LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

28/09/2022. 15:49:45

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Ópera y Derecho 57

Juicio por los pianos de Chopin de Mallorca

Presidente de la Asociación Europea de Abogados

La cartuja de Valldemosa es un antiguo Palacio Real. Está a 20 kilómetros de la capital en la montaña en el lugar más alto de la isla. La cartuja tiene distintas celdas. La demanda fue planteada en el Juzgado de lo Mercantil de Palma para determinar en qué aposento se alojó realmente Chopin junto con George Sand y los hijos de ella, y con qué instrumento escribió  el compositor los  Preludios.

Los actuales propietarios de la celda número 4 reivindicaban la residencia del músico en la misma, y demandaron a los de la 2, para que dejen de publicitar que su celda fue  la que albergó a la pareja de artistas.


La magistrada celebró el juicio para tratar de esclarecer la «verdad jurídica» sobre dónde se alojó Chopin. La cuestión, que en realidad remite al año 1839, fecha de la estancia en Valldemosa del músico polaco, debía dirimir si la publicidad de quienes explotan la celda 2 es lícita, pues los demandantes entienden «que engaña al visitante mostrando un espacio que no es en el que residieron Frederick Chopin y George Sand, y en ella un piano que nunca fue tocado por el músico».


La vista oral de dos días versó sobre en cuál de las estancias de la Cartuja había vivido concretamente la pareja, iniciándose por unas periciales que trataron de establecer la celda de alojo conforme a los dibujos del hijo mayor de Sand. Al respecto, los peritos cartógrafos de cada parte sostuvieron la suya, mientras la solicitada por el Juzgado no se pronunció con certeza.

También informaron en la sala peritos expertos en pianos verticales de la época a la que se refiere el litigio, cuyos informes no resultaron concluyentes sobre el que se exhibe en la celda 2, y ello por cuanto no se dispone de documentación acreditativa de la fecha exacta de su puesta en servicio. La celda 4 exhibe un piano Pleyel, que según uno de los peritos sí fue usado por Chopin.

En sus conclusiones, el letrado de la parte demandante, defendieron la tesis de que Sand alquiló una sola celda –la que hoy está numerada como 4– y que las periciales realizadas a partir de una serie de dibujos pintados por Maurice y George Sand muestran que es «imposible» que fueran realizados desde la estancia 2. El abogado también afirmo que el piano expuesto en la celda 2 nunca pudo ser tocado por Chopin ya que en 1838 éste no estaba construido. La parte demandante pidió a la jueza que se retire toda publicidad que hiciera referencia a la estancia de Chopin y Sand en la celda 2 y que el piano de ésta fuera retirado de la misma.

El abogado, representante de los dueños de la habitación 2, señaló que el concepto de publicidad «siempre está relacionado con una actividad económica» al tiempo que precisó que ni la celda 2 ni la 4 venden entradas, por lo que los clientes de la Cartuja pueden visitar todas las dependencias y no hay perjuicio económico.

La sentencia del Juzgado nº 2 de lo Mercantil de Palma de Mallorca ordenó que se retire de la exposición dedicada a Chopin el piano que se anunciaba como «el piano Pleyel” por haberse acreditado que se trata de un modelo posterior a su estancia allí e incluso a su muerte en 1849, y por lo tanto constituye «publicidad fraudulenta». El tribunal consideró que el piano conservado en la celda de los demandantes, sí fue realmente usado por Chopin.


La sentencia resuelve que fue en la celda número 4 donde residió el artista, por lo que exige a la propietaria de la número 2 que deje de publicitarla. El juez condeno también a los demandados a que publiquen la corrección del número de celda en periódicos y la difundan por instituciones y asociaciones.

La Audiencia Provincial rechazó el recurso de los propietarios de la celda 2. La Audiencia repite los argumentos de la primera sentencia apoyándose especialmente en las periciales.

Durante su estancia en MallorcaChopin compuso la mayoría de los preludios y retocó definitivamente los que traía esbozados. Escribió además la segunda Balada en fa mayor, op. 38, el tercer Scherzo en do sostenido menor, op. 39 y las dos Polonesas en la mayor y en do menor. Fue el período más intenso y productivo de su vida.

Hay tres películas en la que aparece la estancia de Chopin en Mallorca. La primera es la mejor de las tres. Es “Canción Inolvidable” (A Song to Remember) de 1945 dirigida por Charles Vidor más conocido por “Gilda”. La segunda “Un Invierno en Mallorca” (1969) es de Jaime Camino. Lucia Bosé es George Sand. La tercera es “Chopin, Desire for Love”  una  película polaca de 2002

En la imagen la cartuja de Valldemosa.

El  link es la película “Canción Inolvidable” de plena recomendación.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.