LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

13/07/2024. 07:26:32

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Blog ECIJA 2.0

Pacquiao, Mayweather…y Periscope: cuando el combate lo gana el streaming

Marina Franganillo

Asociada de Information Technology de ECIJA

El pasado 2 de mayo, medio mundo tenía, o quería tener, los ojos puestos en un ring de Las Vegas, donde Manny Pacquiao y Floyd Mayweather se batían en lo que fue denominado como ‘el combate del siglo’. Los eventos de estas características mueven cantidades ingentes de dinero y conseguir una localidad para verlos en vivo y en directo es algo reservado para unos pocos que se puedan permitir el alto precio de las entradas. Por si fuera poco, los derechos televisivos están tan cotizados como un asiento en primera fila.

Iconos de antena

Pocos querían quedarse sin ver el combate del siglo y, efectivamente, pocos se quedaron sin verlo. A pesar de que los derechos para retransmitir el enfrentamiento habían sido adquiridos por HBO y Showtime, quienes lo ofrecían a sus suscriptores en modo pay per view a un precio al que estamos poco acostumbrados en nuestro país (unos 100$…), las televisiones se toparon con unos nuevos jugadores a los que nadie había invitado: las apps de streaming ‘Periscope' y ‘Meerkat', que en las semanas previas habían ido ganando en popularidad y que también ofrecieron, a su manera, el combate en directo. Y no solo eso, sino que, ante los cortes en la señal ofrecida por HBO, muchos usuarios acudieron a estas dos nuevas vías alternativas.

Estas dos apps (la primera de ellas fue recientemente adquirida por Twitter mientras que la otra es la única que está a día de hoy disponible para los dispositivos con Android) permiten la retransmisión de vídeo en streaming, utilizando para ello la cuenta de Twitter del usuario. Una vez el usuario vincula la app a su perfil en la red social, realizar una retransmisión es realmente fácil: solo hay que apuntar con la cámara del móvil y apretar un botón para que comience a grabar y a retransmitir ese vídeo, que estará disponible para cualquier usuario que esté conectado en ese momento. Y eso fue lo que ocurrió el día 2 de mayo: el streaming de moda se coló en el combate del siglo.

Ahora bien, ¿son legales estas retransmisiones?

En este caso, hay que distinguir entre el streaming de la señal ofrecida por el canal de televisión correspondiente (grabando lo que emite la televisión) y, por otro, la retransmisión del evento en directo, desde un asiento del evento en Las Vegas.

En el primer caso, estamos ante una retransmisión a través de internet de una grabación que ha sido realizada por la entidad que ha adquirido los derechos para ello y que, como tal, tendría cabida dentro de nuestra Ley de Propiedad Intelectual. Concretamente, en los artículos 126 y 127 de dicha ley, donde se establece que la entidad de radiodifusión tendrá el "derecho exclusivo de autorizar" la fijación, la reproducción, la puesta a disposición, la retransmisión, la comunicación pública y la distribución de "sus emisiones o transmisiones". Y todo ello, durante un plazo de 50 años desde que se realice la primera emisión.

Es decir, quien emite una señal televisiva o radiofónica tiene, sobre la misma, una serie de derechos que protegen no el evento emitido en sí sino la propia emisión, de modo que en un caso como este, el canal de televisión correspondiente tendría los derechos sobre la señal y, por tanto, podría ir contra todo aquel que ofreciese esa emisión sin su autorización a través de cualquier medio, que en este caso sería Internet y, en particular, Periscope y Meerkat.

En cuanto al segundo caso, la cuestión se vuelve un poco más compleja, ya que no nos encontraríamos ante una retransmisión de la emisión realizada por HBO y Showtime, sino de una grabación que realiza un asistente al combate usando su teléfono. Al tratarse de un evento deportivo, no habría, a priori, infracción de derechos de propiedad intelectual, ya que no se verían afectados los derechos de la entidad de radiodifusión, que son los que habitualmente se generan en estos casos.

No obstante, no sería de extrañar que entre las condiciones impuestas por el organizador o promotor para el acceso al recinto se encontrase una prohibición de grabar o fotografiar el combate al que se estaba accediendo, como suele ser habitual en la mayoría de eventos deportivos. Es decir, si bien la retransmisión por parte de los asistentes al combate a través de Periscope y Meerkat no atentaría contra los derechos de propiedad intelectual del canal de televisión, podría haber sido contraria al "contrato" firmado para acceder al evento, que no es otro que la entrada que han comprado. En cualquier caso, se trataría de un incumplimiento de ese contrato y no de una conducta perseguible desde el punto de vista de la propiedad intelectual.

Lo cierto es que, nuevamente, la tecnología vuelve a ganar el combate y, aunque a partir de ahora se le trate de poner coto para proteger los intereses de quienes hayan adquirido los derechos para la retransmisión de un evento, se antoja muy difícil que las retransmisiones a través de apps como Meerkat o Periscope lleguen a su fin, por ser una herramienta en cierto modo descentralizada: así, el problema no se zanjaría con algo tan fácil como el cierre de una web. Empieza un nuevo combate para la propiedad intelectual, y esta vez en la otra esquina del cuadrilátero hay dos apps que no van a tirar la toalla fácilmente.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.