LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

04/03/2024. 19:12:41

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Incumplimiento custodia compartida: las claves

abogado de Familia y Penal y funciones de Márketing en Toro Abogados

La custodia compartida ha cobrado una importancia cada vez mayor en el ámbito legal. Redefine la dinámica del divorcio o separación, priorizando el bienestar de los hijos al fomentar la participación activa y equitativa de ambos progenitores en su crianza. En España, ha emergido como una opción que refleja la evolución de las estructuras familiares y la búsqueda de soluciones más equilibradas. Este enfoque innovador no solo redefine las responsabilidades parentales, sino también las relaciones familiares más sólidas en nuestro ordenamiento jurídico. 

¿Qué es la custodia compartida? 

En pocas palabras, se trata de un acuerdo en el cual ambos padres comparten la responsabilidad de criar a sus hijos después de un divorcio, separación, o cese de convivencia. En lugar de que uno de los padres tenga la custodia principal y el otro tenga visitas programadas, en la custodia compartida, ambos padres comparten el tiempo y las responsabilidades relacionadas con la crianza de los hijos de manera más equitativa

El objetivo fundamental de la custodia compartida es mantener una relación sana y estrecha entre el menor y ambos padres. Se considera ideal cuando ambos progenitores están capacitados para ejercer sus funciones parentales de manera efectiva. Este enfoque reconoce la importancia de la presencia y la influencia de ambos padres en el desarrollo y bienestar de los hijos, promoviendo así un entorno en el que los menores puedan mantener vínculos afectivos significativos con ambos lados de la familia. 

Consecuencias Legales del Incumplimiento 

Incumplir con un régimen de custodia compartida implica que uno de los padres no cumple con los términos y condiciones establecidos en el acuerdo o la orden judicial que rige la custodia compartida. Este incumplimiento puede manifestarse de diversas maneras: incumplir calendario de visitas, toma de decisiones unilaterales sin contar con el otro progenitor, negar el derecho a comunicarse con el otro familiar, o cambiar de domicilio sin avisar son algunos ejemplos. Las consecuencias pueden tener una vertiente civil, o una más grave, en el ámbito penal.  

Incumplimiento civil 

El incumplimiento civil de un acuerdo de custodia compartida se manifiesta cuando uno de los progenitores no cumple con la equitativa distribución establecida, materializándose en la falta de respeto a los días y horarios designados para la entrega y recogida del menor.  

Cabe destacar que este incumplimiento no solo afecta al otro progenitor, sino también al menor, ya que los niños tienen el derecho de mantener una relación con ambos progenitores. Este tipo de situaciones da lugar al procedimiento judicial de ejecución de sentencia. 

Incumplimiento penal 

Aquí entramos en un terreno más peligroso, con peores consecuencias ya que se derivan de actos delictivos. Nos encontramos frente a la comisión de este delito en situaciones específicas, como el traslado no autorizado del niño a otra localidad por parte de una parte, fuera del periodo de vacaciones que le corresponde y sin el consentimiento de la otra.  

En otras palabras, se busca identificar acciones que afecten significativamente el acuerdo establecido, más allá de simples demoras, para abordar adecuadamente estas violaciones en el marco de la custodia compartida. 

Principio del formulario 

Pasos a seguir en caso de incumplimiento 

  1. En caso de incumplimiento de un acuerdo amistoso de custodia compartida, el primer paso recomendado es la comunicación directa y abierta entre los padres para abordar el problema y encontrar una solución consensuada.  
  1. Si la vía amistosa no resulta efectiva, y el incumplimiento persiste, se puede considerar la asistencia de un mediador familiar. Un mediador, por ejemplo un abogado especialista en asuntos de familia, puede facilitar la comunicación entre las partes y ayudar a llegar a acuerdos que beneficien a todos y, lo más importante, al bienestar del niño. 
  1. En situaciones en las que las medidas anteriores no resuelven el problema y el incumplimiento persiste, se puede recurrir a la vía judicial. Para exigir el cumplimiento forzoso de lo pactado en el convenio regulador y la sentencia que lo aprueba, se puede iniciar un proceso judicial conocido como ejecución de títulos judiciales. 

Este proceso implica presentar una demanda ante el tribunal que emitió la sentencia original. En la demanda, se deben proporcionar pruebas concretas del incumplimiento, como mensajes o testigos. De igual forma, el mejor asesoramiento vendrá dado por un abogado de familia. Sólo en última instancia se iniciará el proceso penal.  

Impacto del incumplimiento en los hijos 

Las dinámicas familiares afectan la vida de las personas desde el momento de su nacimiento. Constituyen el factor más determinante en la salud emocional de los menores, influyendo de manera significativa en su adolescencia y en su desarrollo como individuos. 

En este contexto, es esencial subrayar que los desacuerdos, disputas y enfrentamientos entre los padres tienen un impacto psicológico más perjudicial en los hijos que la decisión de vivir juntos o separados. 

Si un divorcio es traumático para un niño, el conflicto derivado posteriormente, a causa del potencial incumplimiento, lo es mucho más. Así, la inestabilidad generada por la falta de cumplimiento de compromisos en el ámbito familiar intensifica la ansiedad del menor durante el proceso de divorcio. 

Consejos para una custodia compartida exitosa 

No hay fórmulas mágicas, sino que el sentido común y unos valores familiares bien cimentados son la mejor base para evitar problemas. Pero aquí aportamos unas sencillas recomendaciones que siempre son positivas:  

  1. Comunicación abierta: Cultivar una comunicación abierta con el otro progenitor es fundamental. 
  1. Flexibilidad: Mantener una actitud flexible respecto a horarios y adaptaciones. 
  1. Priorizar el bienestar del niño: Colocar siempre el bienestar del niño como prioridad. 
  1. Respetar el régimen de visitas: Cumplir de manera consistente con el régimen de visitas establecido. 
  1. Participación activa: Involucrarse activamente en la vida del niño. 
  1. Consistencia en normas y disciplina: Trabajar juntos para establecer normas y disciplina coherentes en ambos hogares. 

Conclusión 

En resumen, el cumplimiento de la custodia compartida es esencial para el bienestar de los niños y la estabilidad de la familia tras un divorcio, separación o cese de convivencia. La buena relación entre las partes, poniendo a los menores siempre por delante, la clave del éxito.  

Pero si todo falla y se producen incumplimientos, la intervención de profesionales es necesaria. Puedes consultar con abogados especialistas en delito penal familiar en este enlace.  

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.