LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

12/08/2022. 12:35:13

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

La normativa sobre seguridad en una obra

La norma básica que establece las medidas de prevención de riesgos laborales en la ejecución de una obra es el Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre.

Qué se entiende por una obra

Una obra es cualquier lugar donde se efectúen trabajos de construcción o de ingeniería civil, independientemente de la fase de ejecución en la que se encuentre la obra. Esto incluye la zona de trabajo, los baños para el personal de la obra, las zonas de descanso y los comedores, en caso de que los haya.

Disposiciones de seguridad e higiene relativas a una obra

Supongamos que eres el propietario de una empresa de reformas y tienes que comenzar una obra. Estas son las disposiciones sobre seguridad de obligado cumplimiento que deberías tener en cuenta:

El suministro de energía

La instalación eléctrica de una obra debe diseñarse cumpliendo todas las medidas de seguridad, para que no suponga un peligro de incendio o explosión. También debe estar protegida para que las personas que trabajan en la obra no corran el peligro de electrocutarse directa o indirectamente.

La instalación eléctrica deberá estar protegida en todo momento de las inclemencias del tiempo, especialmente de la lluvia, y deberá cumplir más medidas de seguridad si trabaja a alta tensión.

Las salidas de emergencia

Las salidas de emergencia deben ser bien visibles y permitir el acceso a una zona de seguridad para el caso de que haya que evacuar el edificio o la zona donde se está llevando a cabo la obra.

El número de salidas de emergencia depende de las dimensiones de la obra y del número de personas que trabajan en la misma, de manera que la evacuación se pueda hacer rápido y en condiciones de seguridad para los trabajadores.

Las salidas de emergencia deben estar señalizadas correctamente y de forma visible, incluso en condiciones de ausencia de iluminación, colocando una luz de emergencia indicando la salida de la obra con suficiente intensidad para ser visible en la oscuridad.

Las salidas de emergencia tienen que estar disponibles en todo momento y no pueden ser bloqueadas ni obstruidas con ningún elemento que impida el paso de los trabajadores en caso de una evacuación de emergencia.

Las puertas de emergencia deben abrirse siempre hacia el exterior y nunca deben ser puertas correderas o puertas giratorias.

La lucha contra incendios

La obra debe tener disponibles dispositivos de lucha contra incendios, típicamente extintores. El número de extintores depende de la extensión de la obra y del número de personas que trabajan en la misma.

El buen estado de los extintores debe ser verificado regularmente por un técnico cualificado para ejercer dicha labor. Los extintores deben estar a la vista y ser de fácil acceso. Los puntos donde se colocan los extintores deben estar señalizados correctamente.

En ocasiones, puede ser necesario instalar detectores de humo con alarma incorporada que salte automáticamente en caso de un incendio.

La ventilación

Los trabajadores de una obra deben disponer de aire limpio en cantidad suficiente para la salud, teniendo en cuenta el tipo y la carga de trabajo que realizan en la obra.

La instalación de ventilación debe mantenerse en buen estado de funcionamiento y debe ser revisada periódicamente.

Cualquier avería en el sistema de ventilación de la obra debe comunicarse de manera automática e inmediata a los trabajadores y, por precaución, la obra debe ser evacuada mientras se repara la avería.

Hay que evitar que los trabajadores de la obra se vean expuestos a corrientes de aire que puedan perjudicar su salud.

Riesgos para la salud

Los trabajadores de la obra deben estar protegidos frente a determinados riesgos para su salud, como puede ser el ruido excesivo, demasiado polvo en suspensión y cualquier sustancia tóxica o gases perjudiciales para el organismo.

En el caso en que sea necesario que el trabajador acceda a una zona contaminada o inflamable, se deben adoptar medidas de prevención de riesgos adecuadas, incluido el facilitar al trabajador equipo y protección acorde con el riesgo que presenta el entorno de trabajo en esa zona.

Mientras que el trabajador se encuentra en la zona de riesgo, es necesario tomar desde el exterior todas las medidas de vigilancia necesarias y poner en marcha un plan de evacuación eficaz para prestar un auxilio inmediato al trabajador en caso de que lo necesite.

La temperatura

La temperatura dentro de la obra debe ser la adecuada para no perjudicar la salud del trabajador, teniendo en cuenta el tipo y carga de trabajo que realiza en cada momento.

