LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

30/01/2023. 05:14:14

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Falsificación de medicamentos: un desafío para todos

Director General de FLC en FTI Consulting España

Alessandro Nurnberg

Más del 50% de los medicamentos que se compran a través de internet – la mayoría en sitios web que no cumplen con reglas básicas de transparencia- han sido falsificados, según advierte la Organización Mundial de la Salud . Se trata de una tendencia al alza puesto que se prevé que en el 2010 esta práctica ilegal alcance ventas de hasta 55.000 millones de euros.

La venta de medicamentos falsificados supone pérdidas de miles de millones de euros para los laboratorios farmacéuticos, que ven cómo las falsificaciones se parecen cada vez más e incluso pueden llegan a superar en imagen a sus productos, a la vez que constituyen un riesgo enorme para la salud de los consumidores. Se trata de un negocio demasiado provechoso para las organizaciones que lo controlan, muy fraccionado y no necesariamente estructurado. A la vez, al ser una práctica muy lucrativa, puede ser utilizada como fuente de financiación por organizaciones criminales. Todo ello dificulta la erradicación de estas conductas.

Un factor añadido importante es que los fármacos falsificados están al alcance de cualquiera en Internet, por lo que nos encontramos ante un problema de salud pública, dado que estos fármacos pueden ser, en el mejor de los casos, una estafa y, en el peor, un riesgo, a veces fatal, para la salud. En relación con la tipología de fármacos, tanto en nuestro país como en el resto del mundo occidental, son los fármacos relacionados con el estilo de vida los más falsificados (impotencia sexual masculina, adelgazamiento, esteroides, anti caída del cabello, complejos vitamínicos).

Más preocupantes son los casos de venta de antibióticos y analgésicos, así como aquellos que afectan directamente a la vida de las personas (tratamientos contra el cáncer, el VIH o la tuberculosis). Productos ilegales que se distribuyen no sólo en países emergentes, sino también en los desarrollados, donde la posibilidad de adquirir determinados productos sin receta o a un precio inferior hace que muchos incautos caigan en el engaño.

Las organizaciones internacionales, en sus distintas instancias, con la OMS a la cabeza, así como las autoridades de muchos países y las organizaciones empresariales del sector farmacéutico trabajan activamente buscando y proponiendo soluciones al problema.

La OMS ha creado un grupo especial de acción, llamado el Grupo Especial Internacional contra la Falsificación de Productos Médicos, que ha puesto en marcha una serie de iniciativas, entre ellas potenciar la comunicación, para que la lucha contra la falsificación de fármacos se convierta en una tarea compartida entre los varios colectivos económicos y sociales. Se trata de una iniciativa loable, aunque hay que destacar que la misma OMS advierte que todavía hay mucho por hacer para convertir las buenas intenciones en resultados efectivos.

Quizás la parte más activa en la lucha contra las falsificaciones de fármacos sean las mismas farmacéuticas. Más allá del daño económico inmediato, sufren enormes daños reputacionales, ya que la falsificación de productos se lleva a cabo también a través de engaños acerca de la marca, la imagen y el nombre de las empresas que son líderes en el mercado.

La experiencia de las farmacéuticas al respecto es un activo importante y debe ser la base para desarrollar al menos buena parte de la estrategia de lucha contra este tipo de falsificaciones. La misma OMS reconoce que las empresas farmacéuticas han sabido hacer uso inteligente de la tecnología con este objetivo, lo cual las sitúa como interlocutor obligado.

La identificación de los focos de ingreso y canales de venta de productos falsificados en el mercado es fundamental; así como la evaluación y optimización  de los procesos de control de stock y distribución de las farmacéuticas y distribuidoras para identificar si hay productos que sean desviados a otros mercados. El conocimiento y control de distribuidores y socios es otro  aspecto clave. El objetivo de estas acciones es que el resultado de las mismas pueda ser empleado como evidencia en un eventual proceso judicial.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.