LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

26/11/2022. 23:51:25

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Los secretos sucios de los shareholders lawyers

Legal Today

Los abogados que antes eran considerados abanderados de las luchas contra la corrupción corporativa, ahora son vistos con suma desconfianza

Una de las firmas más conocidas de EEUU, especializada en demandas presentadas por los accionistas de grandes corporaciones contra los excesos de sus directivos, ha sido condenada a pagar 75 millones de dólares para evitar así el inicio de un proceso penal en su contra. Se trata de Milberg Weiss Bershad Hynes & Lerach, mejor conocida como Milberg. Un despacho que se ganó una gran reputación representando shareholders perjudicados por los abusos de los más poderosos ejecutivos de Corporate America en demandas históricas. No obstante, todo el prestigio adquirido ha sido echado por tierra luego de que una investigación de más de siete años demostrara las sórdidas tácticas empleadas por los abogados de este bufete: conspiraciones para engañar a los tribunales, acuerdos impropios con los clientes, acusaciones temerarias, etc.

No es de extrañar que, hoy en día, los tribunales americanos apliquen parámetros cada vez más rígidos para tratar las demandas presentadas por los inversores de empresas de capital público. Los que antes eran considerados abanderados de la luchas contra la corrupción corporativa, ahora son vistos con suma desconfianza, incluso como unos oportunistas por algunos sectores. Las principales firmas de este sector, tales como Schiffrin Barroway Topaz & Kessler, han sufrido mucho en su reputación con este incidente.

En Estados Unidos, durante la última década ha existido una inusitada proliferación de demandas colectivas (class actions), presentadas por accionistas descontentos con los manejos de los ejecutivos que dirigen sus empresas. Si bien la concienciación de los shareholders ha inyectado mayores incentivos de responsabilidad para los altos puestos de las grandes compañías, el incesante incremento de estas acciones legales estaba produciendo un estancamiento económico derivado de una falta de confianza en el sistema, según señalan algunos expertos del espectro conservador. Por otra parte, el mundo empresarial mira cada vez con más preocupación los desmesurados sueldos y regalías que se permiten algunos ejecutivos de las grandes empresas. Esto genera mayor zozobra entre los millones de inversores, horrorizados por un despilfarro empresarial que no se ve reflejado en mayores dividendos. Se trata de grandes, medianos y pequeños socios de capital que demandan tener más control sobre los salarios que perciben las compañías en las que invierten, un movimiento conocido como Shareholders Democracy.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.