LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

02/02/2023. 12:51:51

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Sonia Gumpert, decana del Colegio de Abogados de Madrid

“Se ha producido una mejora notable en la relación del Colegio con el Ministerio y con la Comunidad de Madrid”

Legal Today

“Hemos logrado trasladar a la sociedad la importancia de la función preventiva del abogado” “La experiencia ha sido excepcional, a pesar de que los comienzos fueron muy duros” “Además de la lucha por dignificar el Turno de Oficio, hemos sido pioneros en su especialización”

“Llegamos con la ilusión y el compromiso de transformar el Colegio y creo que lo hemos logrado”, tal y como resume a Actualidad Jurídica Aranzadi Sonia Gumpert sus cinco años al frente al Colegio de Abogados de Madrid. La decana de la capital, que no se presenta a la reelección, reconoce que los inicios fueron duros, pero que hoy la Abogacía madrileña cuenta con una institución de referencia más abierta y eficaz. Se ha trabajado a conciencia, creando novedades reales al servicio del colegiado, no escatimando esfuerzos para dignificar la Justicia Gratuita y poniendo en valor la labor de los profesionales que prestan servicio en el Turno de Oficio. A las puertas de la elección de un nuevo responsable del Colegio de Madrid, Sonia Gumpert admite que llegar a la Junta de Gobierno le brindó la oportunidad de dar un paso más en su aprendizaje como abogado.

Sonia Gumpert,

¿Qué o quién le hizo dar el salto a la vida colegial, y con qué idea de "misión"?

Desde mis inicios profesionales y durante casi doce años, he estado activamente involucrada en una asociación internacional de abogados jóvenes, donde aprendí la importancia de nuestra profesión para la convivencia y la defensa, más allá de los legítimos intereses particulares, del Estado de Derecho. Acceder a la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Madrid me brindó la oportunidad de dar un paso más en ese aprendizaje y sobre todo, de reforzar la defensa de la defensa a través de la institución colegial. Esta ha sido la misión fundamental.

¿Podría resumirnos en pocas frases su decanato?

En estos cinco años hemos trabajado a conciencia para hacer realidad un proyecto de cambio con el que hemos logrado situar al colegiado en el centro de todas las actividades del Colegio. Llegamos con la ilusión y el compromiso de transformar el Colegio y creo que lo hemos logrado: la Abogacía madrileña cuenta hoy con una institución de referencia más abierta y transparente, más moderna y más eficaz. También hemos sido pioneros en la apuesta por la especialización y la formación de calidad, la defensa de la profesión o la transformación digital.

¿Tiene conciencia de que ha cumplido todo su programa, o al menos la mayor parte del mismo?

Totalmente. Las iniciativas incluidas en el programa que nos llevó a ganar las elecciones en 2012 ya se han puesto en marcha o están en proceso de implementación. Desde la creación del Defensor del Abogado -una figura que vela por el respeto y la consideración que merecen los abogados de Madrid y cuya aplicación móvil ha sido descargada por miles de colegiados- hasta el proyecto de transformación digital, no sólo hemos ido cumpliendo con los distintos compromisos adquiridos con los colegiados, sino que se han impulsado muchos otros proyectos que no estaban contemplados inicialmente. Por citar sólo algunos de los servicios creados o mejorados en estos cinco años, mencionaría el seguro de vida que hemos puesto a disposición de los colegiados, la ampliación de la cobertura de la Póliza de Responsabilidad Civil de 18.000 a 300.000 euros, la renovación de las 24 Salas de Abogados, la digitalización de la biblioteca o la creación de una nueva sede del Colegio en Móstoles dentro del proceso de descentralización y acercamiento de la institución a sus miembros. También hemos puesto en marcha más de 30 secciones de especialización a las que se han inscrito miles de colegiados, revitalizando profundamente la vida colegial.

¿Qué otras acciones destacaría?

Además, durante este periodo hemos logrado trasladar a la sociedad la importancia de la función preventiva del abogado, a través de una campaña de publicidad absolutamente pionera titulada "Al primer síntoma consulta a tu abogado". Gracias al Programa de Derechos Humanos, del que me siento especialmente orgullosa, se ha escuchado la voz de los colectivos más vulnerables y se han atendido cuestiones jurídicas a veces olvidadas en discusiones jurídicas. Por otra parte, para ayudar a quienes se inician profesionalmente en el ejercicio de la Abogacía, a quienes carecen de empleo o a los que sencillamente buscan reorientar su carrera, el Colegio ha organizado dos Ferias de Empleo Jurídico FEIURIS, la segunda de ellas en un formato íntegramente digital acorde a la evolución del mercado laboral. Gracias a una gestión ejemplar, todo esto ha sido posible a la vez que se reducía la cuota colegial en un 6,2%, un hecho hasta ahora inédito en la larga historia de la Institución.

