LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

26/05/2022. 16:03:28

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Too good to be wasted

Araceli Bailón, Head of Compliance and Culture de CASTROALONSO
Araceli Bailón

Aunque afortunadamente cada vez tenemos más personas, dentro del ámbito del derecho digital, que nos apoyan a las mujeres en nuestra batalla diaria por la igualdad de género en todos los ámbitos de nuestra vida, nos encontramos ahora con una nueva brecha unida a la anterior: el “edadismo”, entendiendo por tal el conjunto de estereotipos y perjuicios que se tienen de alguien en relación con la edad.

Y es que, si era una dificultad añadida el ser mujer, ahora hemos de sumarle el encontrarnos dentro de una edad definida como “senior”.

Por alguna razón a las mujeres de más de 45 años se nos rechaza o elimina de puestos que veníamos desempeñando con efectividad y eficiencia porque nuestros perfiles nos son los de un nativo digital y ya no se ajustan con la imagen de la empresa.

Es curioso ver que no sucede lo mismo con nuestros colegas juristas, masculinos y de la misma generación que nosotras, a los cuales, por alguna razón, se les presupone esta capacidad de adaptación al mundo digital, mientras que a nosotras se nos niega dicha presunción, y cargamos con la prueba.

Y eso que, entre otras cosas, que las mujeres relacionadas con el derecho, nos hemos abierto paso y avanzado dentro del mundo digital, y nos manejamos con total soltura en los ambientes “tech”: no tenemos reparos en inscribirnos en un “boot camp” para aprender a programar, utilizamos cualquier “digital platform” para comunicarnos, diferenciamos cuando un “malware” es un “ramsoware” (porque muchas lo aprendimos a la fuerza), hemos cambiado nuestros cargos por su equivalente en inglés, y ahora somos “Head” o “Managers”, y nos dedicamos a “ciber law”, “digital law” o “compliance” por ejemplo; y sin mas problema solicitamos nuestras vacaciones al departamento de Human Resources ( o el de “happy people”, porque eso sí, si hablamos de “digital”,  los nombres han de ser “friendly”), y nos vamos de jornadas de “team building” a dejarnos la piel con nuestros “colleagues” haciendo “rafting”, “paintball” o “snorkel”, y aprender técnicas de “leadership”, mindfulness o “coaching”.

No debemos olvidar nunca que tras una mujer “senior” hay una experiencia acumulada difícil de alcanzar por alguien de menor edad, que amamos el Derecho y nuestra profesión,  y tenemos un espíritu combativo y de sacrificio que a veces echamos en falta en generaciones posteriores; que si hemos llegado hasta donde estamos es porque la mayoría de las veces nos ha costado el triple que le ha costado a un hombre, y que si seguimos actualizándonos y formándonos, es para seguir dando lo mejor de nosotras, como siempre, y servir de ejemplo a las generaciones posteriores.

Somos grandes profesionales, a las que la vida nos ha enseñado que sólo se toca fondo para coger impulso; a las que no nos da miedo enfrentarnos a situaciones nuevas o complicadas, porque las afrontamos con valentía y el arranque de quienes somos conscientes de ser el ejemplo de las mujeres que vienen detrás; no somos jóvenes (o eso dicen), no somos nativas digitales (aunque formamos parte de quienes han enseñado a los más jóvenes a serlo), pero hay algo que sí somos: TOO GOOD TO BE WASTED

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.