LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

20/08/2022. 07:04:49

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

BLOG DE CO.MEDIACIÓN

Cómo ayudar a generar nuevas opciones de negociación (1/2)

Mediadora y abogada, consultora experta en resolución de conflicto

Mediador y psicólogo, consultor experto en resolución de conflictos y diseño de estrategias colaborativas

“No entiendo por qué las personas se asustan de las nuevas ideas. A mí me asustan las viejas.” 

John Cage

Nuestros dos anteriores post estuvieron dedicados a identificar posibles causas que podrían explicar porqué es tan difícil que las personas que tienen discrepancias sean capaces de plantear y valorar opciones distintas a las que sostienen en sus posturas iniciales.

Hasta ahora, hemos descrito 10 posibles causas de esta resistencia, pero esta dificultad no tiene porqué bloquear un proceso de resolución de conflictos.

De hecho, los mediadores tenemos que intentar que el proceso avance y pueda aproximarse a la consecución de acuerdos satisfactorios para todas las partes. Para ello, a partir de nuestra experiencia y de las aportaciones de diferentes expertos en negociación y resolución de conflictos, hemos elaborado el siguiente decálogo de 10 procedimientos e intervenciones que pueden facilitar la creación de nuevas posibles soluciones al problema que enfrenta a las partes.

  1. Diferenciar a la persona del proceso y del problema -según el planteamiento teórico del experto en resolución de conflictos John Paul Lederach (1998)- que parte de la clásica distinción de la Escuela de Negociación de Harvard entre persona y problema.

Si en post anteriores explicábamos la dificultad de algunas personas para realizar nuevas propuestas, ya que podían interpretar que “la otra parte va a salirse con la suya”, o no quieren “dar su brazo a torcer”, o temen “perder” o le preocupa “ceder o darle la razón al otro”, etc. resulta fundamental que las partes puedan aislar a la persona con la que tienen la disputa (con la que quizá estén muy enfadados) del problema que necesitan resolver y también del proceso necesario para encontrar una buena solución.

Así, la generación de alternativas para solucionar el conflicto, se encuadraría en el llamado “proceso”, que debería ser lo más independiente posible de la opinión que tengamos sobre “la persona” con la que se tiene el desacuerdo.          

  • Explicar a las partes la diferencia entre crear opciones, analizarlas y tomar una decisión sobre ellas.

Es decir, podemos ayudar a que las partes diferencien (y aborden) este proceso en tres fases, que son relativamente independientes. Esto ayudará a que no tengan miedo de plantear posibles soluciones, porque en ningún caso serán vinculantes ni definitivas.

Las partes deben sentirse liberadas para poder imaginar soluciones que no tienen porqué tener mayor trascendencia, pero que contribuirán a expandir las alternativas que ayuden a alcanzar un acuerdo durante el proceso de mediación.

Además, como ya hemos expuesto, muchas personas intentan analizar las opciones incluso antes de proponerlas por temor a “decir una tontería” o “sugerir algo que luego me perjudique”.

En este sentido, los autores referentes en negociación; Fisher, Patton y Ury (1991) señalaban que “enjuiciar estorba la imaginación” y recomendaban “separar el acto creativo del crítico” proponiendo: “primero invente, luego decida.”

  • Plantear este reto como un ejercicio de combinatoria, proponiendo a las partes (de manera individual o grupal, según la estrategia que consideremos más adecuada) generar cuantas alternativas de actuación existan ante ese determinado desacuerdo, sin descartar las más absurdas, extrañas, irrealizables o improbables que se les ocurran.

Es decir, el objetivo de este ejercicio es identificar todas las opciones posibles sin analizarlas en ese momento. Aunque conviene dejar claro a as partes que, esto último, tal y como explicamos en el apartado anterior, se llevará a cabo en una fase posterior.

  • Realizar un brainstorming.

Esta técnica propuesta por Alex Faickney Osborn (1939), no se plantea como un ejercicio de combinatoria (que tiene un sentido matemático), sino, formulando una propuesta puramente creativa, que es ampliamente conocida como “lluvia de ideas”.

Para ello es necesario un ambiente relajado, un trabajo grupal (con todas las partes implicadas) y un contexto libre y casi lúdico donde lo que se busca es básicamente la originalidad, es decir; propuestas que sean nuevas e innovadoras y que unas ideas puedan estimular o sugerir otras a las personas que están participando de esta experiencia.

  • Estimular a través del modelado.

En muchas ocasiones, al realizar estos ejercicios para generar alternativas nuevas, el propio mediador puede sugerir alguna, con la intención de “animar” o desbloquear las resistencias que manifiestan las partes.

En ningún caso el mediador planteará una nueva opción como “la mejor solución” o la que él recomienda, ni tampoco la explorará en ese momento, sino que la “pondrá encima de la mesa” con el objetivo de acompañar a las que hasta el momento se han sugerido y “dar ejemplo” sobre cómo formular posibles alternativas. Esto puede contribuir a que las partes comprendan que aún hay más opciones y que ellos deben hacer el esfuerzo de seguir buscándolas.

En nuestro próximo post, finalizaremos este decálogo con otras 5 sugerencias para ayudar a las partes a proponer nuevas opciones para la resolución de sus conflictos.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.

RECOMENDAMOS

Blog

Logo Co.Mediación

Te recomiendo

Este blog nace con la ilusión de crear y compartir un espacio de reflexión sobre la mediación. Durante algunos años hemos formado equipo de mediación, participando en más de 1000 procesos de resolución de conflictos.  De esta experiencia conjunta  hemos obtenido inspiración y múltiples aprendizajes que nos gustará compartir, así como, también explorar los nuevos retos y replanteamientos que vayamos encontrando en nuestro camino. Félix es psicólogo y Mónica abogada, ambos somos mediadores y consultores en resolución de conflictos.