LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

05/12/2022. 11:23:29

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Entrevista a Isabel López Ramos, experta en Derecho de Extranjería

“Los inmigrantes son el chivo expiatorio de los problemas de este país”

Legal Today

"Regularizar situaciones en materia de extranjería se ha vuelto imposible" "Sólo con el aumento del plazo en un centro de internamiento, sin entrar en otras cuestiones, la directiva europea ataca los más básicos derechos del ser humano" "El camino legal para obtener cualquier tipo de autorización es duro, es desesperante, muy lento, ilógicamente burocrático, y en ningún momento un trámite fácil" "El tema de la reagrupación es uno de los más vergonzosos en la extranjería de este país" "Si se elimina la reagrupación familiar, como está concebida, se incurrirá en inconstitucionalidad" "La Ley de Extranjería, que ha sufrido mayor número de modificaciones que cualquier otra ley en el campo del derecho en España, necesita de una homogenización en un solo cuerpo legal, y no los continuos ‘parches' y ‘arreglos' sobre situaciones concretas y circunstanciales que crean confusión en la aplicación" "Una guerra de visados significaría cerrar fronteras entre países y traería consecuencias muy negativas a todos los niveles" "Si un extranjero vive en España, consume en España, evoluciona en España, forma una familia, escolariza a sus hijos, paga sus impuestos, cotiza a la Seguridad Social, compra inmuebles, etc., debe poder participar en la vida política"  

Es española, licenciada en Derecho por la Universidad Complutense y por la Universidad Europea de Madrid, Presidenta de la Asociación Naku Penda (orientada a la integración de los extranjeros en España) y abogada del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. También es abogada del Turno de Oficio en materia de extranjería y violencia de género y ha trabajado en diversas ONG’s vinculadas al tema de la inmigración. Tiene desarrollado al máximo el sentido de la solidaridad y le interesa sobremanera ese grupo de personas que algunos, desgraciadamente, siempre llamarán “extranjeros”. “Cuanto más conozcamos lo que hay fuera de nuestras casas y nuestras fronteras más rica será nuestra vida”, afirma. De los inmigrantes, le llamó la atención su fuerza de voluntad, su valor, y cómo se les despoja de su dignidad cuando intentan sobrevivir y prosperar. Abrió su propio despacho en 2003 y desde entonces se ha convertido en uno de los referentes en la defensa de los inmigrantes en España.

Isabel López Ramos

¿Se ha endurecido la política del gobierno sobre el tema de la inmigración?

En los últimos meses, y aunque no se esté reflejando en los medios de comunicación, están sucediendo acciones de restricción como no había conocido antes, denegando las solicitudes para obtener autorizaciones de trabajo, o residencia, sin motivos legítimos, ni aparentemente insalvables. En el último año, conseguir regularizar situaciones en materia de extranjería se está volviendo en la práctica, imposible.

 

Con frecuencia se afirma que el derecho a reagrupar ad infinitud a los padres y suegros no es posible si queremos un Estado de Bienestar viable. Sin embargo, ¿hasta qué punto piensa el gobierno restringir este tema? ¿Cinco años es un primer paso para luego eliminar del todo la posibilidad de reagrupación?

El tema de la reagrupación es uno de los más vergonzosos en la extranjería de este país. Un hijo con 18 años, no puede ser reagrupado porque no se considera menor, es decir, si quiere vivir con sus padres, deberá trabajar, no podrá estudiar si quiere tener "papeles" y eso afecta también a la sociedad en la que se va a integrar, que es la sociedad española. Con respecto a padres y suegros, el Estado del Bienestar se sostiene perfectamente si hay equilibrio y se toman las medidas oportunas contando los recursos existentes. No se  concibe que los extranjeros que trabajan, cotizan y pagan impuestos en España, tengan que contribuir a un Estado del Bienestar del que no se pueden beneficiar sus mayores pero sí los nuestros. ¿Por qué mi familia puede estar compuesta por abuelos, suegros, padres, primos… y la de un extranjero que vive en España debe reducirse a su cónyuge e hijos? No se puede pretender violar impunemente la Declaración de Derechos Humanos y la Ley Orgánica en materia de Extranjería: las personas tienen derecho a la vida familiar.

