LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

30/01/2023. 00:16:04

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

La importancia de la corresponsabilidad

María Hidalgo Parga. Directora en el Aérea de Seguros y Reaseguros CECA MAGÁN Abogados

A lo largo de mi carrera profesional en despachos de abogados, me he cruzado con muchas mujeres brillantes con gran talento. Algunas de ellas, optaron voluntariamente por dedicarse a sus familias y apartarse del mundo laboral; otras, también de forma voluntaria, han optado por mantenerse activas profesionalmente, pero compaginando y dando prioridad a su vida familiar; otras se encuentran en la misma situación, pero de forma no tan voluntaria, mujeres válidas que siguen doblando jornadas laborales, en el despacho y en su hogar, sin ayuda y sin apoyo.

Y luego están esas mujeres que, teniendo la inteligencia, la capacidad y las habilidades necesarias para llegar a la cúspide la pirámide, y queriéndolo, se han quedado en la base, porque no han tenido las mismas ventajas y oportunidades que los hombres, ya que han visto frenadas sus carreras profesionales por la falta de colaboración en su vida familiar.

Abundando en ello, un nuevo informe de la International Bar Association (IBA) [CCP1] [CCP2] ha indicado que las mujeres representan algo más de la mitad de los profesionales del derecho (54%), pero sólo el 31% está representado en los puestos más altos. Y, dentro de los sectores específicos, las conclusiones fueron: el sector público tiene el porcentaje más alto de abogadas con un 62%, el poder judicial le sigue con un 56% y la cifra de mujeres que trabajan en despachos de abogados es del 46%.

En los correspondientes niveles superiores, el sector público tiene la mayor proporción de mujeres abogadas con un 38% y el poder judicial con un 37%, mientras que las mujeres abogadas en despachos de abogados tienen menor representación, un 28%.

Y yo me pregunto ¿Cuáles son las causas de esta disparidad de género en la cúpula de la profesión jurídica? En mi opinión, muchas influyen, pero tenemos que destacar que, hoy en día, siguen siendo las mujeres las que, mayoritariamente, solicitan las excedencias para el cuidado de los hijos y las que desempeñan los trabajos a tiempo parcial.

Pero no es momento de buscar razones y sí soluciones; una de las claves para remover los mayores obstáculos que encuentran las mujeres juristas en su camino profesional, a saber, la conciliación y los techos de cristal, es la Corresponsabilidad.

¿Y qué es la Corresponsabilidad? Es la responsabilidad compartida y asumida de forma equitativa por hombres y mujeres, es decir, un reparto equitativo de las tareas y toma de decisiones en todos los ámbitos de la sociedad: laboral, social, político y económico.

Y cuando hablamos de la corresponsabilidad dentro de la igualdad de género, debemos referirnos al reparto equitativo del trabajo doméstico y el cuidado de familiares (sean estos los hijos u otros familiares dependientes) entre mujeres y hombres.

Porque si las metas de la corresponsabilidad son acabar con la doble jornada laboral de las mujeres, superar el techo de cristal, reducir la brecha salarial y Acabar con estereotipos y roles de género, creo firmemente que con la misma muchos de los obstáculos en las carreras de las juristas desaparecerán.

Y por supuesto creo en la meritocracia, pero, sin perjuicio de otros obstáculos, sin corresponsabilidad de poco servirá. Por muy brillante que sea la mujer, por mucho talento que tenga en el ejercicio de la abogacía, si los hombres no asumen su responsabilidad para permitir la conciliación de las mujeres, pocos avances se conseguirán.

La corresponsabilidad es el camino a la igualdad de oportunidades: la igualdad solo será efectiva cuando hombres y mujeres asuman las mismas responsabilidades y obligaciones, de manera que realidades como la maternidad, la creación de una familia o el cuidado de mayores y dependientes, no supongan un freno en las carreras profesionales de las mujeres.

Cuando la presencia de la mujer en los puestos de más responsabilidad en nuestro sector sea en el mismo porcentaje que la del hombre, será cuando la igualdad funcione realmente.

En definitiva, siguen siendo pocas las mujeres que están en el nivel más alto del sector legal, pero el avance es innegable. Debemos ser optimistas y perseverar, incidiendo especialmente en el ámbito educativo, para alcanzar una igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres

Por último, quiero concluir este artículo en primera persona: creo en la corresponsabilidad porque he tenido en mi hogar ese reparto equitativo y, a veces incluso no tan equitativo, porque la balanza se ha inclinado a mi favor en muchas ocasiones, para permitirme crecer y llegar donde estoy hoy. Pero lo que quiero para mañana, es también para muchas de las jóvenes que me rodean, con un potencial que debe reconocerse y sentirse apoyadas para lograr las cuotas más altas que desean alcanzar.


Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.