LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

29/09/2022. 12:51:57

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Blog ECIJA 2.0

BIG DATA: El almacenamiento de datos inteligente

asociada senior de Information Technology de ECIJA

Las empresas registran cada vez más información de sus clientes, proveedores y empleados, los analizan y establecen perfiles con gustos y necesidades similares. Pero no sólo es que haya más cantidad de datos, sino que son datos totalmente nuevos, y ello exige que las herramientas informáticas para extraer el conocimiento sean cada vez más avanzadas, lo que hace difícil una adecuación paralela de la regulación normativa en materia de privacidad y seguridad.

Tunel de color azul lleno de 0 y 1

La información se ha convertido en una materia prima de gran valor, siendo los datos una nueva clase de activo económico, como la moneda o el petróleo. El almacenamiento masivo de datos y las nuevas fuentes de obtención de los mismos como Google o Facebook, no sólo afectan al mundo de los negocios, sino también al ámbito académico y a las Administraciones públicas.

En la actualidad ya existen soluciones de almacenamiento masivo de datos que permiten establecer perfiles y hacer clasificaciones de datos (datawarehousing, software analítico, business intelligence y cloud computing, entre otros). No obstante, nuevos mecanismos de  almacenamiento analítico de los datos están revolucionando el mercado, pues tratan la información de una forma diferenciada; se conoce como Big Data.

Este mecanismo efectúa el tratamiento y análisis de la información a partir de enormes servidores o almacenes de datos de gran dimensión, que posibilitan el rastreo y la supervisión de los datos. Partiendo de las actuales formas de tratamiento de datos como: páginas web, aplicaciones de imagen y vídeo, redes sociales, dispositivos móviles, teledetección, etc., elaborando predicciones automatizadas sin que sea necesaria la intervención humana.

La capacidad predictiva de Big Data es enorme, pues permite analizar grandes cantidades de conjuntos de datos relacionados con el comportamiento colectivo. Por ello, resulta una herramienta de gran utilidad en campos como la salud pública, los pronósticos económicos o el empleo.

De ahí que, ante semejante capacidad de análisis automático de los datos, existan empresas que almacenan exhaustivos registros de las actividades que un usuario lleva a cabo en la red lo que les permite elaborar perfiles de éste y utilizarlos posteriormente para realizar mejoras en su negocio (ofrecer productos o servicios personalizados, conocer el comportamiento del consumidor, la aceptación de un nuevo lanzamiento, etc.)

Por tanto, es lógico que surja inmediatamente la duda sobre el respeto por la privacidad de los datos personales ante el uso que empresas y Administraciones puedan hacer de este tipo de herramientas.

Esta preocupación se puso de manifiesto en la última conferencia celebrada en la ciudad de México el pasado mes de noviembre de 2011 "33ª Conferencia Internacional de Autoridades de Protección de Datos y Privacidad", en la que se planteó el desafío regulador que supone para dichas Autoridades la utilización de mecanismos que permitan predecir perfiles de comportamiento de los ciudadanos.

En la elaboración de estos perfiles, puede ocurrir que el usuario no sea consciente ni esté suficientemente informado de esta circunstancia, tal y como exigen tanto la legislación española de protección de datos como la normativa europea (Directiva 95/46/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 24 de octubre de 1995).

En el caso de España,  la Agencia Española de Protección de Datos, aboga por la protección del ciudadano y su privacidad también en el ámbito de Internet, a través de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal ó LOPD y la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico.

A pesar de ello, a día de hoy no tenemos una norma que expresamente mencione este tipo de servicio tecnológico, relacionado con la privacidad de las personas. No obstante, los expertos deberíamos insistir en el desarrollo de nuevos mecanismos informativos, comprensibles y suficientemente accesibles que permitan a los usuarios conocer efectivamente el uso de sus datos personales cuando utilizan cualquier servicio vinculado al uso de internet.

Para generar confianza en el uso de estas nuevas tecnologías por parte de los usuarios finales, es necesario que existan políticas de privacidad claras, visibles y sencillas, en las que el consentimiento de los usuarios sea siempre específico para el tratamiento concreto que se va a realizar de sus datos personales.

Especialmente, en cumplimiento de los arts. 5 y 6 de la LOPD y el art. 12 del Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la LOPD, el usuario debería poder saber exactamente quién es el responsable de esos datos; las finalidades a las que serán destinadas el uso de sus datos; ante quién pueden ejercitar sus derechos; y cuál es la autoridad de control que les protege.

Pero sin duda, lo que inexcusablemente deben saber los usuarios es a qué terceros serán cedidos sus datos y con qué fines, puesto que la base del almacenamiento masivo de datos es la comercialización de los mismos, ya que ésta es la verdadera importancia de mecanismos como Big Data en la actualidad, y el motivo de su enorme valor económico y empresarial.

Como dijo recientemente Sir Tim Berners-Lee (inventor de la World Wide Web), estamos en la era de "The Data Revolution", en la que, refiriéndose a los gigantes de Internet: "They have the data and I don't". Big Data es un avance extraordinario, pero debe conjugarse siempre con el control por los usuarios sobre sus propios datos. Ese es el siguiente desafío.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.