LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

08/02/2023. 04:04:53

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Iñigo Gómez-Jordana, Socio director del despacho Allen & Overy en España

“Los jueces se ven sometidos a una presión considerable”

Legal Today

"Decidí convertirme en abogado de una firma internacional tras mi paso por las Universidades de Nueva York (NYU) y Londres (London School of Economics). En ambas tuve la oportunidad de estudiar el mundo económico legal de los mercados financieros en dos de sus plazas más relevantes" "El abogado hoy en día se ve obligado a desarrollar una mayor sensibilidad por las técnicas transaccionales y la cultura jurídica de otros países con los que se ve obligado a interactuar" "Los despachos que han diversificado su oferta a áreas asociadas con las reestructuraciones empresariales están mejor posicionados para asumir la relativa paralización de otras áreas que tradicionalmente han dependido de la concesión de créditos" "La sociedad traslada sobre los jueces sus debates sociales influenciando negativamente en su necesaria independencia" "Sí es posible hablar de una globalización del derecho en determinados ámbitos"

Está considerado como uno de los directores de despacho más influyentes en el mundo jurídico español. Y se ha ganado el reconocimiento de una profesión que suele ser parca en elogios. Para bien de la abogacía española y luto de la diplomacia, Iñigo Gómez-Jordana, durante su estancia en Nueva York y Londres decidió cambiar la embajada por el foro. Y de ello sólo se lamentan sus competidores. Por lo demás, Gómez-Jordana se ha convertido en uno de los puntales del boom de la abogacía española, representándonos con honor en el panorama jurídico global. Cree que es posible hablar de una globalización del derecho en determinados ámbitos y que urge desarrollar una nueva sensibilidad por la cultura jurídica de los países con los que hemos de negociar. Y, en Allen & Overy, lo está llevando a cabo.

Los jueces se ven sometidos a una presión considerable

¿A qué retos inmediatos tiene que enfrentarse el mercado jurídico español? ¿Y Allen & Overy?

No es fácil identificar los retos a los que se enfrenta el sector, pero sí advertir algunas tendencias:

–    El mercado se globaliza (la crisis financiera que vivimos en la actualidad es una nueva muestra de ello).

–    Las normas jurídicas responden, en el ámbito económico, a un mismo patrón o filosofía.

–    Las empresas refuerzan sus estrategias de implantación internacional.

Todo lo anterior exige sólidos conocimientos locales al tiempo que fuerte implicación internacional.

Esta combinación debe ser el reto de cualquier firma, y lo es desde luego de Allen & Overy.

 

¿Cómo decidió convertirse en abogado de una gran firma? Tengo entendido que a usted le interesaba ingresar en un organismo internacional como la ONU y desarrollar su carrera en ese ámbito.

Decidí convertirme en abogado de una firma internacional de abogados tras mi paso por las Universidades de Nueva York (NYU) y Londres (London School of Economics). En ambas tuve la oportunidad de estudiar el mundo económico legal de los mercados financieros en dos de sus plazas más relevantes. Esto atrajo mi interés. Es cierto que, cuando empecé mi carrera pensé ser diplomático o funcionario internacional, en parte al menos por mis antecedentes familiares (mi padre y mi abuelo fueron diplomáticos).

 

Se habla continuamente de un cambio de paradigma en el ejercicio de la profesión. En este sentido, ¿cómo considera usted que ha de ser el abogado del nuevo milenio?

Se ha producido ya ese cambio de paradigma. Los despachos de abogados agrupan a profesionales de distintas disciplinas que ofrecen a los clientes especialización en distintas áreas del derecho que han impuesto una regulación exhaustiva y en constante cambio sobre las materias sobre las que se proyectan. Junto con esto, el abogado hoy en día se ve obligado a desarrollar una mayor sensibilidad por las técnicas transaccionales y la cultura jurídica de otros países con los que se ve obligado a interactuar.

 

¿Qué modelo de despacho terminará por imponerse en la península? ¿O hay sitio para todos?

Es difícil contestar a esta pregunta. Creo que hay sitio para todos siempre y cuando cada uno tenga claro el modelo de negocio que desea desarrollar de acuerdo con sus capacidades y ambiciones. No todos los despachos aspirarán a servir a los mismos clientes ni en todos los mercados en los que estos clientes operan. Por eso, la clave está en la correcta definición del modelo de negocio.

 

Las facultades de derecho de España ¿preparan a los alumnos para los nuevos retos de la abogacía del siglo XXI?

No conozco todas las facultades de derecho de España pero tengo la sensación de que no es así. Las facultades deben fomentar el trabajo en prácticas y desde luego cuando esto no sea posible, las prácticas en los cursos que en ellas se imparten. Sólo de esta manera saldrán alumnos con la mínima imprescindible sensibilidad por los problemas que plantea la profesión de abogado.

 

¿Puede afirmarse que la crisis económica repercutirá en el desenvolvimiento de las firmas españolas? ¿Ya está sucediendo?

La crisis económica afecta a todos aquéllos que intervienen en los mercados, si bien, con distinta incidencia en unos y otros. Los despachos que han diversificado su oferta a áreas asociadas con las reestructuraciones empresariales están mejor posicionados para asumir la relativa paralización de otras áreas que tradicionalmente han dependido de la concesión de créditos. En este momento no tengo datos para poder afirmar que las firmas españolas con las que competimos se estén viendo afectadas (negativa o positivamente) por la crisis económica.

 

¿Qué implica desde su punto de vista lograr la excelencia en los servicios del despacho?

Puede resumirse en lo siguiente; respetando las necesidades y aspiraciones de cada uno de los miembros del despacho, acertar siempre en las expectativas de nuestros clientes y ofrecerles las soluciones que necesitan y en busca de las cuales acuden a Allen & Overy.

 

¿Cabe hablar de politización de la justicia?

Los órganos de gobierno de la justicia española dependen de la designación de los representantes políticos. En la medida en que esto es así, es inevitable que dichos representantes, en alguna medida, puedan tener mayor identificación a unas u otras políticas. No obstante, debemos tener confianza en el buen criterio de quienes por sus conocimientos y contrastada experiencia asumen funciones de interés general.

 

¿Y de crisis judicial?

Hay crisis de medios en la justicia que en cierta medida hace la labor de los jueces manejable. La carencia de medios afecta al trabajo de cualquiera de nosotros y por eso los juzgados manifiestan considerables dificultades para acometer de forma ordenada su tarea.

Al margen de lo que son los medios a disposición de la judicatura, creo que la sociedad traslada sobre los jueces sus debates sociales influenciando negativamente en su necesaria independencia. Los jueces se ven sometidos a una presión considerable como personas que son y debería buscarse una solución para fomentar su independencia de criterio frente al debate social, que muchas veces nada tiene que ver con el derecho en lo que se refiere a las soluciones necesarias que éste puede (y debe) proporcionar.

 

Usted, de niño, vivió en países como Chile, Uruguay y Panamá. ¿Hasta qué punto el derecho transforma las culturas? ¿Es posible hablar de una globalización del derecho?

Viví en estos países, en los que mi padre era Embajador de España antes de iniciarme en los estudios del derecho, sin embargo, sí que he podido apreciar en todos ellos una identidad cultural en lo jurídico, en parte por la influencia de nuestra propia codificación. Sí es posible hablar de una globalización del derecho en determinados ámbitos; derecho mercantil, derecho de la competencia, derecho energético. No se trata en ninguna de estas disciplinas de la existencia de un código común de derechos y obligaciones sino más bien de una práctica común de estructurar y abordar por tanto operaciones que afectan a empresas (y por tanto a personas) de ámbito internacional.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.