LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

22/02/2024. 15:13:32

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

8-M: ser mujer, ser abogado

Paula González de Castejón. Socia de Propiedad Intelectual y Tecnología de DLA Piper España. Miembro de Mujeres en Farma
Paula González de Castejón

Escribo este artículo en mi doble condición de mujer y abogado y con motivo del Día de la Mujer que se conmemora todos los años el 8 de marzo. Que privilegio, que alegría y ¡qué responsabilidad!

He desarrollado toda mi carrera profesional en despachos internacionales dedicados al derecho de los negocios y, ciertamente, a lo largo de los últimos veinte años, he visto una evolución muy relevante y positiva del papel de la mujer en este sector. Quiero pensar que esa evolución es paralela a la evolución de la sociedad, y sobre todo, paralela al papel que la mujer está teniendo en los últimos años en otros sectores de la vida profesional (arquitectura, medicina, ingeniería, comunicación, etc..). Esto es, el talento que comenzó hace años a formarse y visibilizarse en las universidades y escuelas de negocios, se ha ido abriendo paso en el sector legal, como en tantos otros, a lo largo de los últimos años. Pero me gustaría que llegara el día que no fuera necesario realizar iniciativas como ésta para visibilizar el papel de la mujer en el sector legal, simple y llanamente porque no hubiera nada particular o especial que analizar o que visibilizar.

Como decía antes, considero un privilegio y un honor ser abogado. Para mi cada día, cada caso, cada cliente es un reto distinto al que enfrentarme y que debo resolver con las herramientas que nuestro marco jurídico nos ofrece. “Acompaño” a mis clientes (casi siempre ajenos a este mundo) ayudándoles a entender, “navegar” y resolver situaciones complejas. 

Ahora bien, no siempre es fácil equilibrar las exigencias de una vida profesional, ciertamente muy exigente, con una vida personal y familiar plena, pero ese es precisamente para mí el reto en el que como sociedad, como profesionales y como personas, debemos centrar nuestro mayor esfuerzo. Hay que eliminar la idea de que hay que elegir entre carrera profesional o vida personal. Se debe y se puede tener todo. No es fácil, y como todo lo que merece la pena, requiere mucho esfuerzo e inversión. Para mí el reto es que ese esfuerzo e inversión, primero sea eso, esfuerzo e inversión, y no un “sacrificio”, y que venga de parte de todos, no sólo de las mujeres.

Se trata de dar visibilidad y aprovechar el talento y compromiso, venga de donde venga. Se trata de impulsar un sector, en este caso el legal, integrado por individuos formados, con talento y comprometidos

Decía antes que a lo largo de mis más de 20 años de carrera profesional he podido constatar una evolución muy positiva del papel de la mujer de la mujer en los despachos de abogados dedicados al derecho de los negocios (sólo puedo hablar de lo que conozco), si bien creo que aún queda mucho camino por andar, sobre en lo que se refiere a la “alta dirección”, que en el caso de los despachos es la sociatura y los puestos de gestión. Hace quince años no se veían, al menos en nuestro país, a mujeres dirigiendo las oficinas de despachos internacionales. Por el contrario, desde hace unos años podemos encontramos con socias que no sólo dirigen con éxito su práctica, sino que además dirigen el despacho, siendo responsables de toda la cuenta de un despacho internacional en España o incluso han alcanzado puestos de responsabilidad internacionales. Qué importante su ejemplo, eso sí que es verdadero liderazgo, el poder de influenciar positivamente en los demás a través de tu comportamiento y tus decisiones.

Es probable que la evolución positiva de la que hablaba antes se haya debido principalmente al esfuerzo e inversión realizado por cada una de las mujeres de manera individual en el desarrollo de su carrera. Pues bien, creo que debemos de dar un paso más y es la responsabilidad de aquellos abogados que gracias a ese esfuerzo hemos podido alcanzar una cierta responsabilidad, apoyar iniciativas para que el talento y el compromiso real con la profesión, proceda de donde proceda, se abra camino en este sector. El reto precisamente del momento actual es saber identificar iniciativas que realmente merezcan la pena y que apoyen de verdad el talento y el compromiso, proceda de donde proceda. Esa es la verdadera diversidad que enriquece y aporta al conjunto de la sociedad y por supuesto al sector legal. Por ello leo con enorme preocupación el anuncio de iniciativas que, pretendiendo apoyar a la mujer, quieren imponer de manera artificial su presencia en puestos de responsabilidad tales como los consejos de administración o las listas electorales. Precisamente ahora, en el que el talento femenino comenzaba a tener presencia real en puestos de responsabilidad, se quiere imponer su presencia por cuotas, desmereciendo ese talento y ese compromiso desprestigiando así el esfuerzo de todas aquellas mujeres que alcanzan puestos de responsabilidad por méritos propios.

Personalmente no creo que sea ese el camino, no creo que queramos celebrar el Día de la Mujer pensando que seremos reducidas a un mero porcentaje. Es responsabilidad de todos buscar otras alternativas para dar visibilidad al compromiso y el talento femenino en el sector legal. Alternativas que se basen en la igualdad de oportunidades, la flexibilidad para no tener que hacer elecciones dolorosas entre vida personal y familiar y por supuesto en la meritocracia, de tal forma que los méritos alcanzados resulten incontestables.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.