LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

02/03/2024. 14:34:48

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Entrevista a David López Medina. Director Jurídico en J. García Carrión S.A. Primer comerciante de vino de Europa por ventas, y el quinto del mundo.

“Los abogados in house del futuro tendrán que tener habilidades tecnológicas y ser líderes en trasladar los valores éticos de la empresa”

Legal Today
David López Medina

    “El abogado in house ha pasado de ser un ejecutor de tareas legales a convertirse en un líder estratégico”

    David López Medina es secretario de Cumplen, Asociación de Profesionales de Cumplimiento Normativo y miembro del Consejo Asesor de la Fundación Haz, cuyo objetivo es fortalecer la confianza en las instituciones y empresas promoviendo la transparencia, buen gobierno y compromiso social. David asistió al Congreso Aranzadi de Abogados in House, celebrado en la sede de ICADE los pasados 16 y 17 de noviembre.

    1. ¿Cree que el papel del abogado in house está teniendo cada vez más relevancia en la propia organización de la compañía?

    SÍ. El abogado in house ha pasado de ser un ejecutor de tareas legales a convertirse en un líder estratégico. En los distintos sectores en los que he trabajado como director jurídico, he ido viendo cómo la relevancia de este puesto ha ido creciendo, siendo ahora un experto híbrido que combina conocimientos legales específicos de su sector, con habilidades tecnológicas y éticas. En el escenario empresarial, la cercanía con los asuntos internos de la empresa permite una comprensión más profunda de los desafíos legales a los que se enfrenta su modelo de negocio y su rol es esencial para la ayuda en la toma de decisiones estratégicas de la dirección y los órganos de gobierno.

    Además, en entornos o épocas de constante cambio, los abogados in house se destacan aportando certeza. La habilidad para anticipar y adaptarse a las complejidades legales en entorno cambiantes es cada vez más valorada, y los convierte en pilares de estabilidad en medio de la incertidumbre empresarial y ante la complejidad normativa de sectores regulados.

    En la industria alimentaria, el rol del abogado in house es crucial. La naturaleza regulada y dinámica del sector requiere una comprensión profunda de los desafíos legales, que van desde normativas alimentarias novedosas, a nuevas obligaciones en materia medioambiental, de reciclado o sostenibilidad.

    El abogado interno es un pilar en dar estabilidad en el largo plazo a la empresa y su modelo de negocio, y debe ser consciente de que, al velar por la actuación responsable de la empresa con su entorno y grupos de interés, salvaguarda también un valor de consumo de sus clientes; siendo una pieza clave para la sostenibilidad del negocio.

    2. ¿En qué pilares se basa y qué tipo de temas se ponen en común en la relación de los in house con el abogado externo de despacho?

    Se basa en la confianza, comunicación abierta y alineación de objetivos, búsqueda del expertise requerido, y el valor añadido que puedan aportar. El abogado in house aporta conocimientos específicos de su sector, mientras que los abogados externos proporcionan recursos adicionales o conocimiento en áreas normalmente ajenas al día a día de la empresa. En el contexto de nuestra empresa alimentaria, el rol del abogado interno va más allá de la simple comprensión legal. Su experiencia especializada en los intricados aspectos legales de la industria alimentaria lo posiciona como un experto valioso. Mientras que el abogado externo aporta un complemento estratégico, especializado y una perspectiva enriquecedora, que refuerza la capacidad del abogado interno para abordar desafíos legales con versatilidad y profundidad. Juntos forman un equipo legal robusto capaz de afrontar cualquier escenario con solidez y eficiencia.

    3. ¿Cómo ve a los in house del futuro? ¿Qué deben tener que ahora no se exige y cómo se van a transformar?

    Los abogados in house del futuro tendrán que tener habilidades tecnológicas y ser líderes en trasladar los valores éticos de la empresa. La demanda de habilidades legales combinadas con conocimientos técnicos será alta. La incorporación de ingenieros informáticos o expertos en ciencias de datos en equipos multidisciplinares permitirá una comprensión más profunda de las implicaciones tecnológicas y la capacidad de colaborar en soluciones innovadoras.

    Será normal colaborar estrechamente con ingenieros informáticos, analistas de datos  y los responsable de los departamentos de ética y compliance para anticipar riesgos, automatizar procesos y garantizar el cumplimiento. Tendrán que ser más versátiles, no solo legalmente, sino también en habilidades en entornos culturales diversos y en la resolución de problemas complejos. La transformación podría incluir un enfoque más proactivo en la prevención de problemas legales y una mayor integración en equipos multidisciplinares, y un enfoque a gestión de procesos y proyectos.

    Dada la creciente importancia de la ética en la implementación de tecnologías legales, podríamos ver la introducción de roles especializados en ética tecnológica, campo que ahora puede caer también en compliance. Estos profesionales trabajarían en estrecha colaboración con los equipos legales e informáticos para garantizar prácticas éticas y responsables. La IA está transformando el panorama legal. En el futuro, el abogado in house se centrará menos en tareas rutinarias, gracias a la automatización, permitiéndole enfocarse en ser un verdadero socio estratégico para el negocio. La capacidad de utilizar la IA para prever riesgos y tomar decisiones más informadas será fundamental.

    La evolución hacia el fin del abogado tradicional no implica su obsolescencia, sino una redefinición de roles. El abogado in house tendrá que seguir siendo un auténtico business partner, capaz de entender las necesidades comerciales y traducirlas en estrategias legales efectivas.

    Con el aumento de normativas y jurisdicciones, la prevención seguirá siendo prioritaria. El abogado interno debe ser proactivo en la identificación de posibles riesgos, implementando medidas preventivas y estandarizando prácticas para garantizar el cumplimiento en un entorno legal cada vez más complejo.

    En un mundo cada vez más conectado, la privacidad se vuelve también un bien preciado. La ley debe evolucionar para abordar las implicaciones éticas de la recopilación masiva de datos. Además, la lucha contra la desinformación requerirá nuevas herramientas legales para discernir entre la información veraz y falsa. No nos vamos a aburrir.

    Valora este contenido.

    Puntuación:

    Sé el primero en puntuar este contenido.