LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

25/07/2024. 17:57:46

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Entrevista a Mercedes García Quintás, experta en periodismo jurídico

“En el Derecho, como en todo, hay que aprender a ver el trasfondo de los acontecimientos”

Legal Today

Si aparte de conocer la legislación, al abogado se le ofrece el peso diario que tiene, será más profesional. Considero necesario leer y releer clásicos de la literatura jurídica y política que hacen conocer los problemas a los que se enfrenta el hombre. Quedándose en la letra de la ley se hace una gran ensalada en la cabeza donde todo tiene el mismo valor. Un "hombre de leyes" no puede permitirse el lujo de leer todo lo que cae en sus manos. Legal Today no añade tensión al abogado, sino que le da un instrumento cordial de trabajo.

Mercedes García Quintás, experta en periodismo jurídico, desgrana, en una entrevista concedida a la web que cotidianamente muestra su trabajo, qué aporta un portal especializado a la sociedad de la información y la importancia del rigor en los contenidos.

“En el Derecho, como en todo, hay que aprender a ver el trasfondo de los acontecimientos”

¿Saber leyes es saber Derecho?

No. Las leyes se pueden consultar, memorizar o utilizar en un contrato o en una situación determinada. Sin embargo, un profesional del Derecho, en mi opinión, lo es si, tras haber dedicado los preceptivos años al estudio de la carrera, no pierde la humildad para dedicar determinadas horas semanales a estudiar. Además, merece la pena preocuparse de conocer las circunstancias históricas y sociales que rodearon la redacción de determinadas leyes clave de cara a tomar la distancia necesaria para aplicarlas.

Esa distancia, tal y como lo veo, resulta de una combinación de varias cosas; pero sobre todo recomenzar cada jornada con el cuidado de un novato, y la conciencia de que uno se mide, seguro, con personas que tienen muchos más conocimientos y experiencia. Además ayuda, según lo veo, averiguar al menos a grandes rasgos qué tratamiento jurídico reciben determinadas instituciones en países de nuestro entorno.

Por otro lado, considero necesario leer y releer clásicos de la literatura jurídica y política que hacen comprender los problemas a los que se enfrenta el hombre. Parece que conforme la sociedad avanza pierde sensibilidad para narrarse a sí misma; y gana en artificio. La lectura de autores clásicos puede, a mi modo de ver, dar instrumentos para formar la sensibilidad necesaria para afrontar la realidad jurídica que nos asalta desde los vericuetos de nuestra comunidad de vecinos hasta cuando vemos las noticias de la BBC.

¿Qué aporta el periodismo jurídico a la plana actual de la información?

Quiere aportar rigor e instrumentos de trabajo a los profesionales. Hay gente que establece criterios sobre cuestiones ajenas a lo suyo con absoluto desparpajo. Sin embargo, considero muy difícil llegar a dominar siquiera un campo.

La información es clave en la sociedad, y los receptores pueden saturarse por sobreabundancia de material. El periodismo jurídico, complementario del generalista, del cual valoro que no podría prescindir, añade a éste la concisión que merece algo tan delicado como la actualidad cuando toca leyes, instituciones, o tribunales. Por mucho que se denoste a los políticos y a los jueces, y aún con todos los defectos de que adolezcan, es irresponsable tanto añadir carga difamatoria con demandas sociales y afirmaciones carentes de rigor como esperar cosas que el sistema no puede ofrecer. En estos puntos, el periodismo jurídico ayuda.

¿Por qué es necesario que los profesionales del Derecho lean material periodístico especializado?

Porque las preguntas que se debe hacer en estos tiempos un abogado van mucho más allá de lo que se planteaba hace unos años. Antes, los límites territoriales de los sistemas jurídicos eran claros, e identificables. Ahora no existen, debido sobre todo a la ausencia de fronteras en el comercio, el surgimiento de nuevos países que lideran la economía y la aparición cada vez más frecuente de foros de encuentro de Estados soberanos para homogeneizar normativa sobre determinados aspectos. Todo ello genera un material que es vital conocer con cierta capacidad de discernimiento.

Aparte, quedándose en la letra de la ley se hace una gran ensalada en la cabeza donde todo tiene el mismo valor. Si además de conocer la legislación, al abogado se le ofrece el peso diario que tiene, será más profesional. En el Derecho, como en todo, hay que aprender a ver el trasfondo de los acontecimientos; y no sólo la ida, la vuelta también.

¿Qué es la calidad en un portal profesional?