Si se elimina la reagrupación familiar, como está concebida, se incurrirá en inconstitucionalidad.

 

¿Sólo la ingeniería legal podrá detener el alud de la inmigración? ¿Qué reformas urgentes necesita la Ley de Extranjería?

No existe realmente ningún alud de la inmigración. No es cierto que estemos desbordados de inmigrantes y no hay ninguna situación crítica. La ingeniería legal puede detener la inmigración ilegal; el tráfico de seres humanos, la nueva esclavitud de este tiempo, pero sin la ayuda de intereses políticos y la colaboración de Gobiernos, Instituciones y Fuerzas de Seguridad, y sobre todo, sin colaboración internacional, no se podrá evitar que siga existiendo el flujo no controlado.

Por otra parte, la Ley de Extranjería, que ha sufrido mayor número de modificaciones que cualquier otra ley en el campo del derecho en España, necesita de una homogenización en un solo cuerpo legal, y no los continuos "parches" y "arreglos"  sobre situaciones concretas y circunstanciales que crean confusión en la aplicación.

Pero más que reformar la Ley de Extranjería nuevamente, impera la urgente necesidad de unir criterios: coordinación entre Ministerios, Delegaciones de Gobierno, Jefaturas de Policía, Jueces y todos aquellos órganos de la Administración que actúan en materia de inmigración; pues uno de los mayores obstáculos es conseguir respuestas similares para casos idénticos y la discrecionalidad en las decisiones de estos organismos hacen que no se respeten las garantías jurídicas en los procedimientos.

 

Si ponemos barreras legales para los inmigrantes, ¿no empezarán las represalias contra las empresas españolas en el extranjero y se iniciará una "guerra de visados"?

Por supuesto, si las barreras legales y no tan legales que se impongan a los extranjeros son abusivas y carentes de lógica razonable, los países extranjeros podrán actuar en consecuencia, y evidentemente, las primeras afectadas serán las empresas españolas. No hay que olvidar que estamos en un mundo global, y los intereses se vuelven globales también. Si un país entiende que estamos perjudicando que sus nacionales puedan acceder a un trabajo en nuestro país, cuando ello supone por ejemplo, la entrada de divisas a sus países de origen, no querrán beneficiarnos económicamente. Una guerra de visados significaría cerrar fronteras entre países y traería consecuencias muy negativas a todos los niveles.

 

¿Deben votar los inmigrantes ¿En qué casos? ¿Hay consenso para reformar la Ley Electoral?

Uno de los pilares fundamentales de los que habla la Ley de Extranjería, es la Integración. Debería por tanto, verse reflejado en todos los ámbitos de la vida de un extranjero en España. Si un extranjero vive en España, consume en España, evoluciona en España, forma una familia, escolariza a sus hijos, paga sus impuestos, cotiza a la Seguridad Social, compra inmuebles, etc., debe poder participar en la vida política. Los extranjeros que están integrados en nuestro país, que tienen en orden su situación administrativa, deberían votar, a nivel municipal y a nivel nacional, porque es éste el lugar en el que viven y son los primeros que quieren que ese lugar mejore, y no por ser extranjeros viven en ninguna burbuja, conocen, entienden y tienen criterios en muchos casos, más objetivos y con menos contenido histórico, que los propios nacionales.

 

La idea es que cada vez sea más difícil venir a España sin contrato. ¿No está ello reflejado de una manera adecuada en la ley?

Qué duda cabe que las leyes siempre son susceptibles de mejorar, la ley no es todopoderosa, es más importante la aplicación de la ley. Venir a España con contrato, o con otro tipo de situación reconocida (estancia para estudiar, por ejemplo), puede ser satisfactoria si los flujos migratorios se gestionan adecuadamente, si se tienen en cuenta los factores españoles y los que concurren en cada país de origen.

 

¿Tendremos que flexibilizar más el mercado laboral para dar cabida a los inmigrantes?

Tendremos que flexibilizar el mercado laboral para que se adecue a las circunstancias reales; a los inmigrantes, a los jóvenes que no cursan estudios superiores, a las familias que quieren compatibilizar trabajo y vida profesional…, se trata de optimizar los recursos, los inmigrantes, ni hunden, ni salvan la economía española. Participan en ella como todos los demás.

