LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

01/12/2022. 17:23:03

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

El formato electrónico, artífice del cambio de paradigma del libro

Responsable de Productos de Información Legal de Thomson Reuters España

Hablar de libro electrónico en España es ya una realidad, y las cifras así lo demuestran. En 2012 los libros electrónicos representaron el 1% de la facturación total del sector del libro, porcentaje que ascendió al 3% a mediados del 2013 y que fuentes expertas del sector apuntan que alcanzará el 15% del total de facturación en el año 2015. Un crecimiento rotundo. Si a estos datos le sumamos el crecimiento vertiginoso de las ventas de tabletas en España (en 2011 se vendieron 370 mil tabletas, por los 3,8 millones aproximadamente de 2013, mientras que la venta de ordenadores, en el mismo periodo de tiempo, pasó de 4 a 2,6 millones), está claro que estamos ante un cambio radical en los hábitos de consumo y, por ende, en el modelo de negocio.

Libro electrónico

Si nos centramos por un momento en el mundo profesional, obviamente cada profesión es distinta. Pero, por poner un ejemplo, los profesionales de la medicina llevan años leyendo y consultando publicaciones en formato electrónico por diversos motivos, tales como la posibilidad de acceder a publicaciones internacionales, rapidez, nivel de actualización, etc. Creo que todos somos conscientes de esta evolución y el sector jurídico no será una excepción. Excepción en el buen sentido. Cuando pienso en un libro jurídico (o de cualquier otro sector profesional) y observo cómo lo usan los abogados, tengo claro que el libro electrónico va a funcionar y es el futuro, aunque cada vez más cercano. Por regla general, un profesional de la Abogacía no suele leer un libro jurídico desde la página 1 hasta la 300, a diferencia de cualquiera de nosotros cuando está ante un libro de ocio). Por tanto, más que leer, un profesional jurídico consulta un libro, lo que representa un matiz importante, por no decir clave. Y en ese matiz es donde el libro electrónico toma forma y puede aportar un valor al abogado que el libro en papel nunca le aportará (por las limitaciones intrínsecas del soporte). El libro electrónico puede llegar a ofrecer una infinidad de funcionalidades que faciliten la vida al abogado en ese proceso de consulta e investigación que lleva a cabo con sus publicaciones de referencia.

Una decisión estratégica

Si pensamos en grandes despachos de abogados (y no tan grandes), el libro electrónico es ya una realidad. Muchas firmas ya han dado pasos hacia ese mundo digital porque han visto el valor que les puede aportar el libro electrónico en su día a día. Algunos despachos grandes podríamos incluso denominarlos early adopters, ya que han tomado la decisión estratégica de eliminar a muy corto plazo el papel de sus vidas, En otro orden de magnitud, recientemente me explicaron el caso de un gran despacho que en una de sus oficinas a nivel global ha prescindido de los teléfonos fijos, para dar paso a soluciones de telefonía vía ordenador, 100% online). No nos engañemos, una biblioteca en papel necesita espacio, mantenimiento, un proceso de gestión administrativa importante, etc. ¿Cuántas horas se invierten en conseguir que los abogados de una gran firma devuelvan los libros a la biblioteca? Finalmente, como en cualquier cambio de paradigma, siempre estarán aquellos despachos que eviten dar el paso, al menos de momento.

Las posibilidades del libro electrónico son infinitas y creo que actualmente estamos viendo sólo la punta del iceberg. Pese a ser una frase hecha, todas las indicadores me hacen creer que va a ser así. Por ejemplo, el abogado siempre ha usado históricamente dos productos: una base de datos online y sus libros de referencia en papel, separados entre sí. Pues bien, el libro electrónico permite combinar ambos mundos (separados hasta la fecha por el propio soporte) de una manera limpia y fluida para el abogado, ahorrándole tiempo, haciéndole más eficiente.

El libro electrónico va a permitir romper con muchas barreras que su predecesor en formato papel ha levantado durante años en el mundo jurídico: limitaciones de espacio (y más aún en aquellas ciudades cuyo coste por metro cuadrado es elevado), dificultad de gestionar un catálogo de libros con varias oficinas repartidas a nivel nacional/internacional, falta de actualización, imposibilidad de realizar anotaciones si el libro se halla en la biblioteca, dificultad de llevar consigo 4-5 libros de más de 500 páginas cada uno, etc. Sin hablar del tiempo que los abogados han dedicado durante toda su vida a buscar información relevante entre decenas de libros de su biblioteca.

Como todo cambio, siempre hay inquietudes e incidencias a la hora de empezar a usar nuevas tecnologías, pero el pasado nos dice que este tipo de situaciones se superan, y siempre para bien.

Ha venido para quedarse

En otro orden de magnitud, si miramos por un momento el mercado editorial, observamos que todas (o prácticamente todas) las editoriales españolas han empezado a entrar en mayor o menor medida en el mundo del libro electrónico, con o sin una plataforma propia de libros electrónicos. Una prueba más de que esto es el futuro. Y si miramos a nivel Europeo, no veremos grandes diferencias. El paso hacia lo electrónico es firme y me atrevería a decir que imparable. Recientemente estuve en la Feria del Libro de Frankfurt y el libro electrónico era una realidad, incluso para editoriales jurídicas históricas.

En mi humilde opinión, el futuro del libro electrónico en el sector jurídico ya es una realidad hoy, obviamente con mucho recorrido, pero está claro que ha venido para quedarse y ser una pieza fundamental en la vida diaria de cualquier profesional de este sector. Y cuando me preguntan por el fin de los libros en papel, no sabría dar una fecha (ni me atrevería), pero estoy convencido de que muchos de nosotros lo veremos antes o después. Es cuestión de que los abogados vean como un colega/adversario de profesión les gana la partida en algún asunto aprovechando los innumerables beneficios que el libro electrónico le ofrece.

Si quieres disponer de toda la información y la opinión jurídica para estar al día, suscríbete a
Actualidad Jurídica Aranzadi

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.