LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

25/09/2022. 06:55:51

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

GenderTech: qué es, por qué y para qué

María Jesús González-Espejo. CEO del Instituto de Innovación Legal y promotora de www.odesius.com y de la Innovation in Law Studies Alliance

El concepto de GenderTech

Quienes se asoman por primera vez al mundo de la innovación y la transformación digital se encuentran con un aluvión de nuevos términos, casi todos ellos en inglés, para los que no hay todavía claras definiciones conceptuales. Y es que estamos ante una disciplina que se está construyendo ahora y para la que no contamos aún con un sólido cuerpo de doctrina, ni el consenso necesario para dotar de definiciones unívocas la mayoría de estos términos. GenderTech es uno de esos términos para los que es fácil encontrar una definición. Por ello, comenzaré esta tribuna delimitándolo para, a continuación, analizar en qué medida las nuevas tecnologías pueden ayudar a disminuir la aún existente brecha de género, con mención especial a su efecto en las profesiones del ámbito del Derecho.

El término consta de dos vocablos en inglés: gender, que significa género y tech, abreviatura de tecnología. Por tanto, podríamos definirlo como la categoría de tecnologías relacionadas con temas de género. Sin embargo, de esa forma, estaríamos dejando fuera del concepto tanto iniciativas que apoyan a las mujeres para tener un rol activo en el desarrollo de software, como aquellas que se enfocan en lograr que las aplicaciones informáticas se desarrollen teniendo en cuenta las necesidades e insights de las mujeres y evitan que éstas tengan sesgos. Y es que GenderTech no es sólo tecnología, sino también actividades que mejoran la tecnología, la hacen más “user-friendly” y más ajustada al Derecho.

Soluciones tecnológicas que pueden ayudar a reducir la brecha de género

Tradicionalmente se utiliza la expresión brecha de género para ilustrar la distancia que existe entre mujeres y hombres respecto a un mismo indicador, como la diferencia que hay entre ambos a la hora de acceder a determinado tipo de estudios, puestos de trabajo, puestos públicos o posiciones en consejos de administración, así como a la de acceder a fuentes de financiación para sus proyectos empresariales. En esta definición, la posición de la mujer siempre aparece disminuida frente a la del hombre. Ella no llega dónde si llega el hombre.  

Sin embargo, podríamos darle otro significado al concepto brecha de género mucho más innovador, entendiendo por tal, la distancia que existe entre hombres y mujeres respecto al indicador equilibrio vida personal y familiar o dedicación al cuidado y el hogar. En estas esferas sigue predominando la presencia de la mujer.

Esta doble visión de la brecha de género es básica porque mientras no se hable tanto de una como de otra, no se estará dedicando suficiente atención a los dos aspectos que hay que corregir en nuestras sociedades: las mujeres tienen que ser más seguras de sí mismas, no temer trabajar en los campos STEM (abreviatura de Science, Technology, Engineering, and Mathematics), pero los hombres deben también aprender a utilizar la tecnología para apoyar su empoderamiento en los ámbitos del cuidado de la familia. 

La tecnología puede ayudar a reducir esta brecha y a que ambos, hombres y mujeres, acerquen posturas en el cuidado familiar, el equilibrio entre dedicación a la familia, al ocio y a los negocios y a la eliminación de ineficiencias.

Categorías de tecnología para reducir la brecha de género

Tras estas primeras reflexiones conceptuales, es ya hora de enumerar las categorías de tecnología que tiene el poder de reducir la brecha de género:  

  1. Tecnología para ganar en eficiencia: muchas soluciones ayudan a ahorrar tiempo, ese recurso que es escaso para todos y que la tecnología puede ayudarnos a recuperar.
  2. Tecnología para teletrabajar: el trabajo desde cualquier ubicación permite compatibilizar mejor las obligaciones profesionales y las personales. Por eso las herramientas colaborativas, de comunicación, de cocreación, etc., ayudan a la reducción de la brecha de género.
  3. Tecnología para anonimizar y evitar situaciones de discriminación: la tecnología permite identificar a las personas con dígitos y evitando la posibilidad de informar sobre el género, algo que puede resultar muy útil, por ejemplo, en procesos de selección para evitar sesgos.
  4. Tecnología para detectar sesgos: la tecnología ayuda a identificar patrones que el ser humano no es capaz de detectar. La eliminación de la brecha puede apoyarse en este tipo de soluciones.
  5. Tecnología para medir de forma objetiva: la transparencia es clave para luchar contra la brecha de género y la tecnología nos permite contar con indicadores claros y objetivos, apoyados en datos.

La participación de las mujeres en el desarrollo de soluciones tecnológicas

Uno de los retos actuales es que en las profesiones STEM la participación de las mujeres no siga siendo baja. En la industria de la tecnología, la situación es especialmente crítica en América Latina donde, según el informe publicado por World Economic Forum, las mujeres solo representan entre el 20% y el 30% del mercado laboral total. Las creencias limitantes y los miedos injustificados, así como los prejuicios y, las normas culturales explicarían esta situación, contra la que se lucha a través de iniciativas magníficas, como las promovidas por lnspiring Girls o SheCodes. La presencia de más mujeres en este sector de actividad ayudará a que las soluciones tengan ese punto de vista femenino que a menudo brilla por su ausencia.

 El reto de desarrollar soluciones informáticas adaptadas a la realidad femenina

En tercer lugar, el GenderTech centra sus esfuerzos en lograr que la UX (experiencia de usuario) del software sea igual de buena para un hombre que para una mujer. La razón por la que esto es un reto es que, en tecnologías como la Inteligencia Artificial, la mayoría de los desarrolladores son hombres. Según el informe de la UNESCO, el 12% de los investigadores de inteligencia artificial son probablemente mujeres, y el 6% de los profesionales del desarrollo de software en el campo de la inteligencia artificial son mujeres.

Además, también se centra en evitar que las soluciones discriminen a las mujeres, es algo que ya ha ocurrido en el pasado ni más ni menos que a empresas de la talla de Amazon. Ésta desarrolló una solución basada en Inteligencia Artificial para seleccionar personal y resultó que estaba alimentada con datos que hacían que las mujeres fueran identificadas como menos idóneas que los hombres para puestos directivos. Sin embargo, no es el único ejemplo, pues el propio gobierno austriaco desarrolló una solución también discriminatoria para las mujeres y Muneera Bano cita otros en esta entrevista.  

Conclusiones de la GenderTech

Bajo el paraguas de la Gendertech se agrupan conceptos como la tecnología para reducir la brecha de género, así como las actividades que fomentan una mayor inserción de las mujeres en el sector tecnológico y el desarrollo de soluciones informáticas que generen en hombres y mujeres igual nivel de satisfacción. Son muchas las soluciones de software que pueden ayudar a reducir la brecha digital y mucha la labor que aún queda por hacer con la finalidad de igualar las cifras de desarrolladoras a la de los hombres dedicados profesionalmente a ello. Mientras tanto, es esencial que las soluciones informáticas se diseñen escuchando a las mujeres. Sólo así podremos evitar que se produzcan más casos atentatorios contra los derechos fundamentales, generando en la sociedad desconfianza hacia la tecnología y un aún mayor abismo entre ambos géneros. 

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.