LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

05/12/2022. 11:10:56

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

José María Balañá, Socio director de Lovells en Madrid

“No debería sorprender que algún despacho español se fusionara con uno internacional”

Legal Today

"En los próximos años seremos testigos de la reducción del número de contrataciones, alargamiento de las carreras profesionales y fusiones entre despachos para ganar tamaño" "Existen desajustes entre la formación que reciben los jóvenes abogados que llegan a nuestros despachos y las exigencias del mundo profesional. "Las firmas líderes españolas no tienen nada que envidiar a sus homónimas en Estados Unidos o Reino Unido en lo que a la prestación de servicios jurídicos se refiere" "Queda cierto camino por recorrer para que podamos hablar de auténticos despachos globales"

José María Balañá es el Socio Director de la oficina de Madrid de Lovells, especializada en el servicio doméstico, fusiones y adquisiciones, reestructuraciones, asesoramiento de empresas conjuntas y asesoría empresarial general. Balañá es considerado uno de los abogados españoles con mayor experiencia en el asesoramiento de complejas transacciones internacionales. Considera que en ningún país de nuestro entorno los despachos puramente nacionales tienen el peso que ostentan en España y que ello, a la larga, podría crear un clima de fusiones con otros despachos internacionales. Generosamente, ha accedido a responder a unas preguntas formuladas por Legal Today.

José María Balañá, Socio director de Lovells en Madrid

¿A qué retos inmediatos tiene que enfrentarse el mercado jurídico español?

Los principales retos que, en mi opinión, debe afrontar el mercado jurídico español son, por una parte, la crisis económica y sus múltiples derivaciones y, por otra, la internacionalización de sus despachos.

 

El tema de la responsabilidad social corporativa comienza a desarrollarse en los despachos. ¿Qué piensa de estas iniciativas?

El desarrollo de la responsabilidad corporativa (RC) es todavía incipiente en nuestro país, no sólo en el ámbito de despachos de abogados sin también entre los grandes grupos empresariales, tal como se ha puesto de manifiesto en un estudio recientemente publicado en relación a sociedades del IBEX-35. Lamentablemente, todavía no existe un convencimiento sincero de que la RC es un factor esencial para el funcionamiento de la sociedad en su conjunto, como la reciente crisis nos ha hecho ver con toda crudeza. El comportamiento empresarial responsable únicamente reporta ventajas (económicas, éticas, medioambientales, etc.) no sólo a la sociedad sino también para los agentes económicos, incluidos los despachos de abogados.

 

Se habla continuamente de un cambio de paradigma en el ejercicio de la profesión. En este sentido, ¿cómo considera usted que ha de ser el abogado del nuevo milenio? ¿Y el socio director?

Creo que no se puede generalizar y poner bajo un mismo paraguas la gran variedad de tipos de ejercicio de la profesión de abogado. Si nos circunscribimos a lo que podríamos llamar la abogacía de los negocios o empresarial, el abogado tiene que entender bien a su cliente (su idioma, su cultura, el sector en el que opera, etc.) y darle un servicio jurídico de valor añadido que le ayude verdaderamente a gestionar el "riesgo legal".

Asimismo, auguro que el compromiso con el despacho, los clientes y la sociedad en general será un valor en auge en los próximos años.

En cuanto al socio director, destacaría su capacidad de escuchar como requisito imprescindible. El principal componente, casi me atrevería a decir que el único, de un despacho de abogados son personas: clientes, abogados, equipos de apoyo. El socio director debe saber escuchar, extraer conclusiones y, sobre las mismas, impulsar la toma de decisiones, a veces difíciles, cuidando al máximo la puntual y clara comunicación de las mismas.

 

¿Qué modelo de despacho terminará por imponerse en la península? ¿O hay sitio para todos?

