LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

29/11/2022. 22:35:03

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Los disidentes que se querellaron contra Castro en la Audiencia Nacional confían en que el TC asuma que ya no es jefe de Estado

EP

La asociación cubana 'Comité de Ayuda a la Disidencia 2506' aseguró ayer que no volverá a presentar otra querella contra el líder revolucionario Fidel Castro ante la Audiencia Nacional a pesar de que, con la renuncia de su cargo como jefe de Estado, ha perdido el privilegio de inmunidad por el que este tribunal decidió no condenarle el pasado diciembre. Esta plataforma de disidentes confirmó a Europa Press que defenderán la misma postura pero ante el Tribunal Constitucional, donde confían que se tenga en cuenta la nueva situación, mediante un recurso de amparo en contra del archivo de la Audiencia Nacional.

Fidel Castro anunció hoy su deseo de no ser reelegido como presidente del Gobierno cubano, por lo que perdería así ese privilegio de inmunidad. Sin embargo, CAD 2506 confirmó que no volverán a acudir a la Audiencia Nacional a la espera de que la decisión sobre condenar o no a Castro la tome el Tribunal Constitucional (TC) donde los querellantes ya han presentado un recurso de amparo contra la decisión de archivar la causa.   

El abogado de la asociación, Javier Barrilero, explicó en relación a la renuncia de Castro que el TC tiene la obligación de "dictar sentencia de acuerdo a la situación actual". "La línea que hemos mantenido es que ya no es jefe de Estado, pero la Audiencia Nacional interpretó que aunque hubiese delegado sus funciones en su hermano Raúl (Fidel Castro) no había dejado de ser jefe de Estado", recordó.

"Ahora nosotros mantenemos la misma línea de defensa pero ante el Tribunal Constitucional y lo vamos a plantear de manera que no pueda decirnos que no", continuó Barrilero, quien dijo que "aun hay mucho camino por recorrer". En ese sentido, anunció que en caso de que el TC no falle en su favor acudirán al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo (TDHE), donde "las cosas serán diferentes ya que la situación de ex jefe de Estado de Castro estará ya más que asumida".

Por su parte, el presidente de CAD 2506 en declaraciones a Europa Press desde Miami, reconoció su satisfacción por las posibilidades que se abren tras la decisión de Castro, al tiempo que reiteró que no han cambiado su postura. "La posición es la misma, la decisión de la Audiencia Nacional fue totalmente equivocada pero tenemos grandes esperanzas en la decisión del TC ya que la situación ha cambiado", explicó.

RECHAZO DE LA AUDIENCIA NACIONAL.

El Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional rechazó el pasado día 13  de diciembre admitir a trámite la querella presentada por el Comité de Ayuda a la Disidencia 2506 (CAD 2506) contra el jefe del Estado cubano, Fidel Castro, al que acusan de la comisión de delitos de genocidio, crímenes contra la humanidad, torturas y terrorismo.

El juez Santiago Pedraz inadmitió esta querella en febrero de 2007 al entender que este asunto era ya "cosa juzgada" puesto que se habían pronunciado sobre los mismos hechos el Juzgado Central de Instrucción número 2 y la Sala de lo Penal, que archivaron dos querellas anteriores similares, presentadas en esta ocasión por otra asociación, la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba.

Sin embargo, el CAD 2506 recurrió la inadmisión, de forma que la decisión pasaba a depender de la Sala de lo Penal, presidida por el juez Javier Gómez Bermúdez. En su apelación la asociación indicaba que la Fiscalía de la Audiencia Nacional y el juez Pedraz daban la impresión, al rechazar la admisión a trámite, de "procurar garantizar a la dictadura castrista la inimputabilidad de los crímenes cometidos contra el pueblo cubano" y de "proteger y amparar a los criminales liderados por Fidel Castro".

TERCERA QUERELLA.

La querella, que recordaba la sentencia del Tribunal Constitucional sobre 'el caso Guatemala' que permite a la jurisdicción española perseguir los delitos de genocidio con independencia de la nacionalidad de las víctimas, es la tercera presentada en España contra el régimen de Castro.

La Fundación Nacional Cubano Americana presentó contra el presidente cubano una primera demanda el 5 de noviembre de 1998, que fue archivada por la Audiencia Nacional al entender que el Tribunal Supremo impuso la condición, en ocasión del estudio del genocidio del pueblo maya, de que las víctimas fueran españolas para investigar los hechos.

Esta misma Fundación presentó en 2005 otra querella en la que pedía que se ordenara la detención, vía Interpol, de Castro, en cualquier país al que se desplazara, que fue también archivada por los mismos motivos que la anterior.

CONTENIDO DE LA QUERELLA.

La querella del CAD 2506, a la que tuvo acceso Europa Press, afirmaba que desde que Castro llegó al poder, el 8 de enero de 1959, comenzó "todo un mecanismo de represión de los derechos fundamentales y libertades públicas", mediante "la implantación de un terror revolucionario" a cuyo servicio se pusieron a trabajar varios organismos, como el Departamento de Seguridad del Estado, llamado la 'Gestapo Roja', el Ministerio del Interior, la Dirección General de Inteligencia y la Unidad Militar de Ayuda a la Producción, entre otros.

El escrito describe el sistema de encarcelamiento del régimen y las principales cárceles del país. Así, pone varios ejemplos de maltrato a presos políticos como el sucedido en la prisión de Boniato donde –dice la querella– "para no ser violados por los presos comunes los políticos se embadurnan con excrementos".

Indica que desde 1959 más de medio millón de cubanos han pasado por los campos y centros de represión de Cuba. Se mencionan formas de tortura como la de privación del descanso y el sueño, alterar las horas de las comidas, propagar en los cuerpos de los reclusos insectos como chinches, pulgas o ladillas o obligar a los presos a desnudarse y formar filas en las que deben juntar sus cuerpos hasta provocar el contacto de las partes genitales. Otro apartado de la demanda interpuesta es el de fusilamientos, cifrados entre 15.000 y 17.000 durante la dictadura castrista.

La querella acusa también a Castro y al ex ministro de Turismo Osmani Cienfuegos, de la muerte de 9 miembros de la Brigada 2506 el 20 abril de 1961. Un total de 149 personas –entre las que se encontraban los fallecidos– fueron obligadas a subir a un camión de aluminio con forro interior de madera previsto para el transporte de mercancías que no contaba con orificios de respiración.

El vehículo viajó 11 horas hasta llegar a su destino. "Durante todo el tiempo que duró el trayecto los prisioneros no dejaban de suplicar que se abrieran las puertas y se les permitiera respirar", indica el escrito. A la llegada se comprobó que nueve de los prisioneros habían fallecido.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.