LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

25/09/2022. 06:45:02

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Blog de Snacks Tech & Lex

Protección de datos y privacidad

Socio fundador de Avezalia, firma especializada en el asesoramiento jurídico integral TIC

Protección de datos y privacidad

En noviembre de 2009 se celebrará en Madrid la "31 Conferencia Internacional de Protección de Datos y Privacidad", organizado por la Agencia Española de Protección de Datos. En la misma se propondrá unos estándares internacionales para la protección de la privacidad y de los datos de carácter personal. Sin lugar a duda dicha conferencia promete.

Y la conferencia no es baladí, ya que uno de los principales problemas que tenemos en la sociedad actual es la falta de privacidad.

No decimos nada nuevo cuando afirmamos que hoy la información, y por ende nuestros datos, tienen una traducción económica muy importante. Ahora más que nunca nuestros datos circulan libremente no solo por la calle, sino aun más por Internet. El último caso que hemos tratado es el de una empresa que tuvo la "ingeniosa idea" de acceder al perfil de un alto ejecutivo para enviarle "información publicitaria" a fin de captarlo como cliente. En un primer momento lo captaron, pero el gerente en cuestión había llegado a la posición en la que estaba precisamente por no ser tonto. El final aun no lo sabemos, por lo que me reservo su desenlace para otro post.

Si, los datos circulan libremente. Navegando el otro día, encontramos una página que se dedicaba a dar perfiles de personas físicas, violando toda normativa en protección de datos. Encontrar a alguien en Internet, y saber que gustos o preferencia tiene, no es imposible, es cuestión de saber buscar. Las redes sociales, tan de moda últimamente, son un auténtico filón de datos. Es curioso, en esta semana me han encontrado a través de una red social varios amigos de la infancia, quienes se han puesto al día de mi vida, sin necesidad de hablar con ellos. Y yo la de ellos.

Claro que me diréis que en la mayoría de las redes sociales, para que accedan a mi perfil, debo dar mi consentimiento primero. Pero claro está, solo en la mayoría, que no todas. Aun así, me he encontrado en alguna ocasión como amigos han "colgado" fotos mías sin que yo haya dado mi consentimiento. ¡¡Que perjuicio me podrían ocasionar si alguna de esas fotos fuera comprometida!! Gracias a Dios no lo son, entre otras cosas porque intento llevar una vida ordenada también fuera del trabajo. Sin embargo, se han dado casos en los que posibles candidatos a un puesto de trabajo, no llegaron a acceder a él por culpa de esas "fotos comprometidas", que en último extremo solo indica que cada cual hace en su vida privada lo que le place, sin que ello haga prejuzgar de su buen hacer en el trabajo. Y quien esté libre de pecado que arroje la primera piedra.

En todo esto de las Nuevas Tecnologías hay un sector de riesgo: la juventud. La juventud, más que una virtud, es en muchos casos un defecto. Y ahora le hablo a los jóvenes: «tú, crees que la juventud hace que pierdas el miedo, que lo que a otros puede ocurrir a ti no te va a suceder, que puedes aguantar todo, que para eso el cuerpo es joven. Y en los tiempos que corren, además, crees que tus datos no valen más de lo que son, simples datos, sin que te pueda afectar que los des libremente».

Esta es la visión del adolescente. Tal vez por ello debamos comenzar la casa por los cimientos. En todo lo referente a la protección de datos es fundamental la educación, que debe ser fomentada desde la cuna, y que debe tener su continuación en la escuela. Quizás fuera conveniente la impartición de una asignatura específica en protección de datos, pero claro, esto sólo lo vemos aquellos que, día a día, y con casos reales sobre la mesa, sabemos de la importancia que la privacidad tiene en la Sociedad de la Información, y el perjuicio que ocasiona el perderla.

¿Quiere leer otros post del Blog de Snacks Tech & Lex?

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.