La calidad es una característica que le dota de uniformidad, estabilidad y fiabilidad. Se trata de atender a lo que ocurre y darle la óptica específica que sirva a ese concreto profesional. En estos tiempos el problema no es la información, sino cómo gestionarla. Un "hombre de leyes" no puede permitirse el lujo de leer todo lo que cae en sus manos, porque las horas del día son limitadas; y carece de sentido emplear tiempo en lecturas que pueden deformar la perspectiva de determinados acontecimientos.

Creo que la Actualidad en Legal Today tiene calidad. Trata bien al usuario porque se identifica con él.

¿El Derecho tiene ideología?

Las leyes tienen grandes adherencias ideológicas y, leyéndolas, puede adivinarse qué estaba pasando en los momentos de redacción de los textos. No se trata de negar el principio "ubi societas ibi ius", pero sí de desvincular necesariamente ius de lex.

Desde mi punto de vista, se legisla exageradamente, y por reacción. Hacerlo así es crear una debilidad de los sistemas jurídicos de la que en realidad no adolecen. Legislar es barato: el papel lo aguanta todo, y las votaciones no encarecen los gastos estatales. Lo difícil y comprometido es reciclar a los profesionales, implementar medidas tecnológicas, hacer estudiar a la gente; y extender la cultura del estudio y del esfuerzo.

Por otro lado, hay que reconocer que es difícil actuar prescindiendo de lo que vivimos desde el punto de vista social y de nuestra historia personal; aunque de todos modos los políticos deberían hacer un esfuerzo extremo por abstraerse de ello.

Ya es bastante costoso que no exista diferenciación práctica entre legislativo y ejecutivo como para que, además, la sociedad tenga que asumir que la legislación va a remolque de lo que va pasando. A veces, leyendo el periódico o viendo programas de televisión acerca de cuestiones políticas viene a la cabeza esa frase tan conocida de Groucho Marx: "estos son mis principios, pero si no le gusta tengo otros".

¿Puede incluirse Legal Today en las TIC que se utilizan en un despacho?

Yo lo haría. Como dijo Juan Carlos Franquet, el portal puede ser un instrumento útil y eficaz para el abogado. Tal y como se está planteando el mundo jurídico, desde un despacho pequeño a otro de grandes dimensiones, se imponen nuevos puntos de vista y estilos de gestión; y el abogado debe tener en cuenta lo que ocurre cada día porque es un escenario complejo. Las nuevas tecnologías juegan un papel definitivo por su inmediatez, comodidad de acceso y, en el caso de Legal Today, absoluta disponibilidad sin coste. Parafraseando al Sr. Franquet, "Legal Today será su compañero de viaje en esta apasionante era de la comunicación".

Tanto la abundancia de links entre una noticia y otra, como la frecuente posibilidad de descargar la legislación de la que se habla lo veo definitivamente útil para un profesional; o para alguien que le interese lo que ocurre en el mundo jurídico.

¿Qué cree que, hasta ahora, ha aportado la Actualidad de Legal Today a la información diaria?

Queremos prestar atención a los retos jurídicos que se plantean cada vez con más fuerza. Creo que la propiedad intelectual de los contenidos on line, la protección de datos, las redes P2P, la globalización, las nuevas fuentes de energía, fusiones de empresas, crisis económica y las contaminaciones políticas en la justicia generan un interés grande. La sección de Actualidad trata de ofrecerlo con orden, claridad y rigor.

Además, buscamos informar de la actividad legislativa en la Unión Europea. Es muy relevante, intenso y enriquecedor lo que se hace en Bruselas y Estrasburgo. Hay mucha gente que trabaja y se sacrifica con gran sentido de servicio público desde allí.

Aparte de todas estas cosas novedosas desde el punto de vista jurídico, últimamente, la profesión de abogado está experimentando diversos reajustes tanto desde instituciones supranacionales -la UE y determinadas normas que le afectan y España tiene que trasponer en breve plazo- como desde los tribunales -la inclusión de tiempos de espera y desplazamientos en la jornada, la "cuota litis" en la minuta, etc.-. Si un profesional quiere aclararse rápidamente, sin tener que dedicar parte de su valioso tiempo a pelear con informaciones desenfocadas; puede entrar en Legal Today.

Otro de los valores que identifico es que es una web que no esclaviza al usuario: los contenidos pueden reconsultarse y buscarse con tranquilidad en cualquier momento; y visualizarse por días. Legal Today no añade tensión al abogado, sino que le da un instrumento cordial de trabajo.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.