El mercado jurídico español es, afortunadamente, lo suficientemente diverso y amplio para que puedan convivir en él modelos de despacho distintos. En mi opinión, lo verdaderamente importante para el éxito de un despacho, independientemente del modelo por el que se opte, es la coherencia de las decisiones y políticas que se adopten con el modelo elegido.

 

Las facultades de derecho de España ¿preparan a los alumnos para los nuevos retos de la abogacía del siglo XXI?

Por regla general, todavía existen desajustes entre la formación que reciben los jóvenes abogados que llegan a nuestros despachos y las exigencias del mundo profesional. Un buen ejemplo es el conocimiento del inglés. Aunque podría pensarse lo contrario, todavía queda mucho por hacer en este terreno.

 

¿Puede afirmarse que la crisis económica repercutirá en el desenvolvimiento de las firmas españolas?

Con la excepción de aquellos despachos especializados en lo que podríamos llamar prácticas anticíclicas (concursal es el caso más claro), los despachos en España no se sustraerán a los efectos de la crisis. El grado de impacto de la misma dependerá de factores como el tamaño, grado de diversificación de áreas de práctica, el tipo de clientes, etc. Mi pronóstico es que en los próximos años seremos testigos de la reducción del número de contrataciones, alargamiento de las carreras profesionales y fusiones entre despachos para ganar tamaño.

 

¿Podemos hablar de una globalización del derecho? ¿Estados Unidos lleva la batuta en este proceso? ¿Hay una fuga de talento jurídico hacia los países anglosajones?

En determinadas áreas del Derecho (adquisiciones, financiaciones, mercado de valores, etc.), la influencia del mundo anglosajón es imparable. No obstante, el Derecho sigue teniendo un fuerte componente local que dificulta una auténtica globalización de la prestación del servicio. Es cierto que muchos jóvenes abogados españoles acuden a países anglosajones para formarse pero eso es algo distinto a lo que entendemos por "fuga de talento" dado que normalmente regresan a nuestro país.

 

¿Cuáles son los retos más importantes a los que tiene que enfrentarse el derecho de la propiedad industrial en España?

En los últimos años, España ha ganado una enorme solvencia como jurisdicción que protege los derechos de propiedad industrial. El principal reto es el de consolidar y aumentar el prestigio ganado: con jueces y tribunales impartiendo justicia de calidad con celeridad y abogados de inmejorable preparación.

 

Las firmas españolas ¿son competitivas frente a sus pares de Inglaterra o Estados Unidos?

Las firmas líderes españolas no tienen nada que envidiar a sus homónimas en Estados Unidos o Reino Unido en lo que a la prestación de servicios jurídicos se refiere. La principal diferencia entre los grandes despachos anglosajones y los españoles es lo que podríamos llamar el "mercado relevante". Los despachos españoles obtienen prácticamente la totalidad de sus ingresos en el mercado español o ibérico asesorando en Derecho español/portugués, mientras que las firmas anglosajonas tienen oficinas en muchos países del mundo y son capaces de prestar asesoramiento internacional.

 

¿Es posible hablar de auténticas firmas globales? ¿Tenemos despachos así en la península?

El proceso para la creación de firmas con presencia y capacidad de actuación en los principales centros de negocio del mundo ya se ha iniciado. No obstante, considero que todavía queda cierto camino por recorrer para que podamos hablar de auténticos despachos globales.

 

¿Se anima a predecir el futuro de la abogacía española? ¿Es razonable la expansión de los despachos españoles a otros mercados?

Tradicionalmente, los despachos españoles han centrado sus esfuerzos de inversión en el mercado español. En fechas recientes hemos visto como algunos han abierto oficinas en el extranjero, en la mayoría de los casos como cabecera de puente para canalizar asuntos y clientes hacia España. Es difícil predecir qué ocurrirá en los próximos años pero no debería sorprendernos que algún despacho español se fusionara con un despacho internacional, por ejemplo. De hecho, hay que tener en cuenta que en ningún país de nuestro entorno los despachos puramente nacionales tienen el peso que tienen en nuestro país.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.