¿Cuál es la mayor satisfacción que se ha llevado en estos años?

A nivel personal la experiencia ha sido excepcional, a pesar de que los comienzos fueron muy duros. Ser decana del Colegio de Madrid me ha permitido conocer a muchas personas de gran valía -del mundo jurídico y de otros muchos ámbitos-, de las que sin duda he aprendido mucho en todo este tiempo. En cuanto a los proyectos colectivos, me satisface especialmente todo lo que tiene que ver con la defensa de la profesión, iniciativas ya mencionadas como el Defensor del Abogado o la lucha por la dignidad del Turno de Oficio. Sólo cuando somos capaces de defender a los abogados de Madrid, velando por el respeto y la dignidad de la profesión y de quienes la ejercen, se hace realidad nuestro compromiso con ellos y con los ciudadanos a quienes defienden.

En dos ocasiones hemos preguntado a los colegiados su opinión sobre el Colegio a través de encuestas de satisfacción. Saber que una amplia mayoría de colegiados percibe una mejoría en la institución y recomienda formar parte de ella, es algo que me llena de satisfacción.

¿Cómo se ha trabajado en el Turno de Oficio?

No se han escatimado esfuerzos para dignificar la Justicia Gratuita y poner en valor la labor de los profesionales que prestan servicio en el Turno de Oficio. Esta labor colectiva se ha traducido, entre otras cosas, en la recuperación del valor de los baremos que perciben los abogados del Turno de Oficio y que habían sufrido una dramática bajada en 2012, con anterioridad a la llegada de esta Junta de Gobierno. Hemos puesto mucho empeño y pasión en esta lucha, con iniciativas tan visibles como la campaña Colgamos togas, no tus derechos, y multiplicando nuestra interlocución con las diferentes Administraciones.  Además de la lucha por la dignificación del Turno, hemos sido pioneros en su especialización, creando nuevos turnos específicos para la asistencia a colectivos especialmente vulnerables, como las víctimas de delitos de odio o de trata de seres humanos, las víctimas de discriminación por diversidad sexual y de género o las víctimas con discapacidad intelectual o enfermedad mental. También hemos conseguido recuperar la financiación de los Servicios de Orientación Jurídica, suspendida en 2012.

¿Cómo ha sido su interlocución con el Ministerio de Justicia, y las demás instituciones del Estado?

Se ha producido una mejora notable en la relación del Colegio tanto con el Ministerio de Justicia como con la Comunidad de Madrid. Cuando llegamos, la interlocución brillaba más bien por su ausencia. Ahora existe un canal de comunicación directo con ambas entidades, a través del cual hemos hecho llegar nuestras propuestas de reforma y mejora de la Justicia madrileña, así como nuestras protestas cuando lo hemos considerado necesario para velar por los intereses de la profesión. El consenso y el diálogo son dos herramientas fundamentales para afrontar el periodo de reformas que se avecina, en el que la abogacía madrileña está llamada a ocupar un lugar destacado, y para ello es imprescindible mantener la interlocución al más alto nivel con las distintas instituciones del Estado.  

¿Qué rol ha tenido su equipo de gobierno?

El equipo de gobierno ha sido crucial. Sin ellos nada hubiera sido posible. Hablo de mi Junta y también del personal del Colegio, cuya profesionalidad ha hecho posible que los proyectos que se iban poniendo sobre la mesa terminaran desarrollándose y haciéndose realidad.

En los años de su decanato, el Colegio ha dado un paso gigantesco en su modernización. ¿De qué está más orgullosa?

Efectivamente, la modernización del Colegio ha sido uno de los ejes principales de nuestra gestión. Para ello hemos puesto en marcha un proceso de transformación tecnológica que va a cambiar radicalmente la forma en que se relaciona el Colegio con sus miembros y con la sociedad en general. Se trata de un proyecto para modernizar y agilizar todos nuestros procesos y servicios que permitirá una mejor y mayor interacción con los colegiados, auténtico eje del nuevo modelo tecnológico. Este proyecto tecnológico, que hemos denominado ‘Colegio 3.0', una vez que esté implementado situará definitivamente al Colegio en el Siglo XXI.

¿Qué le pediría al que será nuevo/a Decano/a del ICAM?

Que continúe con el proceso de transformación emprendido hace cinco años. Que ponga todo de su parte para situar al Colegio, definitivamente y de forma irreversible, en el siglo XXI. Que siga revitalizando la vida de una institución en la que los colegiados sean el eje transversal y su razón de ser. Que mantenga y, si es posible, redoble la apuesta por una formación propia de la máxima calidad. Y que no ceje en la defensa de la dignidad de la profesión, velando en todo momento por los intereses de la Abogacía madrileña.

Si quieres disponer de toda la información y la opinión jurídica para estar al día, no pierdas
de vista a Actualidad Jurídica Aranzadi

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.