo XXI. No obstante, las perspectivas de futuro son halagüeñas.

 

Se habla continuamente de un cambio de paradigma en el ejercicio de la profesión. En este sentido, ¿cómo considera usted que ha de ser el abogado del nuevo milenio?
Los profesionales del nuevo milenio deberán disponer de un conocimiento general de todas las materias vinculadas con el derecho, especialmente la económica y nuevas tecnologías, dominio del idioma inglés, con alta capacidad de gestión y negociación, y, cómo no, especializado en alguna de las materias del derecho. Por otro lado, deberá disponer de un alto grado de concienciación de la importancia de llevar una vida equilibrada en otros ámbitos no profesionales (familia, ocio, etc.).

 

¿Se puede afirmar que atravesamos una crisis judicial y que la justicia está politizada en España?
La crisis judicial existe desde hace bastantes años, esto es un hecho que no admite discusión. En cuanto a la politización de la justicia, la percepción es que, a niveles de alta jerarquía judicial, si se está produciendo. Sin embargo, a niveles del día a día judicial, es decir, el que vivimos los profesionales que ejercemos el derecho, no percibimos dicha politización. 

 

¿A qué maestro del derecho recuerda?

 Recuerdo a muchos de los profesores que impartieron sus clases en la Universidad de Sevilla. Ellos contribuyeron en gran medida a mi pasión por el derecho.

 

De no ser jurista, ¿qué profesión hubiese elegido?

Siempre me ha apasionado la historia, aunque reconozco que siento una gran atracción por los temas psicológicos.  Psicología, quizás.

¿Quiere leer otras entrevistas de Actualidad?

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.