LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

27/06/2022. 08:16:32

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Opera y derecho (63)0505

El proceso contra Winifred Wagner, amante de Hitler

Presidente de la Asociación Europea de Abogados

Winifred y Hitler

Winifred Wagner fue la esposa  del hijo de Wagner. Fue una de las mujeres más importantes de la vida de Hitler y la única con la que tuvo un proyecto matrimonial real muy impulsado por la jerarquía nazi. Se conocieron en 1922 cuando Winifred estaba casada y la atracción fue inmediata. Su relación duró hasta la muerte de Hitler pero Winifred siguió enamorada y defendiendo a Hitler hasta el final de su vida en 1980. Fue condenada por el Tribunal de Desnazificación de Baviera en Julio de 1947.

Winifred Wagner nació en Inglaterra en 1897. Era ocho años más joven que Hitler. En 1914 fue con su padre adoptivo al Festival de Bayreuth. Cósima, la última mujer de Wagner, impulso la relación de Winifred de 17 años con su hijo Siegfried, 30 años mayor. Se casaron a los pocos meses de conocerse.

Winifred nunca estuvo enamorada de su marido que era homosexual. En 1922 conoció a Hitler en una de sus visitas  al Festival de Bayreuth. Se enamoró de él. En 1923 Hitler participó en el golpe de estado que pretendía la toma del poder en Berlín. El golpe fracasó y fue condenado a cinco años de prisión tras un juicio, aunque finalmente la pena quedó solo en nueve meses efectivos.

Durante su permanencia en la prisión de Munich, Winifred, visitó a Hitler constantemente. Le llevaba dulces y comida y fue la que suministró el papel para que Hitler escribiera su famosa obra «Mi lucha».

Tras salir Hitler de prisión iniciaron una relación como amantes mientras ella seguía casada con Sigfried Wagner.

En el año 1930 muere Sigfried. La relación de Winifred con Hitler se consolida. Hitler se convirtió en el tío de los cuatro hijos de Winifred, que le llamaban cariñosamente «Tío Wolf». Hay numerosas fotografías de todos juntos.

Winifred y Hitler mantuvieron relaciones sexuales plenas. Ella se quejaba del carácter de Hitler en la cama. Decía que en alguna ocasión era cariñoso pero pasaba rápidamente a un registro de extrema agresividad y violencia, lo que a ella no le gustaba.

La jerarquía nazi estaba entusiasmada con la relación y se empezó a hablar de matrimonio. Era la manera de unir el nombre Hitler con uno de los apellidos de mayor prestigio de Alemania. Esto reforzaría la imagen pública de Hitler.

Ni Hitler ni Winifred rechazaban la idea del matrimonio pero finalmente parece que Hitler tuvo otras prioridades centradas en su meteórica carrera política. Otro problema adicional es que Hitler era incapaz de ser fiel a una sola mujer y mantenía simultáneamente a su relación con Winifred otra con Eva Braun. Hitler se casó con Eva Braun un día antes de suicidarse ambos, un matrimonio de un día de duración.

 El mismo año que murió Sigfried falleció Cósima, la esposa de Richard Wagner. El festival se convertía de facto en una propiedad de Winifred porque sus hijos eran menores de edad. Winifred puso el festival al servicio de Hitler antes y durante la Segunda Guerra Mundial. Hubo representaciones en la guerra solo para soldados. Y Hitler nunca faltaba a la cita. Todos los años fue al festival. Vivía en  Villa Wahnfried, la casa de Wagner, ahora la  casa de Winifred y sus hijos. Era uno más de la familia.

Tras la muerte de Hitler se inició contra Winifred un proceso por los tribunales de desnazificación. En un principio es clasificada como «gran delincuente» al haber permitido que el partido Nazi utilizase el «legado de Richard Wagner» para sus fines políticos. Se solicitaban para ella veinte años de prisión.  Winifred sostuvo que «era Hitler, no el partido, lo que me atraía», y trató de recuperar su nacionalidad británica atemorizada ante una severa condena.

Winifred tuvo un buen abogado en el juicio. Alego ser responsable de evitar la deportación de judíos y homosexuales de su círculo, como el barítono Max Lorenz y su esposa. Aportó 50 cartas de judíos que dijeron que se habían salvado gracias a su intervención. 30 judíos testificaron a su favor. También presentó  una carta enviada a Hitler que evitó el arresto de Alfred y Ewig Pringsheim cuya hija estaba casada con el escritor Thomas Mann. Se le preguntó si había mantenido relaciones sexuales con Hitler, Winifred mintió al negarlo.

En julio de 1947 se dictó sentencia por el Tribunal de desnazificación de Baviera. Se la clasificó como persona «poco incriminada», salvándose del confinamiento en un campo de trabajos forzosos porque personalmente no había cometido actos violentos ni brutales. Fue condenada a 450 días de trabajos especiales y a perder la mitad de sus propiedades. La sentencia le prohibía seguir dirigiendo el Festival. Sus hijos Wieland y Wolfgang “sobrinos” del tío Wolf asumieron la dirección. 

Todavía en el año 1976, treinta años después de morir Hitler, grabó una entrevista para la televisión alemana y un documental de cinco horas con Syberberg el director de la genial película de “Parsifal”. No había ninguna crítica a Hitler y mostraba seguir enamorada de él. Su hijo Wolfang, entonces director del festival, le tuvo que prohibir la entrada por el escándalo que causaron las declaraciones. Winifred murió en 1980.

El link es el documental de Tony Palmer sobre la familia Wagner con varias imágenes y videos de Winifred y Hitler.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.