LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

07/12/2022. 17:16:16

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

La tecnología no pide permiso (las personas tampoco)

CEO de Marketingnize

Los grandes retos y las nuevas tendencias a las que se enfrenta el sector deben de ser afrontados desde un punto de vista multidisciplinar e intergeneracional por medio del debate entre abogados jóvenes, abogados con una desarrollada carrera profesional, ingenieros, consultores, tecnólogos …

Ipad

A continuación, enumero algunos de estos retos:

    1.  "La tecnología no pide permiso": es un hecho constatado desde que el hombre inventó la rueda. Sin duda que, para obtener lo que deseamos. haya que hacer algún sacrificio por el camino.

    Aún recuerdo cuando un técnico informático utilizó estás mismas palabras en una de las empresas para las que trabajé hace unos años. Fue despedido. No por una máquina, sino por la iniciativa de alguna persona a la que no le gustó demasiado que alguien viniera a cambiar lo que "siempre se ha hecho así". La resistencia al cambio es un miedo que, dicho sea de paso, no contribuye en especial a la creación de ambientes motivadores en las firmas.

    El miedo, casi siempre irracional, impide que las organizaciones evolucionen. Quizás en esos momentos es conveniente volver a los principios estoicos, bien definidos por Epiceto, y dotar de coherencia y racionalidad a determinadas situaciones. La base de una buena estrategia es que exista una coherencia entre lo que se dice al cliente y lo que experimenta durante la prestación del servicio.

    Haya o no mártires del cambio tecnológico por el camino, esto nos lleva al siguiente punto:

    2. "Las personas tampoco pedimos permiso". El cementerio de las firmas, empresas, etc. está lleno de organizaciones que fueron consiguiendo que, poco a poco, el talento se fuera marchando a otros lugares en los que desarrollarse, incluidos otros países. Y si se quedaron, peor todavía. Como reza la siguiente máxima empresarial: "si te parece una pérdida de tiempo formar a los abogados con más talento para que, más tarde, dejen la organización, empieza a preocuparte de verdad por los que no lo tienen y se quedan dentro".

    Todo lo escrito en este punto daría lugar a escribir otro artículo titulado "Por qué ya no es atractivo ser socio de una firma de abogados".

    3. Los abogados seguirán siendo necesarios. Cuando hablamos de tecnología aplicada al sector – inteligencia artificial en la toma de decisiones, "Blockchain" como tecnología sobre la que se sustentan los procesos de ejecución de los "Smart Contracts" o cualquier otra – el eterno dilema sobre el papel del abogado, notario y demás agentes del sector, en este nuevo entorno, sobrevuela las cabezas de todo el mundo.

    Los abogados – y las personas en general – seguirán siendo necesarias es un mundo "Blockchain" y "Smart Contract". Podemos fiarnos de los oráculos[1], como el de Delfos y no como los utilizados en los "Smart Contracts", y ser más o menos pesimistas o entusiastas en torno a lo que supone el cambio tecnológico en los hábitos de trabajo y estilos de vida actuales, pero lo que está claro es que los conflictos (de momento) seguirán surgiendo entre humanos y deberán ser resueltos, normalmente "ex post", por la interpretación que se haga de la ley en cada caso, con la intervención de un abogado que defienda los intereses de su cliente.

    4. Por último, pero no por ello menos importante, los servicios jurídicos deben adoptar nuevas sistemáticas de trabajo en virtud de un mejor servicio al cliente.

    Lo que aporta y pueden aportar los, no tan nuevos (los primeros sistemas ERP ya empezaron a funcionar en la década de los años sesenta), sistemas de trabajo que utilizan software ERP, CRM y otras herramientas en el mundo de la abogacía pasa por una adaptación de los mismos al sector, no sólo desde el ámbito terminológico, sino desde la perspectiva desde la que fueron creados en el sector industrial para gestionar los recursos disponibles, entendiendo que la materia prima del abogado es la unidad de tiempo.

    Desde el afán por mejorar la eficiencia de la labor productiva del abogado, que se transmite al cliente sin pérdida de calidad en el servicio prestado, es donde los ERP[2] cobran sentido, de paso acabando con el fantasma del "low cost".



[1] Oráculo en la terminología del mundo "Block Chain" es aquel ente que ofrece una información de confianza que permite que se produzca un determinando evento en, por ejemplo, la ejecución de una línea de código de un "Smart Contract".

[2] ERP: del inglés "Enterprise Resource Management"

Si quieres disponer de toda la información y la opinión jurídica para estar al día, no pierdas
de vista a Actualidad Jurídica Aranzadi

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.