LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

05/12/2022. 22:01:53

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Carlos Carnicer, presidente del Consejo General de la Abogacía Española

“El sentido de la justicia del abogado español es de lo mejor que se puede tener en el mundo”

Legal Today

El presidente del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), Carlos Carnicer, lleva muchos años comprometido con la defensa de los derechos de los inmigrantes. En 1990 participó en la creación del Servicio de Asesoramiento y Orientación Jurídica y, desde entonces, ha estado trabajando incesantemente en esta causa. Su última iniciativa ha sido la creación de un registro de abogados que presten asistencia jurídica a refugiados por medio del CGAE y ha resultado un gran éxito entre los letrados. Desde la Fundación Aranzadi Lex Nova, a través de su presidenta Montaña Benavides, hemos querido tomar el pulso a un tema de alta importancia.

Imagen de Carlos Carnicer

En plena crisis migratoria en Europa provocada por el conflicto en Siria, el Consejo General de la Abogacía Española ha puesto en marcha un registro de abogados para prestar asistencia jurídica a refugiados. ¿Cómo surgió esta iniciativa?

La idea de crear el registro nace en el mes de agosto, no para los sirios, sino para los que están cruzando el Mediterráneo con riesgo de perder su vida. La Abogacía difunde una nota de prensa a principios de agosto, pero es totalmente insatisfactorio porque esto no va a cesar y pensé que basta de utilizar el verbo decir y vamos a utilizar el verbo hacer. A finales de mes, ya con la idea en la cabeza, comento que, con la gente que tenemos en este momento y que ha pasado por extranjería, podríamos hacer, en términos militares, un ejército tremendo que garantice el asesoramiento jurídico, la información y la defensa de los numerosos refugiados que se están moviendo desde Siria y con eso nos ponemos a trabajar. Esto no será más que una de las muchas cosas que habrá que hacer, ojalá las hagan muchas instituciones.

Ha sido todo un éxito ya que tan solo en los primeros días se apuntaron más de 1.000 abogados de toda España, ¿preveían una respuesta tan positiva?

La verdad es que esperaba tantas o más, porque el sentido de la justicia que tiene el abogado español es de lo mejor que se puede tener en el mundo. Digo justicia, no solidaridad, que también son solidarios, pero sobre todo los patrones de justicia son los que de verdad se utilizan en el día a día del ejercicio profesional. 

¿En qué se concretará la asistencia a los refugiados que prestarán los abogados inscritos en este registro?

En este momento tenemos las herramientas, ese verdadero ejército. Primero hemos de entresacar de ahí los distintos niveles de formación que haya, porque todos seguro sabrán Derecho de Extranjería, todos habrán estudiado el asilo, pero hay niveles y con los del máximo nivel hemos hecho un Comité de Expertos que ya está adoptando decisiones y, sobre todo, que va a estar al servicio de todas las delegaciones de extranjería por España para resolver cualquier tipo de duda y cualquier tipo de problema con el máximo nivel. El número que nos han dicho ahora de hasta 17.500 de refugiados no nos ofrece ningún problema. Tenemos capacidad sobrada en este momento.

No es una cuestión puntual entonces, sino que el registro tiene la vocación de seguir trabajando.

Claro, lo que queremos es que trabaje tan bien que un día sea absolutamente prescindible. Hay que decir que la primera cuestión es conservar lo que tenemos y que está funcionando muy bien en los Colegios de Abogados. Algunos tienen la extranjería dentro del Turno de Oficio, otros como especialidad y eso funciona muy bien. Toda la estructura que la Abogacía española ha preparado durante estos 25 últimos años para atender a los extranjeros se mantiene igual y sigue trabajando de igual forma. Hemos organizado todo esto para el caso de un contingente de desplazados que venga por cualquiera de nuestras fronteras y se necesite una gran capacidad de atención. En nuestro caso, información jurídica, asistencia en todo lo que sean problemas jurídicos y vigilancia constante de que se cumplan las leyes. 

Pese a que en la Ley de Asilo de 2009 se preveía que en el plazo máximo de 6 meses vería la luz un reglamento de desarrollo de esta norma, han pasado 6 años y aun no tenemos Reglamento ¿Se debe desarrollar esta norma?

Se debe desarrollar, por supuesto, y se debe desarrollar una vez que lleva 6 años sin aprobarse y eso es completamente anormal. Vamos a aprovechar la actual situación para que lo hagan oyendo a los que saben, a las ONG que llevan tanto tiempo asistiendo a desplazados y que oigan también a la Abogacía y que desvíen los fondos necesarios para asistir con la mejor atención a los desplazados. Definamos qué es un desplazado, qué es un demandante de asilo, qué es una protección internacional, o una protección temporal, todas esas cosas que manejamos todavía un poco regular y que hay que fijarlas.

Como conclusión decir que el fenómeno migratorio y el problema que acarrea es un fenómeno global, por tanto no estamos hablando ni siquiera de un asunto europeo, sino de un problema de más de 60 millones de desplazados en el mundo. Tengamos en cuenta lo que supondría que se desplacen todos a la vez. Esto nos exige adoptar las medidas necesarias para que o se reduzca el desplazamiento o el desplazamiento se pueda asimilar perfectamente acogiendo con nosotros a todas las personas que tienen en un momento dado una necesidad. No solo refugiados, porque son tan atendibles tanto los refugiados como los inmigrantes, por decirlo tradicionales, que vienen huyendo de otra guerra que se llama hambre. Todo tiene que verse conjuntamente.

Lo positivo de esto es que nos hemos puesto las pilas en el tema de extranjería, tenemos más de mil compañeros dispuestos a ayudar. Hay dos clases: los que se comprometen a ayudar localmente y hay algunos que se comprometen incluso a desplazarse a los puntos de conflicto más importantes para asesorarles jurídicamente sobre cuáles son nuestras leyes, dónde tienen que ir a reclamar sus derechos y, a partir de ahí, si quieren que hagamos más, hacemos más.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.