26 de abril de 2019 | 11:53
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog de Snacks Tech & Lex

8 de Abril de 2014

Javier Vilches

Socio fundador de Avezalia, firma especializada en el asesoramiento jurídico integral TIC

Reputación online: el efecto Streissand

Se habla mucho de redes sociales y de la reputación online, ambos conceptos íntimamente ligados. Si tenemos que definir reputación online vemos que dicho término coincide con el de reputación tradicional u off line, es decir, cómo los demás nos ven. Pero claro, todo lo que sea online se multiplica exponencialmente, saliendo del ámbito local para abarcar el internacional, inabarcable para ninguno de nosotros. En este ámbito global tiene cabida la famosa frase de Woody Allen que decía “No conozco la clave del éxito, pero sé que la clave del fracaso es tratar de complacer a todo el mundo." Efectivamente, cuando traspasamos la frontera de lo local es imposible complacer a todos, por lo que debemos estar preparados para las críticas negativas.


Pero la reputación online se puede gestionar, y de ello saben mucho los profesionales de las redes sociales. Nuestra identidad digital es nuestro pasaporte en internet, lo que nosotros transmitimos. Debemos intentar influir de una manera positiva. Habrá críticas, pero que éstas sean lo menos negativas posible. Cuando hablamos de gestionar lo que hacemos no es otra cosa que modificar la manera en que nos perciben otros, ya sean a nosotros personas físicas, o a una empresa o marca en cuestión. Se puede gestionar desde un punto de vista del mercado, en cuanto a la percepción del producto o marca, o desde un punto de vista legal, que es donde entramos los abogados. Recientemente hemos obtenido una sentencia favorable de condena por delitos de injurias y calumnias con publicidad, debido a que el medio empleado fue Internet, lo que supone una agravación de la pena. Además, la condenada debe publicar dicha sentencia a efectos de, precisamente, lavar la reputación online del ofendido y su empresa.

Eso a nivel legal, pero a nivel de mercado hay tres niveles de gestión: monitorización o búsqueda, filtrado de alertas y gestión de alertas relevantes. Uno de los más reconocidos profesionales del marketing digital, @fran_parras, me comentaba con mucho acierto que la monitorización es lo más importante en la reputación online, pues para gestionar bien, primero hay que saber qué está pasando, con independencia que luego se actúe o no. Y como él me dice, "si puedes detectarlo antes de que arda todo, mejor". Claro que pocos son los que tienen ese don de predicción, al que él seguro llamaría "muchas horas de trabajo".

Pero, y todo lo dicho, ¿qué tiene que ver con el título de este post? ¿Dónde queda el efecto Streissand? Seguramente ese apellido os suena a la mayoría por la famosa actriz y cantante estadounidense, Barbra Streissand. Pues sí, éste es su caso. Resulta que dicha famosa, amparada en su derecho a la intimidad, denunció a un fotógrafo que había publicado, en una web de fotografías, una foto de la costa californiana donde, a pie de playa, salía la impresionante casita de la cantante. Muchos pensarían que la cantante tomaba el sol de la forma a la que vino al mundo, o simplemente querrían ver su casa, pero la cuestión es que la denuncia no hizo sino darle más repercusión a la foto en cuestión, haciéndose famosa tanto la web como el fotógrafo, con millones de visitas. Se produjo el efecto contrario a lo buscado, por lo que la actuación, en este caso, no fue acertada.

Un caso parecido lo tuvimos en España, cuando la entonces Ministra de la Presidencia, Fernández de la Vega, solicitó a la Casa Blanca la retirada de la foto donde aparecían las hijas del Presidente Rodríguez Zapatero, y que raro es quien no conozca por la difusión que tuvo a posteriori.

En fin, que hay que ser previsor y ver más allá, valorar las circunstancias y el caso concreto, pues si nuestra sentencia no hubiera sido favorable, el perjuicio a nuestros representados hubiera sido bastante negativo. Hay que valorar si merece la pena actuar en todos los supuestos, pues como dice el sabio refranero castellano, que no sea peor el remedio que la enfermedad.


Su voto:
Resultado:
63 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Código de Internet

    Código de Internet

    Normas básicas, tanto a nivel nacional como comunitario europeo, que regulan diversos aspectos de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) y, en particular, de Internet