La iluminación

En la medida de lo posible, la obra debería estar iluminada por la luz natural pero, si no es posible, por ejemplo, si el trabajo se realiza en el subsuelo o por la noche, la iluminación debe ser la adecuada (intensidad, color, etc) para realizar el trabajo en condiciones de seguridad.

Los puntos de luz portátiles (si es que se utilizan) deben estar equipados con una protección que evite que se rompan fácilmente con cualquier golpe.

El color de los paneles luminosos que indican las salidas de emergencia debe ser distinto al de la luz utilizada como iluminación artificial, para que se distingan bien desde lejos.

La obra debe estar equipada con unas luces de emergencia que se enciendan en caso de avería de la iluminación artificial. La intensidad de las luces de emergencia debe ser suficiente para permitir la evacuación de los trabajadores de la obra en caso de emergencia.

Las puertas

Las puertas de la obra tienen que estar ancladas de manera segura para evitar que se cierren o se caigan sobre un trabajador de manera inesperada.

Las puertas correderas deben estar equipadas con un sistema que evite que se salgan de los raíles y las puertas que se abren hacia arriba deben estar equipadas con un sistema que evite que se caigan sobre un trabajador. Las puertas de las salidas de emergencia deben estar señalizadas de manera adecuada.

Las puertas de acceso de vehículos deben venir equipadas con portones de acceso para los peatones, a fin de evitar atropellos por compartir un mismo espacio personas y vehículos. Estos portones deben estar disponibles y abiertos en todo momento.

Las puertas mecánicas o automáticas deben ir equipadas con un mecanismo de parada de emergencia en caso de accidente. También debería ser posible accionar este mecanismo de parada de emergencia de forma manual por cualquier trabajador de la obra en caso de necesidad. También debería ser posible abrir manualmente la puerta automática en caso de avería del sistema de apertura mecánica.

Los accesos

Todas las vías de acceso, incluyendo las rampas y escaleras, deben poder usarse de manera fácil y segura, teniendo en cuenta el uso al que están destinadas.

El ancho de los accesos tiene que tener en cuenta el número de personas que tienen que transitar por los mismos.

Las vías de acceso para los vehículos deben estar suficientemente alejadas de las vías de uso peatonal para que no supongan un peligro para las personas que transitan a pie estas últimas.

Las áreas de acceso limitado o restringido por ser zonas peligrosas deben estar bien indicadas y equipadas con algún tipo de barrera física que impida el acceso a las mismas del personal no autorizado.

Los muelles de carga

Los muelles de carga deben tener unas dimensiones adecuadas al tipo y cantidad de mercancías transportadas. El muelle debe tener al menos una salida y los bordes deben estar protegidos para que el trabajador no se caiga accidentalmente mientras está realizando las labores de carga y descarga.

La zona de trabajo

El espacio de trabajo individual de cada trabajador debe ser suficiente para que pueda moverse con libertad y realizar los movimientos que requiere su trabajo, teniendo en cuenta el material o la maquinaria que tiene que manipular y el equipo que debe llevar puesto.

Los primeros auxilios

La obra debe contar en todo momento con personas formadas para prestar los primeros auxilios en caso de accidente. También debe tener previsto alguna medida de evacuación de un trabajador herido o indispuesto repentinamente para que pueda recibir cuanto antes los cuidados médicos oportunos.

Si se trata de una obra grande, debe haber un local equipado de manera correcta para prestar los primeros auxilios. Esto incluye una camilla y un botiquín equipado con todo lo esencial para auxiliar a un trabajador que se ha accidentado o que se encuentra indispuesto.

El número de teléfono del servicio local de urgencias debe estar expuesto en algún lugar visible dentro de la sala prevista para prestar los primeros auxilios.

La higiene en la obra

Si los trabajadores tienen que llevar ropa especial de trabajo, debería haber vestuarios suficientes y adecuados para poder cambiarse. En los vestuarios debe haber asientos para poder cambiarse cómodamente y armarios o taquillas para guardar la ropa de calle y los efectos personales.

Si las condiciones de trabajo lo hicieran necesario, los vestuarios deben disponer de duchas suficientes para todos los trabajadores, equipadas con agua caliente y fría.

Igualmente, si las condiciones de trabajo lo hicieran necesario, en los vestuarios o en las cercanías debe haber lavabos equipados con agua corriente.

