LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

01/10/2022. 19:26:47

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Blog de Snacks Tech & Lex

La CIA al acecho de internet 2.0

Socio fundador de Avezalia, firma especializada en el asesoramiento jurídico integral TIC

Una arroba encima de un ordenador en 3D

¿Qué puede causar un mayor temor en los ciudadanos de a pie? ¿Qué la CIA monitorice blogs, redes sociales y foros de los que venimos llamando web 2.0 o el uso que haga de las conclusiones que extraiga de ello? Pues, según como se mire, ambas cosas…  

¿De qué nos vamos a extrañar a estas alturas de la película?

Si lo pensamos fríamente, no podemos extrañarnos que la CIA, paradigma del espionaje en el mundo entero gracias a tantas y tantas películas, intente conocer qué es lo que se cuece en los mentideros de la red.

Por tanto, creo que no nos debe extrañar que se dé a conocer la noticia que he leído esta misma mañana en Abadía Digital según la cual la Agencia Central de Inteligencia ha puesto en marcha una "estrategia para recopilar y tratar la gigantesca cantidad de información que se genera diariamente en Internet y que circula libremente en diarios, blogs, foros o portales de vídeo".

Lo que sí me ha gustado es conocer el entramado económico y fiscal montado alrededor del desarrollo de equipos y tecnologías de vanguardia que puedan ser útiles para las Agencias de seguridad de los EEUU y que tiene como cabeza visible a la entidad In-Q-Tel, que es una firma de capital riesgo.

El "espionaje" como práctica común en la red 2.0.

Realmente, esto que hace la famosa CIA es algo que, por otro lado, ya venían haciendo desde hace mucho tiempo las empresas de cierto tamaño que tienen en la red un campo de actuación preferencial.

El motivo es obvio: han de controlar lo que se dice en la red acerca de sus empresas, de sus productos y de sus servicios.

Diferencia de objetivos.

No obstante, la diferencia se centra en el objetivo final perseguido. Así, mientras las empresas emplean la información con finalidades preferentemente comerciales, que les ayuden a obtener una imagen fiel del resultado de las campañas de marketing desarrolladas, con la CIA la copla cambia: se supone que es apuntalar la seguridad nacional.

¿Qué es lo realmente preocupante?

De todo lo anterior, los riesgos que, a mi modo de entender, pueden surgir de esta práctica son los siguientes:

De un lado, la determinación de los criterios de evaluación de la información obtenida con las herramientas de data mining que se empleen al efecto, ya que la calificación como inocua o peligrosa de cualquier declaración vertida en la red es algo subjetivamente peligroso y dependiente de múltiples coyunturas.

De otro, y a pesar de que se declare que estamos ante contenidos que los usuarios vierten públicamente en internet, la privacidad ha de imponerse a la hora de indagar, con un mayor nivel de detalle, la identidad de las personas responsables, ya que ello supondría enlazar datos como, por ejemplo, una dirección I.P. con una persona determinada, y todo ello cuando no fiscalizar la parte privada de cada usuario en las redes sociales.

Finalmente, el grado de control que sobre esa información pueda tener el sujeto responsable de la misma, ya que mucho me temo, que con la tópica excusa de la seguridad nacional, no será accesible por los usuarios protagonistas la acumulación de información que sobre la misma exista.

Por tanto, y a modo de resumen, podemos afirmar que, con la excusa de la seguridad nacional, se puede ver comprometido, de forma muy importante, la privacidad de los usuarios de internet.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.