LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

30/05/2024. 16:59:41

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Afinar en la oscuridad

Profesora IESE Business School, Asesora de alta Dirección, Speaker de eventos, autora de libros y casos de estudio

Con ocasión de la celebración del 50 aniversario del IESE escuchamos un concierto interpretado por la Escolanía de Montserrat en la iglesia de Sta. Mª Reina. Cincuenta niños de entre 9 y 14 años nos dieron esa noche una lección de lo que es el trabajo en equipo y de su fuerza. Estaban cantando la Santa Nit cuando, de repente, se fue la luz. La nave quedó totalmente a oscuras. No se veía nada. Ante lo inusitado de la situación, nos invadió la inquietud: ¿Qué van a hacer ahora?

Cuatro niños de un coro cantando en la oscuridad con unas velas

Enseguida se produjo la grata sorpresa. El coro continuó cantando armoniosamente, como si nada hubiera pasado. El apagón se repitió en varias ocasiones y el resultado fue el mismo: la Escolanía seguía cantando con la atención y la confianza puesta en su director, en cada nota que cantaban, y con el oído puesto en la voz de sus compañeros para no desentonar. Sabían qué tenían que hacer, porque lo habían hecho muchas veces, y dieron lo mejor de sí mismos.

Esto nos recordó la diferencia entre un grupo y un equipo de trabajo. En su inicio el grupo es tan sólo un conjunto de personas, quizás bien seleccionadas, competentes, complementarias y capaces de conseguir sinergias en el futuro. Bajo una buena dirección, trabajo arduo, tesón, unas reglas de juego, una estrategia y un objetivo común puede llegar a ser técnicamente impecable; un conjunto armónico y equilibrado en el que cada uno tiene su sitio. Pero si quiere funcionar a máximos y llegar a ser un verdadero equipo, precisa además de implicación y compromiso.

Los niños tienen varios motivos para cantar -esperan un aplauso, disfrutan, quieren hacer pasar un buen rato a la gente y a la Moreneta-, pero además actúan impulsados y unidos por un liderazgo que apunta hacia una misión de altura, que les une y para la que fue creada la Escolanía en el siglo XIII. Sólo así se consigue el verdadero compromiso y la implicación en el proyecto. Son voces como de otro mundo, que trabajan duro para serlo y representan los valores más auténticos de nuestra gente y de nuestra tierra catalana: el esfuerzo, el trabajo bien hecho, la perseverancia, la solidaridad

Al igual que acontece en las empresas gobernadas por verdaderos líderes y con una misión que va más allá de los resultados económicos a corto plazo, el  apagón nos llevó a constatar que un equipo muy entrenado, unido y bien dirigido, es capaz de seguir afinando incluso en la oscuridad.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.