LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

28/02/2024. 11:24:28

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Pensiones en España: Claves y diferencias entre contributiva y no contributiva

Jurand Abogados y Consultores Tributarios

¿Es posible recibir una pensión sin haber cotizado el período mínimo estipulado para jubilarse? De acuerdo con la legislación vigente, aquellas personas que no cumplen con este requisito reciben lo que se conoce como pensión no contributiva, una ayuda que asciende a los 1.474,90 euros al año. O lo que es lo mismo, catorce pagas de 105,35 euros al mes, cantidad que ha llevado a multitud de protestas por parte de los jubilados españoles en los últimos años por considerarla insuficiente.

¿Qué son las pensiones no contributivas?

Esta ayuda se otorga a los trabajadores que no hayan cotizado el mínimo de años establecido (37 años y 3 meses) a la Seguridad Social como para obtener una pensión contributiva. Existen dos tipos de pensiones: por jubilación o por invalidez.

  • Pensión no contributiva de invalidez: En este caso, los requisitos para poder solicitar este tipo de prestación son los siguientes: tener entre 18 y 65 años, residir en el territorio nacional al menos durante 5 años, siendo 2 de ellos de manera consecutiva, y acreditar un grado de discapacidad igual o superior a 65%.

De esta manera se asegura que los ciudadanos mayores de 65 reciban una ayuda económica para poder hacer frente a los gastos médicos, farmacéuticos y de servicios complementarios.  Las cuantías para las pensiones varían entre la mínima, la íntegra y la íntegra más un incremento.

Actualización de las pensiones en 2022

La ley 22/2021, de 28 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2022 y el Real Decreto 65/2022, de 25 de enero, ha actualizado las pensiones del sistema de la Seguridad Social, de las pensiones de Clases Pasivas y de otras prestaciones sociales públicas para el ejercicio 2022.  Esta nueva medida incrementa en un 3% las pensiones no contributivas, quedando como importe anual 5.899,60€ para la íntegra y 1.474,90€ para la mínima.

La competencia de gestión de la prestación es del Estado, pero las pensiones no contributivas están atribuidas a los órganos competentes de cada comunidad autónoma y las Direcciones provinciales del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) en las ciudades de Ceuta y Melilla.

Solicitud de pensiones no contributivas

Para poder ser beneficiario de este tipo de prestaciones hay que dirigirse a alguno de los siguientes organismos: el IMSERSO, los servicios sociales de la Comunidad Autónoma o las oficinas de la Seguridad Social. También es posible conseguirlo de manera telemática pidiéndolo por correo a los servicios anteriormente mencionados.

En cualquiera de los establecimientos se proporcionará un impreso que tendrá que rellenar para la solicitud del subsidio. A esto, hay que añadirle toda la documentación necesaria para justificar que se reúnen los requisitos para poder conceder la pensión, entre ellas el nivel de ingresos o rentas computables de la unidad familiar del año anterior.

Por lo tanto, las personas que reúnan los requisitos anteriores deberán presentar el modelo de solicitud debidamente cumplimentado con toda la documentación necesaria detallada en el mismo formulario.

La competencia de gestión de la prestación es del Estado, pero las pensiones no contributivas están atribuidas a los órganos competentes de cada Comunidad Autónoma y las Direcciones provinciales del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) en las ciudades de Ceuta y Melilla.

Las pensiones por jubilación e invalidez no contributivas son incompatibles con las pensiones asistenciales (PAS) y con los subsidios de garantía de ingresos mínimo y por ayuda de tercera persona. Por su parte, la pensión de invalidez no contributiva es compatible con salarios de trabajo de hasta 12.418 euros.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.