LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

04/10/2022. 16:29:36

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Jesús Banegas Núñez, presidente de AETIC

“La justicia es la gran olvidada de las TIC en la Administración de nuestro Estado”

Legal Today

"Todas las relaciones presenciales de los ciudadanos con las administraciones públicas deben pasar a ser telemáticas" "En todo caso, al sector TIC y a la economía española, le convendrían un marco de relaciones laborales más flexible"

Jesús Banegas Núñez es Presidente de AETIC, miembro del Comité Ejecutivo de la CEOE y presidente de su Comisión de la Unión Europea. Banegas es uno de los mayores expertos del rubro en Europa. Doctor en Ciencias Económicas e Ingeniero por la UCM, es un directivo con amplia experiencia en los ámbitos industrial e internacional, así como en alianzas corporativas. Durante más de veinte años ha ocupado puestos de la máxima responsabilidad en las más importantes industrias de telecomunicaciones (Standard Eléctrica, Telettra Española, Telefónica Sistemas, Amper). Es fundador y presidente de IP SISTEMAS (Ingeniería avanzada TIC) y FONYTEL (tecnologías multimedia y desarrollos CTI), y consejero del ICEX (Instituto Español de Comercio Exterior).

La justicia es la gran olvidada de las TIC en la Administración de nuestro Estado

¿Está relacionado el futuro de la ciencia jurídica con las nuevas tecnologías?

Casi nada puede -¡felizmente!- librarse de las TIC:  la ciencia, la educación, la salud, ni la ciencia jurídica podemos imaginarlas sin las nuevas tecnologías. En este último caso porque el acceso a su legado histórico, la difusión de las novedades, la facilidad creativa de novedades… y tantos otros aspectos de la vida jurídica están ya, y lo estarán más en el futuro, indisolublemente unidos con las TIC.

 

¿Cómo pueden las nuevas tecnologías mejorar la calidad de la justicia española?

Me parece impensable progreso alguno de la administración de justicia que no pase necesariamente por las TIC. Además de facilitar y mejorar el trabajo de los jueces y demás profesionales de la justicia, las TIC ofrecen mayor seguridad jurídica porque, entre otros aspectos,  los errores humanos son menores y más fácilmente subsanables. También, y sobre todo, por la  agilidad y, por tanto, rapidez en la administración de la misma. Creo que la justicia, absurdamente, está siendo la gran olvidada de las TIC en la Administración de nuestro Estado, cuando debiera ocupar -por su delicada naturaleza- un lugar prioritario.

 

¿Qué reformas legislativas propondría para mejorar el acceso de la ciudadanía las nuevas tecnologías?

La primera, eliminar progresivamente pero a plazos fijos -cortos, por supuesto- todas las relaciones presenciales de los ciudadanos con las administraciones públicas. Deben pasar a ser telemáticas. El papel, y muy especialmente ¡el de calco! del que tanto se sigue abusando (por ejemplo, en el Ayuntamiento de Madrid) debiera quedar abolido. Salvo para imprimir el resultado de las gestiones o para atender a personas que por edad u otras buenas razones merezcan un "tratamiento a la antigua", todas las relaciones tendrían que ser digitales.

 

¿Considera usted que los Colegios de Abogados y las organizaciones jurídicas de España apuestan por la innovación tecnológica? ¿Y los despachos de abogados?

Sí. Hoy no sería posible el desempeño de la labor de un jurista, ya sea abogado, juez, o notario, sin las TIC. Las actividades más sometidas a la competencia, como las relacionadas con abogados y notarios, son las más innovadoras tecnológicamente porque sin las TIC no podrían competir con éxito.

 

El uso de internet, ¿está regulado de manera adecuada?

¿Por qué tendría que estar regulado, con lo bien que nos va sin regulación? Toda nueva tecnología, además de servir para hacer el bien, puede ser utilizada para el mal. Internet es una herramienta y como tal no me parece oportuno que tenga regulado su uso. Aunque un martillo y un cuchillo pueden ser utilizados para cometer delitos, a nadie se le ha ocurrido regular su uso; aunque si  es indebido, será la justicia -ex post- la que actúe.

 

¿Hasta qué punto la piratería afecta la difusión de las nuevas tecnologías?

Paradójicamente ayuda -ilegalmente- a difundirlas. Internet, junto con la digitalización de todo tipo de contenidos, ha facilitado las copias -que ahora son iguales que los originales- de obras legítimamente sometidas a derechos de propiedad privada, y como consecuencia están poniendo en cuestión la gestión de tales derechos. Uno de los mayores desafíos de la nueva era digital es la construcción del nuevo edificio institucional de la propiedad intelectual, porque el de la era industrial ha quedado obsoleto. Es esencial encontrar respuestas -creo que la solución será plural- para que los incentivos a la creatividad sigan vigentes y con ellos la máxima expansión de ésta. Habrá que perseguir judicialmente a los infractores, educar a la gente en el respeto de la propiedad ajena, usar sistemas tecnológicos que protejan los contenidos y, sobre todo, desarrollar nuevas formas de explotación económica en red de los contenidos digitales.

 

Las leyes que tenemos, ¿son adecuadas para incrementar la sociedad de la información?

Aunque caben mejoras legislativas, España está bien posicionada, incluso avanzada en muchos casos en cuanto a legislación para la Sociedad de la Información. La última ley de Impulso de la Sociedad de la Información, es un buen ejemplo.

 

La crisis económica ¿implica una caída del empleo tecnológico? ¿Algún tipo de medida legal puede ayudar a sortear este problema? ¿Cómo mejorar la política laboral en el sector electrónico?

El sector tecnológico es el que menos problemas de empleo tiene en tiempos de crisis en términos comparativos, porque sus destrezas profesionales tienen más futuro que las de los demás. Otra cuestión es el ajuste entre la demanda y la oferta, que no siempre es fácil que se dé. En todo caso, al sector TIC y a la economía española, le convendrían un marco de relaciones laborales más flexible y con capacidad de adaptación a los cambios que el actual, que resulta anacrónico.

 

Desde el punto de vista de la regulación, ¿a qué retos tiene que enfrentarse el sector audiovisual en España?

Pueden resumirse en "el manifiesto" presentado el pasado 9 de febrero, en presencia del presidente de la CEOE y de los líderes de la  industria eTIC, que engloba una actividad que supera los 100.000 millones de euros; más de 350.000 empleos directos y varios millones de indirectos, e inversiones en I+D de 2.500 millones de euros equivalentes a un tercio del total privado nacional. En el mismo ofrecimos  nuestra visión de futuro y urgimos a que se aprovechen las actuales circunstancias para hacer los cambios necesarios en nuestro sistema productivo que posibiliten empleos de calidad y situar a España en el lugar que le corresponde dentro del concierto de las naciones avanzadas. Se trata de mover a nuestros conciudadanos desde el temor a la esperanza de manos de las TIC. Y ello es posible.

Para tal fin es necesario y perentorio avanzar decidida y simultáneamente en:

  • La inversión en infraestructuras.
  • Mayores equipamientos eTIC en nuestros hogares.
  • Empresas y Administraciones Pública.
  • El impulso de nuestra oferta nacional de tecnología y contenidos.
  • El fomento de la demanda desde todos los ámbitos; incluidas las Administraciones Públicas.
  • La transmisión de la utilidad que las eTIC tienen para ciudadanos y empresas.
  • La sostenibilidad en materia de ahorro energético y medio ambiente.

Y todo ello hasta liderar o, al menos, converger con los países europeos más avanzados.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.