LegalToday

Por y para abogados

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

03/07/2020. 16:31:27

LegalToday

Por y para abogados

Delincuencia en tiempos de coronavirus. Estafas y ciberdelitos

Abogado Penalista de LABE ABOGADOS.

La crisis mundial provocada por el COVID-19 está trayendo consigo un sinfín de consecuencias de todo tipo para el conjunto de la sociedad, tanto sociales como económicas. En España, el pasado 14 de marzo el Gobierno decretó un confinamiento generalizado, ampliándose posteriormente al conjunto de toda la población, limitando la libertad de movimiento de los ciudadanos.

Una mano cogiendo una llave de plástico

Estas medidas han hecho decaer la tasa de delincuencia en España al 50%, pero a pesar del confinamiento, de la imposibilidad de salir de nuestros domicilios, durante la crisis del coronavirus la delincuencia no ha parado.

La población pasa el día confinada en sus domicilios, presos de la desesperación y la ansiedad sanitaria, provocada en muchos casos por la falta de información, y en otros casos por el exceso de información, pero sobre todo, los ciudadanos viven adueñados de una incertidumbre social y económica. Esto ha llevado a los estafadores a adaptarse a la realidad de la población en tiempos de coronavirus, y por tanto, a llevar a cabo nuevas formas de estafas y ciberdelitos creados especialmente para la ocasión, y que pueden provocar números problemas, aunque ahora todavía no lo sepamos.

Si hasta el Gobierno de España ha sido engañado en la compra de una serie de test rápidos, el grueso de la población también puede ser engañada y las trampas son múltiples, y en estas líneas expondremos algunas de las formas delictivas que están dándose durante esta crisis del Covid-19, las cuales podríamos dividir en dos grupos: Estafas y ciberdelitos.

Una de las estafas que más proliferación está teniendo durante la crisis médica del Covid-19 consiste en la venta, previo pago de un porcentaje del importe total, de material sanitario que actualmente escasea como mascarillas, geles desinfectantes, guantes o equipos de protección personal. Unos materiales que nunca terminan llegando o que llegan en unas condiciones muy diferentes a las acordadas inicialmente.

Entre las víctimas preferidas por los estafadores se encuentran, no solo los particulares, sino también empresas que quieren comprar mascarillas u otros equipos sanitarios para protegerse del coronavirus, e incluso las farmacias. Por ejemplo, y según refleja el informe elaborado por la Europol, en un Estado miembro no identificado, una compañía pagó 6,6 millones de euros a otra empresa en Singapur para adquirir mascarillas y geles alcohólicos. El pedido nunca ha llegado.

Pero incluso las estafas han llegado a la compra de tests falsos de detección del coronavirus para particulares.

Otra estafa muy recurrente está siendo la compra de supuestas vacunas curativas del coronavirus que algunos perfiles en redes sociales de supuestos médicos o páginas webs de supuestas empresas están ofreciendo. La realidad es que el usuario paga y la vacuna no llega, y caso de llegar algo, la misma no cura el virus.

También se han creado falsas campañas suplantando la identidad de grandes instituciones en la que solicitan donativos para la compra de material sanitario o la investigación de la vacuna del virus.

Otras estafas consisten en el ofrecimiento a empresas para la implatanción de nuevos sistemas de teletrabajo a cambio de dinero y por supuesto de datos personales.

En definitiva, numerosas formas de engañar tanto a particulares como empresas que buscan el desembolso económico por parte de estos, y sobre los que habrá que permanecer atentos para no convertirse en sujeto estafado.

Pero las formas delictivas no quedan ahí, y es que también se están dando numerosos casos de ciberdelitos que tienen como fin principal engañar a los usuarios para obtener datos personales o bancarios para un posterior uso ilícito de los mismos, o la implantación en los dispositivos electrónicos de los usuarios errores que permitan la obtención de todo tipo de datos personales. Entre las formas más comunes para la obtención de tales datos destacan las siguientes:

  • Oferta de gigas (internet) gratis para el uso del móvil en tiempo de coronavirus.
  • Cadenas de mensajes de Whatsapp o correos electrónicos en los que suplantan la identidad de entidades como hospitales solicitando voluntarios para la prueba del Covid-19, o de la Agencia Tributaria facilitando un link para que los usuarios accedan y dejen registrados sus datos personales e incluso bancarios. Este delito es conocido como Phishing.
  • Recibo de SMS falsos por parte de instituciones como el Ministerio de Trabajo o de tu comunidad autónoma en los que con cualquier tipo de excusa te facilitan un link para dejar los datos personales en busca de ayudas sociales, o cualquier tipo de información válida de ámbito laboral y de seguridad social. Este tipo de delito es conocido como Smishing.
  • Finalmente, otro tipo de ciberdelito consisten en recibir por aplicaciones de mensajería instantánea ofertas gratuitas de suscripción a diferentes plataformas para disfrutar de su contenido, como Netflix o plataformas de música.

Muchas son las formas delictivas que se están llevando a cabo en tiempos de coronavirus, y todos los ciudadanos somos posibles sujetos pasivos de las mismas, por lo que ahora más que nunca debemos extremar

Régimen jurídico de la incapacitación en España

La incapacitación comprende una institución por medio de la cual la parte interesada conforme a la ley, requiere de una autoridad judicial...

¡Cuánto hemos cambiado los jueces españoles en la UE! El segundo informe REDUE (2020)

Puede que no haya actividad más nostálgica que repasar las viejas fotografías de nuestras vidas, de nuestras familias, de nuestros amigos, de...

La Responsabilidad In Vigilando

Resulta evidente, y estaremos todos de acuerdo, que la gestión de prevención de riesgos laborales genera una necesidad de control sobre...

Cláusulas abusivas en los contratos de compraventa de vivienda

La ilusión nos ciega. De hecho, hasta profesionales del Derecho «tragamos» con el contrato que una promotora inmobiliaria nos presenta a...

La compra a distancia y el derecho al desistimiento

Desde hace media década, los negocios a distancia y con carácter online se han multiplicado exponencialmente, propiciados tanto por la globalización...