LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

29/11/2022. 01:16:16

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

ÍÑIGO SAGARDOY, PRESIDENTE DE SAGADOY ABOGADOS

“Un abogado laboralista necesita ser un experto en el arte de la negociación”

Legal Today

"El Derecho Laboral es quizás la rama del Derecho que más cambios afronta" "La reforma laboral está teniendo ya un efecto positivo" "La negociación colectiva necesitaba de un cambio sustancial"

En un tiempo en el que la situación económica está reordenando el mercado de trabajo, con una reforma laboral desplegando sus efectos y mientras los abogados laboralistas están gozando de su mayor influencia no podíamos faltar a una cita ineludible: una conversación con Íñigo Sagardoy, Presidente de Sagardoy Abogados. Uno de los más prestigiosos abogados laboralistas de España nos ofrece su punto de vista acerca de cómo acoger los acontecimientos normativos y profesionales que se están produciendo en el Derecho laboral.

Iñigo Sagardoy

¿Cuales son los aspectos que más suelen variar en cada reforma laboral?

Las reformas laborales que se han realizado en España en las dos últimas décadas han estado fomentadas por crisis económicas de mayor o menor calado, lo que determina su contenido. Esencialmente se han centrado en la modificación de los modelos contractuales. Así hemos asistido a múltiples cambios en la contratación temporal, marchas hacia adelante y posteriores retrocesos, todo ello enmarcado en una grave rigidez que complicaba cambios de calado.

¿Cuáles son en cambio, los que permanecen más estables?

Las materias que siempre se habían considerado inamovibles han sido las relativas a la negociación colectiva, las referidas a las indemnizaciones por despido y las que implican la garantía de condiciones laborales adquiridas por los trabajadores.

Cada reforma laboral crea una gran convulsión social, que inmediatamente parece que se calma. ¿qué reflexión le merece?

El hombre es reacio al cambio, lo que unido a una materia que nos afecta a todos profundamente, hace que las reformas laborales, siempre sean vistas con cierta circunspección. En mi opinión, no hablaría tanto de convulsión social, cuanto de prevención ante el cambio. La gran mayoría de los trabajadores, desde sus puestos de trabajo pulsan la realidad y necesidad de adaptación de sus empresas ante las dificultades económicas y del mercado, por lo que son conscientes de la obligatoriedad de las reformas para mantener la empleabilidad.

¿Considera que la reforma laboral tendrá un efecto positivo, aunque sea a medio-largo plazo?

La reforma laboral está teniendo ya un efecto positivo. Son muchas las empresas que están evitando recurrir a los despidos incorporando medidas de flexibilidad. La reforma de la negociación colectiva es un revulsivo esencial para evitar despidos. Si observamos los datos de la EPA de los próximos meses, muy probablemente observaremos como el sector privado deja de destruir empleo, centrándose el ajuste en el sector público, que hasta ahora no había sufrido ningún ajuste.

¿Con qué medida de la ultima reforma laboral está especialmente de acuerdo?

Sin duda el dotar a la empresa de una mayor flexibilidad interna, que ha sido el objetivo último de la reforma laboral.

¿Qué opina de los cambios en la regulación de los convenios colectivos?

La negociación colectiva necesitaba de un cambio sustancial. Su regulación permanecía básicamente inamovible desde los inicios de la democracia, lo que no se compadecía con los cambios sustanciales que ha experimentado la economía y las relaciones laborales. Su modernización y adecuación a la realidad actual era por tanto esencial.

El 25 por ciento del total de la contratación de despachos es para Derecho laboral. El abogado medio, ¿está preparado para todos los frentes que están abiertos en el Derecho laboral?

El Derecho Laboral es una rama muy especializada que requiere un profundo conocimiento de la disciplina y una mayor experiencia. En ocasiones existe una cierta idea simplista de la problemática que se afronta. Sin embargo, aparte de ser un Derecho tremendamente humano y cercano a los problemas de las personas y por tanto de gran responsabilidad, las cuestiones que se dilucidan en él revisten con frecuencia mucha complicación técnica.

En mi opinión un abogado medio requiere de una mínima especialización para afrontar con garantías de éxito cualquier cuestión laboral, dado que frente a él, muy probablemente encuentre a un abogado debidamente preparado que se encontrará en una situación de superioridad frente a él. Efectuar incursiones en el ámbito laboral sin una mínima preparación específica conlleva muchos riesgos de fracaso para el cliente.

¿Qué necesidades de formación tiene el abogado laboralista en estos momentos?

Un abogado laboralista, hoy y siempre ha necesitado de una formación continua. El Derecho Laboral es quizás la rama del Derecho que más cambios afronta. Ya sea en su derecho sustantivo o en materia de Seguridad Social o Prevención de Riesgos Laborales. La normativa se modifica de modo constante, de una manera más o menos profunda.

Por otra parte, la doctrina que los tribunales emanan diariamente requiere ser conocida y estudiada, dado que se trata de un cuerpo doctrinal que aporta constantes matizaciones y es preciso conocer.

Por todo ello, aparte de cursos específicos de formación, ya sea para una primera especialización o para actualizar el conocimiento ya adquirido, es fundamental la lectura de revistas especializadas, sentencias de actualidad, etc., recordando que la falta de formación no se suple con nada, ni con esfuerzo, ni con tesón, ni con muchas horas de dedicación.

Más de siete millones de trabajadores vieron resuelto su litigio colectivo en 2011 por un órgano de resolución extrajudicial de conflictos. Ahora que se está fomentando la mediación laboral, ¿Qué habilidades cree que debe adquirir el abogado laboralista?

Un abogado laboralista necesita ser un experto en el arte de la negociación. La Jurisdicción laboral es muy propensa a favorecer la resolución de los conflictos que llegan a sus puertas por la vía de la conciliación previa. Los servicios de mediación previos a la Jurisdicción son un primer filtro en los que en ocasiones se resuelven las cuestiones debatidas. Con posterioridad, también los secretarios judiciales tienen entre sus funciones lograr que las partes alcancen acuerdos previos.

Por ello, qué duda cabe que todo abogado laboralista debe manejarse en el ámbito de la negociación si quiere dar ofrecer una solución ágil y justa a su cliente.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.