LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

30/09/2022. 11:09:50

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Entrevista a Julio Moreno López, jefe de capacitación de la Consultora Logistics Management. RRHH.

“Una simple red de intereses puede ser un motor de enseñanza muy poderoso”

Legal Today

Julio Moreno López se desempeña como jefe de capacitación de la Consultora Logistics Management y desde el 2002 imparte clases de Coaching en el Diplomado "Didáctica especial para derecho" de la Universidad Libre de Colombia.

En momentos de crisis, la formación toma un papel protagónico: las herramientas para competir son mucho más necesarias en un mercado laboral en plena recesión. De igual manera, los despachos deben mantener a sus abogados a la vanguardia del derecho si quieren consolidarse en el mercado. La diferencia la marcará la capacidad que tenga cada organización al articular un plan de capacitación ordenado y realista, he aquí algunas ideas.

Una simple red de intereses puede ser un motor de enseñanza muy poderoso

Háblenos un poco de las técnicas de Training más comunes dentro de los despachos.

En general el 90 % de los despachos se deciden por uno de estos dos caminos: o capacitan a sus empleados dentro del trabajo; es decir "in situ", o se adecuan sitios y se abren espacios de tiempo para un número determinado de clases teóricas.

 

¿Qué ventajas o desventajas ve usted en cada uno de estos planteamientos? 

El entrenamiento in situ tiene la ventaja de que acorta el proceso de aprendizaje, sometiendo al nuevo profesional a las verdaderas necesidades del despacho plasmadas en situaciones de la vida diaria (inputs) y llevándolo de la mano al logro de los resultados esperados (outputs). Esta capacitación analiza las exigencias, los métodos y los resultados en un todo. Podemos decir que la organización que plantee este tipo de entrenamiento está modelando al nuevo profesional a la medida de sus necesidades. Pero este proceso no está exento de problemas: muchas veces es llevado de una manera informal, lo cual implica que quien da la capacitación no se involucra demasiado en el proceso (sea porque nadie lo supervisa o porque este esfuerzo es asumido como una carga). Llevar a cabo la formación de manera informal también implica que, muchas veces, la persona que enseña lo hace más por una convicción mora de ayuda a un colega y no porque conozca de verdad las necesidades de la empresa y tenga articulada una hoja de ruta.

 

¿Qué ventajas planten las clases de capacitación en la empresa?

Las clases, por lo general, responden a un plan mejor estructurado y sobre todo: su costo por hora/hombre es muy inferior, dado que las clases pueden hacerse fuera del horario laboral. También, tiene buen precio porque normalmente se plantean de una manera unidireccional donde un profesor expone sus conocimientos a gran número de alumnos. El problema en este tipo de formación es que la interacción formadora es mucho menor a la que se da en la formación in situ.

 

¿Y qué hay de las nuevas tecnologías? ¿Cómo podemos sacar provecho de ellas?

No cabe duda de que las nuevas tecnologías están cambiando la forma de aprender de todas las personas y este hecho tiene su correlación en el tema de la capacitación del personal. Las clases virtuales, por ejemplo, ofrecen una buena interacción mientras que permiten reunir a personas a miles de kilómetros a través de la red. Grandes bufetes apuestan por utilizar sus sistemas de Gestión del Conocimiento más como una comunidad virtual que como un sistema de codificación de datos. Una simple red de intereses puede ser un motor de enseñanza muy poderoso. Relacionar a personas que comparten un tema o especialidad ha demostrado ser muy rentable, ya que permite a los participantes construir un conocimiento de común acceso, evitando la duplicidad de esfuerzos.

 

Vemos que los medios han mejorado, pero ¿qué hay de las personas, qué ha cambiado en los despachos con respecto a la capacitación?

El cambio sufrido por las firmas de abogados en estos 15 años ha sido asombroso. Los abogados de hoy en día no pueden darse el lujo que quedarse quietos, desde los recién llegados hasta los Socios participan activamente en los cursos de actualización que llevan los despachos, cosa que era impensable hace 20 años. Lo que pasa es que el conocimiento y la multiplicidad de actividades es tal (patentes de software, células madre, comercio con países exóticos, etc.) que en ciertos temas todos empezamos de cero. Digamos que son temas para los que la experiencia es un valor menos trascendental. Además, esta interacción entre generaciones es muy valiosa, ya que potencia la flexibilidad de la organización en momentos en los que este valor está en alza.

 

Ante el auge de la capacitación In Situ, ¿qué papel le queda por jugar a la Universidad?

Uno trascendental, la formación es un proceso que va más allá de ciertos conocimientos puntuales. La Universidad genera modelos de pensamiento, estructuras mentales y de raciocinio sin las cuales la vida profesional está vacía. Además, existe una segunda dimensión -digamos más personal- que implica asumir postulados éticos y cívicos fundamentales para el ejercicio de una profesión con tanta proyección social como lo es el derecho. Parafraseando al doctor Letamendi "Quien sólo sabe de derecho, ni de derecho sabe"

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.