LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

28/09/2022. 15:06:30

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Blog de Snacks Tech & Lex

Las mil y una caras de Facebook

Socio fundador de Avezalia, firma especializada en el asesoramiento jurídico integral TIC

Las mil y una caras de Facebook

Facebook es lo que se viene diciendo un "parto bien aprovechao", una criaturita que ha pasado por todas y cada una de las etapas por las que cualquier persona transita desde el nacimiento hasta la vejez, pasando por la niñez, adolescencia, juventud, madurez…

En un principio, los padres del churumbelito pusieron toda la carne en el asador (nunca mejor dicho) para crearlo a su imagen y semejanza. El día que surgió la idea y se pusieron manos a la obra para darle forma, a buen seguro que disfrutaron mucho, mucho, mucho, como sólo lo hacen los padres primerizos.

Posteriormente, y una vez pasada la euforia del embarazo, llegaron ciertas complicaciones inherentes a todo proceso de gestación: que si hace falta una cunita y un moisés (hosting), que también tenemos que tener a la niñera preparada (programadores, moderadores, personal de mantenimiento), que si hay que ir preparando la ropita de primera postura y para los primeros meses (aquí con la ingente ayuda de familiares, amigos y conocidos), que si vamos a tener que pedir un crédito para una casa más grande que la que tenemos se nos queda chica (o sea, venga, vámonos del garaje que está muy manido ya el tópico del informático que empieza)…

No obstante, llegó el gran día el día en que la criatura decidió salir a la luz del sol (probablemente, por aquello de ser el primero, con algo de retraso) y ese día fue el día más feliz del mundo. Facebook (pues ese era el nombre escogido) por fin nacía y era presentado a toda la comunidad internauta.

Y como pasa con todos los hijos, nos damos cuenta que eso de que viene con un pan debajo del brazo es, ciertamente, discutible, y nos damos cuenta que los que tenemos que poner el pan, los pañales, la papilla y todo ese tipo de cosas somos los padres… Ayyyyy, como lo debieron saber los creadores de Facebook… al principio mucha ilusión, pero qué de gastos!!! Y eso que, a buen seguro, no contaron con la ayudita del Sr. Zapatero (os he de reconocer que a mí tampoco me llegó por una sola semana… :-S)

No obstante, y como es nuestro peke y, además, nuestro único peke, y como tenemos una inquebrantable fe en él, pues es el más mejor, el más listo, el más guapo y el que va para presidente del gobierno, no nos importaba el dinero, hay que invertir en su educación, en su formación y, claro, en algún caprichín, que la vida no sólo es sufrir.

Y a ritmo de bien, Facebook ha ido creciendo más y más y más, alcanzado la fatídica edad del pavo, esa en la que se sabe cuando se entra pero de la de que, según cuenta la leyenda, nunca se sale. Y es en esa edad cuando se empieza a hacer las primeras tonterías de la adolescencia: que si un buen día decide apropiarse indebidamente de los datos personales de todos y cada uno de los usuarios, aun después de haberse dado de baja; que si otro decide cambiar de look, a pesar del descontento de muchos de los usuarios; que si se vuelve loco con los programas de cotilleo de la TV y los suelta todo por la boca, motivando, en ciertos casos, que sus amigos tengan algún problemilla con las cosas que le cuentan, hasta el punto de que pierden posibles trabajos por cosas que cuentan a Facebook y que las empresas recursos humanos alcanzar a conocer fácilmente…

No obstante, el tiempo pasa y pasa y poco a poco empieza a madurar, y entra en razón cuando alguien de Canadá le dice que tiene que tener más cuidado con el control de los datos personales, cuando se da verdadera cuenta de que estamos en la era de la web 2.0…

Pero como nadie es perfecto, y a pesar de haber tenido una boda feliz, Facebook empieza a tener problemas conyugales que motivan el divorcio cuando su pareja sentimental se entera de que está tonteando con otra y lo lee en el propio Facebook…

Ayyy, la vida es muy difícil y tras este fracaso se da cuenta de que ha de terminar de crecer, ha de espabilar y convertir toda la educación y la formación que le ha sido facilitada en una ocupación fructífera y digna que convierta en realidad económica lo que, hasta la fecha ha sido un buena idea.

Como veis, Facebook, internet y todo lo demás es como la vida misma…

¿Quiere leer otros post del Blog de Snacks Tech & Lex?

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.