LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

12/08/2022. 20:35:04

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Herencias, ¿cómo impugnar un testamento?

Licenciado en Derecho y abogado. Redactor de textos jurídicos

La impugnación de un testamento es el acto por el cual uno o varios herederos manifiestan su disconformidad con lo que el testador ha establecido y solicitan cambios o nulidad. La ley establece un procedimiento, por medio del cual los herederos pueden impugnar el testamento.

Existen diferentes causas que pueden motivar la impugnación. El desacuerdo de quien impugna puede ser total o parcial y estar motivado por el contenido del documento o por los aspectos formales. Para el inicio de estas acciones de impugnación, siempre lo mejor es utilizar los servicios de un abogado especializado en herencias.

¿Cómo se reparte una herencia?

La regulación testamentaria de las herencias se encuentra en el Código Civil.  En el Capítulo I del Título III el Código se establecen todas las condiciones vinculadas a la sucesión testamentaria.  En este sentido, es frecuente que las causas de la impugnación de un testamento se encuentren en el reparto de los bienes y derechos de la herencia.  

La existencia de un testamento determina dos tipos de herederos. Unos  son  los herederos forzosos o legitimarios, a los que la ley les reconoce el derecho de heredar una parte de los bienes independientemente de la voluntad del testador. Los otros son los herederos voluntarios, que reciben bienes y derechos por voluntad del fallecido.

Según el Código Civil, la herencia debe dividirse en tres partes:

  • Un tercio está destinado a los herederos forzosos o legitimarios (generalmente hijos, nietos o padres si el testatario no tuviera hijos). Se reparte en partes iguales entre ellos. Sería lo que se denomina legítima.
  • Hay otro tercio que también corresponde a los herederos legitimarios, pero el causante puede disponer cómo se reparte. A este tercio, se le considera de mejora.
  • El último tercio es de libre disposición, es decir que el testatario lo puede destinar a quien desee y como lo desee. Quienes reciban esta parte serán los  herederos voluntarios.

En algunas Comunidades Autónomas las cuotas son diferentes, y la herencia se reparte de diferente manera entre los legitimarios y los voluntarios.

¿Cuáles son las causas por las que se puede impugnar un testamento?

El Código Civil enumera las causas por las que puede impugnarse un testamento. Estas causas son:

1. El testamento no incluye a un heredero forzoso o legitimario

Cuando un heredero forzoso está excluido del testamento, puede impugnarlo. Ningún legitimario puede quedar fuera del testamento.

Esta exclusión puede ocurrir intencionalmente, porque el testador no quiso que un heredero recibiera sus bienes. Pero también puede pasar que la omisión sea involuntaria. Es el caso de hijos nacidos después de realizado el testamento, o de hijos que el testador no sabía que tenía.

2.  No se respetan las cuotas de las particiones establecidas por la ley

Las cuotas establecidas en el Código Civil deben ser respetadas por el testatario, independientemente de su voluntad.  Si un heredero forzoso considera que el reparto no se realizó de acuerdo con la ley, tiene derecho a impugnar el testamento.  El dueño de los bienes no puede lesionar los derechos de un heredero legítimo.

3. El testador deshereda injustamente a un heredero

La ley establece claramente en qué casos una persona puede desheredar a alguien a quien le corresponde parte de la herencia. Cuando no se cumplen estas condiciones, el heredero cuyos derechos están lesionados puede impugnar el testamento.

4.  Incapacidad del testatario

La incapacidad de quien realiza el testamento también puede ser motivo de impugnación. Esta incapacidad puede ser judicial, por enfermedad psíquica o por edad, si es menor de 14 años.

El testamento debe ser hecho siempre por una persona en plenas facultades mentales. El notario debe dar fe de eso. En  los testamentos ológrafos, realizados por el testatario sin presencia de notario, puede darse esta condición de incapacidad no detectada.

5. Testamento realizado bajo coacción, violencia, engaño o algún tipo de presión

Un testamento puede ser impugnado cuando se prueba que el testador estaba sometido a algún tipo de intimidación con engaños, amenazas o violencia cuando lo redactó.  El Código Civil establece que quien utiliza la violencia para presionar a un testador a ir contra su voluntad, comete delito de extorsión.

6.  Defectos de forma del testamento

La validez del testamento depende también de aspectos formales que la normativa establece.  Si estos procedimientos  y formalidades no se cumplen, se constituye una causa para la impugnación.  Dentro de estos requisitos formales, la existencia de fecha y lugar de creación del testamento es fundamental.

¿Cómo se inicia el trámite de impugnación de un testamento?

Cuando un heredero reconoce que el testamento presenta alguna de las condiciones que pueden ser motivo de impugnación, presentará una demanda ante el juzgado.   

El trámite debe iniciarse en el Juzgado de Primera instancia de la localidad en la que ha fallecido el causante del testamento. La solicitud de impugnación debe justificarse, por lo que es necesario presentar toda la documentación que pruebe el motivo expuesto.Es obligatoria la presencia de un abogado y un procurador. 

En términos generales, el plazo de impugnación es de 15 años, que se cuentan desde el momento en que el heredero recibió la copia del testamento que impugna.

¿Puede un testador prohibir la impugnación de un testamento?

El testador no puede prohibir la impugnación de su testamento. Aunque deje cláusulas manifestando su voluntad de que así sea, no tiene derecho a esta prohibición.

Sin embargo, sí puede establecer que el heredero que impugne su testamento, reciba exclusivamente lo que le corresponde por la parte legítima estricta.  Es lo que se llama  cautela socini.

La cláusula socini suele aparecer en testamentos en los que el testador deja a los legitimarios un valor superior a la parte legítima reconocida por la ley, siempre que cumplan una condición o prohibición.  Esta prohibición puede ser la no impugnación del testamento.

La impugnación de un testamento puede provocar que el testamento sea nulo. En este caso, la ley o el Estado determinan quiénes son los herederos. En ausencia de herederos, los bienes pasan a poder del estado.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.