LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

25/06/2024. 16:48:19

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Blog de Snacks Tech & Lex

El Dr. Jekyll y Mr. Hyde al descubierto por las matemáticas

Socio fundador de Avezalia, firma especializada en el asesoramiento jurídico integral TIC

El Dr. Jekyll y Mr. Hyde al descubierto por las matemáticas

¿Habéis pensado alguna vez que prácticamente todos los usuarios de internet podemos ser la versión moderna del Dr. Jekyll y Mr. Hyde?

Si no sabéis el por qué os planteo la siguiente situación:

Imaginaos una noche cualquiera a altas horas de la madrugada, estáis cansados y a pesar de que todos duermen en casa, necesitáis un poco de tiempo para vosotros.

Como la TV a esas horas no os ofrece nada de interés, decidís encender el ordenador. Sabéis que se trata de una gran ventana a través de la cual podéis acceder a cualquier tipo de contenido. Ante dicha posibilidad, la naturaleza humana suele tender hacia aquellas situaciones que se salen (un poco o mucho) de nuestro día a día, de nuestros problemas y preocupaciones y de la idea que tienen los demás de nosotros mismos.

Por ello, vais navegando por innumerables páginas del más variado tipo. Algunas no requieren nada para acceder a sus contenidos y avanzamos por ellas a toda velocidad buscando algo que nos atraiga. Otras requieren de un previo de registro en el que tienes que prácticamente que desnudar tu alma. Las hay también que son de pago y, por tanto, has de pasar por caja previamente. De entre tal maremágnum de websites los hay de temáticas que prefieres mantener reservado para ti, otras son de claro de dominio público, pero de entre todas, en pocas das tu verdadero nombre, fecha de nacimiento, gustos y aficiones e, incluso, puede que tengas una cuenta de cuya existencia sólo tú eres consciente.

A la mañana siguiente, vuelta a la vida normal. Llegas al trabajo, enciendes el ordenador, visitas las ediciones digitales de los diarios, lees el correo electrónico, contestas a muchos de ellos, puede que entres en el banco para hacer ver tus cuentas e incluso que hagas la compra en el supermercado.

De todo ello, podemos extraer una serie de pautas de comportamiento que suelen seguir los internautas: adoptamos, según en qué contexto y situación, auténticas personalidad bipolares (cuando poliédricas) que dan lugar a que podamos diferenciar, cuanto menos, entre una personalidad oficial y otra extra-oficial o latente que sólo sale cuando se dan ciertas condiciones. Por tanto, creo que no descubro nada cuando digo que todos somos como el Dr. Jekyll y Mr. Hyde.

Ahora bien, ya está anticuado eso de tomarse una pócima y que te pongas a chillar, te salga bello y te conviertas físicamente en un monstruo. Ahora es todo más rápido, limpio y silencioso, ya que es internet el principal desencadenante de esta transformación de personalidad, aunque sólo sea por el supuesto anonimato que nos proporciona.

Y ahí es donde quería llegar, porque gracias a las matemáticas y a los algoritmos es posible que entidades del más variado tipo y condición y con las más increíbles finalidades puedan captar a nuestro/s verdadero/s Dr. Jekyll y Mr. Hyde.

En efecto, hoy día son los matemáticos, ingenieros informáticos y especialistas en estadística los verdaderos caza Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Y para ello se limitan con ir recopilando, cual hormiguitas incansables, los innumerables rastros que nuestros personajes van dejando en su navegación por internet.

Si lo pensamos detenidamente, y como ya comentábamos en algún post anterior, es factible y realista la frase que comienza a oírse por toda la red: "te lo juro por Google", ya que quien más y mejor nos conoce es Google y otros grandes emporios de internet.

La cuestión está en determinar qué uso de hace de esos rastros, ya que se pueden convertir en auténticos perfiles de comportamiento que pueden emplearse para las más variadas finalidades y en los más variopintos escenarios: comercio, empleo, elecciones, medicina lucha antiterrorista…

Para que veamos la importancia que tiene esta materia y para que veamos justificada la necesidad de lograr una mayor protección de la intimidad, un ejemplo muy gráfico:

Google, por medio de los ya comentados algoritmos matemáticos, ha desarrollado una herramienta que le permitirá conocer el estado de ánimo de sus empleados y, con ello, cuáles se plantean marcharse (o pedir un aumento de sueldo).

Esta herramienta tiene una función muy clara: crear modelos de predicción del comportamiento, con arreglo a los cuales poder actuar, en principio, de modo proactivo, pero supongo que también con una finalidad reactiva.

Está claro que dentro de poco, a los letrados nos hará más falta saber matemáticas que leyes, porque a ver cómo le contamos a un juez que la causa de despido de nuestro cliente se ha basado en el la predicción que ha hecho un software basado en algoritmos matemáticos derivados del data mining. Ya me imagino la cara de su señoría…

Pero, eso sí, estamos ante situaciones que no distan mucho de hacerse realidad. Y si no, tiempo al tiempo, y tal como va evolucionando la sociedad, menos del que pensamos.

¿Quiere leer otros post del Blog de Snacks Tech & Lex?

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.