La obra también debe estar equipada con retretes cercanos y suficientes para el número de trabajadores.

Los vestuarios, duchas y retretes para las mujeres deben estar separados de los de los hombres.

La zona de descanso y alojamiento

Si las condiciones de la obra lo requieren, debe haber una zona de descanso y alojamiento con espacio suficiente y equipada con los muebles necesarios para su uso (camas, mesas, sillas, armarios,etc.).

Los locales deben estar equipados con retretes y duchas (sólo en caso de alojamiento), un comedor y una zona de esparcimiento. La zona de fumadores debe estar físicamente separada del resto del local, de manera que se respete el derecho de los no fumadores.

Otras disposiciones de seguridad en una obra

La obra también debe cumplir con las siguientes disposiciones de seguridad e higiene:

  • Las mujeres embarazadas deben tener a su disposición zonas de descanso reservadas y las madres lactantes deben tener a su disposición una zona privada para dar de mamar a su bebé.
  • La obra debe estar adaptada a las necesidades de los trabajadores minusválidos, si los hubiere.
  • Los trabajadores deben tener fácil acceso a agua potable.
  • Los filtros del aire acondicionado o del sistema de ventilación se deben limpiar o cambiar regularmente.
  • La temperatura en el interior de los locales debe ser la adecuada, ni muy caliente ni muy fría.
  • Las ventanas deben tener algún tipo de protección para evitar que entre el sol de plano.
  • Los suelos no pueden ser resbaladizos y deben estar nivelados y estables, sin agujeros o protuberancias.
  • Los tabiques transparentes y las puertas totalmente acristaladas deben ser resistentes y estar señalizados de forma correcta con algún distintivo visible colocado a la altura de los ojos para evitar golpearse con ellos al pasar inadvertidos a la vista.
  • Las ventanas deben ajustar bien y poder abrirse de manera segura.
  • Si fuera necesario ordenar el sentido del tráfico rodado en la obra, el sentido de cada una de las vías de circulación de vehículos debe estar marcado con claridad.
  • Las escaleras mecánicas y las cintas rodantes deben contar con todos los elementos de seguridad necesarios para su uso por los trabajadores.
  • La altura de los locales debe ser suficiente para que los trabajadores puedan permanecer de pie y sin agobio.
  • Los puestos de trabajo móviles deben estar bien anclados y ser seguros.
  • Si hay peligro de desprendimientos, los trabajadores deben trabajar bajo redes o cubiertas lo suficientemente resistentes.
  • Los andamios y otras zonas en altura deben estar protegidas con barandillas de una altura mínima de 90 centímetros para evitar caídas accidentales o redes de seguridad resistentes a la posible caída de un trabajador. Las barandillas deben estar equipadas con un pasamanos. Si no hay posibilidad de poner algún tipo de protección para este tipo de trabajos en altura, entonces los trabajadores deben estar anclados con cinturones de seguridad.
  • Los trabajadores de la obra deben poder ponerse a cubierto para protegerse de las inclemencias del tiempo si estas ponen en peligro su seguridad o su salud.
  • Los andamios, escaleras de mano y aparatos elevadores o de izado deben cumplir la normativa de seguridad propia de este tipo de utensilios y estar instalados de forma segura.
  • Los vehículos de obra, la maquinaria para movimiento de tierras y los equipos elevadores sólo pueden ser manipulados por personas debidamente formadas y cualificadas para este trabajo.
  • Todos los vehículos y maquinaria de obra deben estar en perfecto estado de funcionamiento y ser revisados periódicamente.
  • Las excavaciones, pozos y trabajos subterráneos deben tener un sistema de ventilación y contar con medidas de seguridad suficientes para evitar accidentes por sepultamiento o aplastamiento de los trabajadores, tales como entibación, taludes, blindaje, apeo, etc.
  • Las líneas de tendido eléctrico no pueden atravesar la obra si ello supone un peligro para los trabajadores, y será necesario desviarlas o desconectarlas antes de comenzar el trabajo en la obra.
  • La construcción de cualquier estructura metálica, de los encofrados de hormigón o los trabajos de derribo deben hacerse en todo momento bajo la supervisión de una persona competente y tomando todas las precauciones de seguridad necesarias.
  • Los trabajos con explosivos se regirán por la normativa específica para este sector.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.