Por otra parte, una medida inteligente sería aprovechar las capacidades de los extranjeros que se pueden incorporar a ciertos puestos de trabajo y que tienen vetados, como son las oposiciones para ocupaciones sin gran relevancia, (el caso de profesores de enseñanza secundaria, que pueden trabajar como interinos pero no pueden opositar a una plaza fija), y los tiempos de homologación de títulos universitarios, que obligan a personas cualificadas a no desarrollar sus profesiones, con lo cual, se está desperdiciando un valioso capital humano. 

 

¿Existe una instrumentalización de los inmigrantes por parte de los partidos políticos?

Absolutamente sí. Los inmigrantes son el chivo expiatorio de los problemas de este país. Son los responsables de la criminalidad cuando interesa, los grandes beneficiarios de las políticas de integración cuando hay que justificar acciones sociales, los culpables de la crisis económica. Todos los partidos políticos, sin excepción, en mayor o menor medida utilizan la inmigración en su beneficio.

 

¿Se vulneran los derechos humanos con la directiva de retorno de los inmigrantes ilegales de la Unión Europea?

Para empezar, nunca se puede relacionar el término inmigrante (que es una persona) con el término ilegal. Son personas irregulares, que no cumplen con una normativa administrativa de un país. La directiva de retorno, como está planteada en su mayoría, vulnera los derechos humanos. No se puede imponer una pena privativa de libertad en un centro de internamiento, que a todos los efectos es una prisión, a una persona por infringir un precepto administrativo como es no "tener papeles". El símil sería que me internaran en una prisión por tener una sola multa de tráfico. Sólo con el aumento del plazo en un centro de internamiento, sin entrar en otras cuestiones, la directiva europea ataca los más básicos derechos del ser humano.

 

Como abogada experta en estos temas, tiene que haber atendido los más diversos casos. Ahora bien, ¿es dramático el camino legal que tienen que recorrer los inmigrantes en España para obtener los papeles?

Después de muchos años, y muchas personas diferentes, hay algo común en todos ellos: son extraordinariamente fuertes y sólo por eso, merecen todo nuestro respeto. El camino legal para obtener cualquier tipo de autorización es duro, es desesperante, muy lento, ilógicamente burocrático, y en ningún momento un trámite fácil. Muchos de nosotros, no pasaríamos por ese camino voluntariamente. El coste, sobretodo, personal, es muy elevado.

 

Los nietos de los españoles que emigraron tras la guerra civil podrán pedir la nacionalidad española. ¿Esperamos un alud de retornos? ¿No favorece ello una nueva ola de inmigración?

No todos los nietos de españoles están interesados en venir a España. Muchos de los que solicitarán la nacionalidad española se sienten en parte españoles, pues han heredado la cultura a través de sus familiares. La mayoría de esas personas, podrían obtener la nacionalidad a través de la residencia española. Creo  que será un acto más simbólico que real el de estos casos.

 

¿Qué recomendación le daría a aquellos que quieren venir a España a trabajar? ¿Y a los políticos que llevan el tema de la inmigración?

España no es un país donde se obtenga nada sin esfuerzo. Si pudiera dar un consejo a todos aquellos que quieren venir, les insistiría en que hagan bien las cosas. Que vengan con un contrato fiable de trabajo, que cuenten con apoyo económico para los comienzos, que estudien muy bien la vida que van a vivir aquí, que sopesen los pros y los contras de dejar su tierra, sus costumbres y su familia. No es nada fácil llegar a España y prosperar en un corto periodo de tiempo. Es una inversión muy grande y hay que hacerlo cubierto y con todas las garantías posibles. A los políticos, sólo les puedo remitir a la Ley de Extranjería. Que lleven a cabo los tres pilares que están reflejados: Integración, Control de flujos y Desarrollo en los países de origen.

 

¿Puede hablarse de crisis judicial y de politización de la justicia?

Imagino que como en todas las altas esferas, la politización existe. Pero sí quisiera apelar al sentido de la responsabilidad de los jueces con los temas de la inmigración, y es que, en este campo, igual que en los demás, detrás de cada asunto, hay PERSONAS.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.