LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

04/03/2024. 17:48:27

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Cómo cambiar los beneficiarios de un seguro de vida: guía completa

Socio Director en Toro Abogados

Los beneficiarios en un seguro de vida son pilares fundamentales, ya que son quienes recibirán el respaldo financiero en caso de fallecimiento del titular. La posibilidad de cambiarlos es crucial ante cambios en la vida, como matrimonios, nacimientos o nuevos deseos sobre quiénes deben recibir ese amparo económico. Entender cómo cambiarlos es esencial para mantener actualizado y acorde el seguro con las necesidades y deseos actuales. 

¿Qué es un Beneficiario de Seguro de Vida? 

Un beneficiario de seguro de vida es la persona o entidad designada para recibir la indemnización de un seguro de vida en caso de fallecimiento del asegurado. Su papel principal es recibir la suma asegurada o los beneficios estipulados en la póliza una vez que el asegurado ha fallecido. Existen varios tipos de beneficiarios de seguros de vida: 

  1. Beneficiarios primarios: son aquellos que se designan como los primeros en recibir los beneficios del seguro de vida. En caso de fallecimiento del asegurado, el capital asegurado se otorga a estos beneficiarios. 
  1. Beneficiarios secundarios o contingentes: en el caso de que los beneficiarios primarios no estén disponibles o no puedan (o incluso no quieran) recibir los beneficios, los beneficiarios secundarios son aquellos que recibirán los beneficios del seguro de vida. 
  1. Beneficiarios irrevocables: cuando se designa a un beneficiario como irrevocable, no se puede cambiar sin su consentimiento. Esto significa que el propietario de la póliza no puede modificar la designación de beneficiario sin el acuerdo por escrito del beneficiario irrevocable. 

¿Por qué motivos se suelen modificar los beneficiarios de un seguro de vida? 

Cambiar los beneficiarios de un seguro de vida es algo que mucha gente hace cuando hay cambios significativos en sus vidas. Por ejemplo, cuando una persona se casa, es común querer que su pareja sea el principal beneficiario del seguro. Del mismo modo, la llegada de los hijos al mundo, a menudo motiva a las personas a actualizar sus beneficiarios para asegurarse de que estén protegidos en caso de cualquier eventualidad. 

El divorcio o la separación también son momentos en los que se revisan las designaciones de beneficiarios. Es natural querer ajustar quién recibirá los beneficios del seguro después de estos cambios en las relaciones personales. 

A veces, las personas también hacen cambios cuando un beneficiario designado fallece antes que el titular del seguro. En estos casos, es preciso actualizar la designación para garantizar que los beneficios vayan a quien se desea en ese momento. 

Así, cualquier cambio significativo en la vida personal, familiar o económica suele ser motivo para revisar y ajustar los beneficiarios del seguro de vida. Es una manera de asegurarse de que el dinero del seguro vaya a las personas que uno quiere proteger en caso de fallecimiento. 

¿Cómo se pueden modificar los beneficiarios de un seguro de vida? 

El titular del seguro tiene la libertad de elegir quién será el beneficiario de su póliza de seguro de vida, así como de modificar esta designación en cualquier momento, como lo establece el artículo 84 de la Ley de Contrato de Seguro. Esta flexibilidad permite ajustar los beneficiarios según las circunstancias cambiantes de la vida. 

Si decides cambiar al beneficiario de tu seguro de vida, el primer paso es contactar a tu compañía aseguradora. Por lo general, estas compañías tienen formularios específicos que prefieren que utilices para realizar dicho cambio. Además de los detalles de tu póliza, el formulario para cambiar al beneficiario suele requerir información identificativa adicional. 

Documentación para cambiar el beneficiario del seguro de vida 

Para cambiar al beneficiario de tu seguro de vida, normalmente necesitarás seguir algunos pasos y proporcionar cierta documentación. Estos pasos pueden variar según la compañía aseguradora, pero por lo general incluyen lo siguiente: 

  1. Formulario de cambio de beneficiario 
  1. Información de la póliza 
  1. Datos del nuevo beneficiario 
  1. Firma del titular de la póliza 
  1. Testigos o notario (si es necesario) 

¿Cómo tributa un seguro de vida en caso de fallecimiento? 

El cumplimiento de los compromisos establecidos en un contrato de seguro está sujeto al pago de impuestos que varían según la contingencia que se materialice y los detalles personales involucrados. Por ejemplo, los impuestos a abonar difieren en caso de invalidez, fallecimiento o supervivencia. Además, la carga impositiva varía dependiendo de quién sea el receptor del seguro de vida. 

En situaciones donde el tomador del seguro y el beneficiario no son la misma persona, se aplicará el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Por otro lado, cuando ambas figuras coinciden, la tributación se realizará a través del IRPF. 

¿Cuáles son los errores comunes al cambiar beneficiarios de una póliza? 

Al cambiar beneficiarios de una póliza, es fundamental mantener la información actualizada. Uno de los errores comunes es olvidar revisar y actualizar los detalles personales, como nombres, direcciones o información de contacto, lo que puede generar complicaciones al procesar reclamaciones. Además, no considerar restricciones legales o contractuales puede llevar a nombrar a beneficiarios no permitidos por la ley o el acuerdo de la póliza, invalidando la designación. 

Otro error es descuidar la documentación necesaria para el cambio. No completar o presentar incorrectamente los formularios requeridos puede retrasar el proceso o incluso invalidar la modificación. Además, omitir comunicar estos cambios a la compañía aseguradora puede dar lugar a pagos incorrectos o disputas entre los beneficiarios designados y aquellos mencionados en la documentación desactualizada, generando conflictos y demoras en la distribución de los fondos de la póliza. 

Conclusión 

Aunque puede parecer simple, esta acción conlleva implicaciones significativas que requieren atención meticulosa. Para asegurar que estos cambios se ajusten adecuadamente a la normativa vigente y a las cláusulas específicas del contrato, es aconsejable buscar la asesoría de un abogado especializado en asuntos de seguros.  

Un profesional con experiencia en este campo puede proporcionar orientación experta, asegurando que los cambios se implementen de manera adecuada, evitando posibles disputas legales y asegurando que los beneficios lleguen a los destinatarios designados sin inconvenientes. Esta medida no solo garantiza el cumplimiento normativo, sino que también protege los intereses del titular de la póliza y de sus beneficiarios, evitando hoy problemas de mañana.  

En Toro Abogados por ejemplo cuentan con más de 40 años de experiencia en la reclamación de seguros de vida a aseguradoras y puedes contactarles para una primera visita gratuita aquí.  

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.